ESPIONAJE

El CNI desvela la existencia de una red de espionaje cubano en España

Se centró especialmente en espiar a altos cargos del Gobierno de Francisco Camps

El CNI desvela la existencia de una red de espionaje cubano en España

Vista del complejo de instalaciones del Centro Nacional de Inteligencia en las afueras de Madrid.

ARCHIVO
Actualizada 08/06/2016 a las 18:36
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
Con pelos y señales. El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) se ha visto obligado a desvelar la existencia de una activa red de espionaje cubano en España para evitar que uno de sus "colaboradores" consiguiera la nacionalidad española. El CNI ha tenido que facilitar todo tipo de datos sobre esta trama que existe desde hace más de una década y que extiende sus tentáculos entre Valencia y Barcelona ante la Audiencia Nacional a fin de conseguir que los jueces vetarán la naturalización de este empresario cubano y que éste no pudiera alegar indefensión, tal y como venía haciendo. La red, de acuerdo con los documentos del CNI, llegó a recopilar información "tanto personal como profesional" de políticos españoles. El documento que -por primera vez y de forma oficial- constata la existencia de un entramado de espionaje castrista en España es una sentencia de la Audiencia Nacional del pasado abril, a la que ha tenido acceso este periódico, y que acaba de ser notificada a los servicios jurídicos del Estado. La Abogacía representó al Ministerio de Justicia y al CNI en este proceso en su empeño por negar la ciudadanía a este empresario asentado en Valencia por considerarlo un "riesgo la seguridad del Estado".

En esa resolución, cuyo ponente es el magistrado Francisco Díaz Fraile, la Audiencia Nacional da la razón a la Administración y confirma la negativa a nacionalizar al empresario cubano de 39 años, afincado en Valencia y a pesar de que el extranjero es residente en España desde 2000 (desde 2005 de forma legal), tiempo suficiente para otorgarle la ciudadanía. Para justificar su decisión, la sala hace público buena parte de un informe del CNI fechado el 3 de marzo de 2015 que afirma que el cubano, que regenta una conocida empresa de viajes en la capital del Turia, es una "estrecho colaborador" del espionaje castrista.

El CNI no escatima en datos en su informe, dejando al descubierto la red de espionaje cubana en España. "XXX reside en España desde el año 2000. Desde entonces ha dirigido un entramado empresarial de varias empresas vinculadas con agencias de viajes, asesoría jurídica y trámites documentales, relacionadas todas ellas directa o indirectamente con Cuba". En la sentencia se recoge el nombre de esas mercantiles.

CONTRAINTELIGENCIA

"XXX -desvela el CNI- ha recibido formación en contrainteligencia en la escuela de la Dirección General de Contrainteligencia (DGCI) cubana Hermanos Tamayo" uno de los principales centros de espionaje de la hoy renombrada como Dirección General de Inteligencia (DCI), el organismo del Ministerio del Interior (Minint) encargado sobre el papel de la seguridad interior, el contraespionaje de servicios extranjeros o la lucha contra la disidencia. En esa escuela, explica el informe del espionaje español, XXX "coincidió con el hijo del actual ministro del Interior cubano". "Aunque en estos momentos no es personal activo del Minint cubano, XXX colabora con éste a favor de intereses cubanos".

Explica el Centro Nacional de Inteligencia que en el año 2005, XXX "solicitó a un periodista español cercano a él la elaboración de perfiles de políticos españoles de la Generalitat Valenciana responsables de áreas de interés para los propósitos de la inteligencia cubana (inmigración y solidaridad)". Los fragmentos reproducidos en la sentencia no revelan qué altos cargos del Gobierno de Francisco Camps fueron objeto de seguimiento.

"Su objetivo era, tal y como él mismo manifestó, pasar esos informes a oficiales de inteligencia cubanos destacados en el consulado de Cuba en Barcelona, además de enviarlos a Cuba, al objeto de que utilizaran esa información en beneficio de Cuba y en su estrategia de obtención de financiación para proyectos cubanos en España que posibilitaran la realización de acciones de influencia", apunta el documento del CNI.

"La relación informativa con este periodista se mantuvo durante varios meses, obteniendo XXX durante este periodo (a cambio de una remuneración económica) información privada, tanto personal como profesional, sobre políticos de instituciones españolas", abundan los servicios de inteligencia españoles, que, una vez más, no dan nombres de los espiados. "Desde su llegada a España y hasta la actualidad XXX mantiene estrechas relaciones con miembros del despliegue diplomático vinculados al servicio de inteligencia cubano. Él mismo ha manifestado en diferentes círculos que colabora con los Servicios de Inteligencia cubanos, y varios miembros de la Dirección General de Inteligencia (DGI) cubana le señalan como 'estrecho colaborador' de éstos", concluye el dossier.
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra