Elecciones 26J

​Pablo Iglesias se proclama el líder de "la nueva socialdemocracia"

Convencido del 'sorpasso', tiende la mano al "viejo" PSOE y le pide que antes de decidir a quien apoya tras el 26-J consulte a su militancia

​Pablo Iglesias se proclama el líder de

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, antes del inicio de Fórum Europa.

AFP
Actualizada 07/06/2016 a las 07:07
  • COLPISA. MADRID
Pablo Iglesias dio este lunes un nuevo giro ideológico a su proyecto político. Hace dos años Podemos concurrió a las europeas como un partido de extrema izquierda decidido a acabar con la casta política que había arruinado España. Después, abrazó la transversalidad acuñada por Iñigo Errejón para convertirse en una fuerza que superaba la tradicional división ideológica entre izquierda y derecha. Ahora, su líder concurrirá a las elecciones del 26 de junio como abanderado de la nueva socialdemocracia.

Con esta apuesta Iglesias lanza una opa hostil sobre el tradicional electorado del PSOE, al que desde hace días se refiere en tono despectivo como la "vieja socialdemocracia". Según explicó el líder de Podemos durante un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, Unidos Podemos llega para ocupar el espacio que abandonaron el PSOE y sus correligionarios europeos cuando decidieron abrazar la tercera vía del ex primer ministro británico Tony Blair. Frente a un socialismo que se ha "subsumido" en el neoliberalismo, Iglesias aboga por recuperar una política fiscal más redistributiva, la mejora de las condiciones laborales, la defensa de los derechos civiles o la protección de las pensiones.

Podemos ya escamoteó a los socialistas cerca de 1,5 millones de votos en las generales de diciembre, un 22,3% de los apoyos que el PSOE obtuvo en las elecciones de 2011. Pero Iglesias quiere más. Cuantos más sufragios reste a Pedro Sánchez, mayores posibilidades existirán de lograr el ansiado 'sorpasso' y, lo que es más importante, de convertirse en la única alternativa de izquierda a un nuevo Gobierno del PP. El punto débil en la estrategia de Iglesias es que Unidos Podemos necesita al PSOE para el día después de las elecciones. El candidato de la formación morada se mueve sobre la delgada línea roja que separa su ambición por superar a los socialistas en votos y escaños de una posible debacle del PSOE que lastre las opciones de conformar una mayoría de izquierda que le lleve a la Moncloa.

El tildar al PSOE de 'vieja socialdemocracia' tampoco parece ser el mejor camino para ganarse su apoyo si se cumplen las expectativas electorales de Unidos Podemos. Máxime cuando las relaciones entre ambos partidos se encuentran bajo mínimos tras los múltiples desencuentros de los últimos meses. Iglesias es consciente de que tendrá muy complicado obtener el apoyo socialista para su investidura. Por eso pidió a Pedro Sánchez que anuncié antes de las elecciones con quién pactará tras las generales, sí con el PP o con las fuerzas del cambio. Temeroso de cuál pueda ser la elección, el candidato de Unidos Podemos instó PSOE que deje la decisión en manos de la militancia. Y es que, sostiene Iglesias, "cada vez que se ha preguntado a los votantes socialistas cuál es su opción preferida de gobierno siempre han preferido la opción de la coalición progresista".

DUDAS INTERNAS

El abrazo a la socialdemocracia de Pablo Iglesias no tuvo continuidad, al menos hoy, en el resto de dirigentes de Unidos Podemos. El primero que eludió ponerse esta etiqueta fue Alberto Garzón. El recién elegido coordinador general de IU siempre ha ido por delante con su condición de comunista. Y de ahí, ha asegurado en numerosas ocasiones, no le mueve nadie. Garzón no fue el único que rechazó hoy las etiquetas. Errejón ha huido de las ideologías desde el nacimiento de Podemos, una posición que le llevó a oponerse a la coalición con IU ante el temor de que el electorado moderado huya hacia otras opciones políticas al temer una radicalización de Podemos. En contra de la opinión de su jefe de filas, Errejón mantiene que "los comunistas y los socialdemócratas son especies del pasado". Frente a esta disparidad de opiniones, Iglesias trató de quitar hierro al componente ideológico. Especialmente en lo que se refiere a IU. Y para hacerlo aseguró que Karl Marx y Friedrich Engels eran socialdemócratas y no comunistas.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra