Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Elecciones 26J

​PSOE-Ciudadanos, 'un pacto de no agresión' en la precampaña

​Para el PSOE, Ciudadanos ha dejado de ser un foco de preocupación, por lo que prefiere volcarse en arremeter contra el PP y, en especial, contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, conversa con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

Pedro Sánchez conversa con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

EFE (ARCHIVO)
Actualizada 04/06/2016 a las 12:56
  • efe. madrid
El PSOE y Ciudadanos parecen haber sellado 'un pacto de no agresión' en la precampaña para centrar sus críticas en PP y Podemos y mantener abiertas las vías de entendimiento en caso de que hubiera posibilidades aritméticas de formar un Gobierno entre ambos.

Aunque el acuerdo que firmaron los líderes de ambos partidos, Pedro Sánchez y Albert Rivera, el pasado 24 de febrero quedó sin efecto el día en que se convocaron nuevas elecciones, no parecen haber renunciado a la regla no escrita de evitar la confrontación.

Para el PSOE, Ciudadanos ha dejado de ser un foco de preocupación, por lo que prefiere volcarse en arremeter contra el PP y, en especial, contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para no dispersar las críticas, como ocurrió en la anterior campaña.

"A por todos no se puede ir", apuntan fuentes de Ferraz para justificar su nueva estrategia.

En diciembre, la subida en las encuestas de C's llevó a Sánchez a endurecer el tono para cortar la fuga de votos hacia la formación naranja, pero "una vez impermeabilizada la frontera, ya no hay transferencia de votos" ni en un sentido ni en otro, según las fuentes.

El pacto entre Sánchez y Rivera, que los socialistas aún consideran vivo en espíritu, hizo que los dardos de la anterior campaña tornaran en elogios tras la firma del acuerdo.

Sánchez pasó de considerar a C's "las nuevas generaciones del PP" y "un partido conservador y ultraliberal", entre otras etiquetas, a definirlo como "una derecha renovada con la que se puede dialogar y llegar a acuerdos".

"Es un honor compartir este camino con Rivera y con Ciudadanos", alabó el secretario general del PSOE tras rubricar el llamado "pacto del abrazo".

Consciente de que el juego de mayorías puede ser similar al del 20D, Sánchez aspira a seguir teniendo a Ciudadanos de aliado tras los comicios, aunque no oculta el recelo de que se consolide como "partido bisagra que acabe pactando con el PP".

No obstante, al PSOE le tranquiliza el hecho de que el mensaje de la formación naranja, al igual que el de Podemos, "se ha venido abajo como un castillo de naipes" y ya no son percibidos como las fuerzas emergentes que querían acabar con la vieja política.

"Ciudadanos se ha quedado sin discurso, que era acabar con el bipartidismo. Ya no se le ve como una opción presidencial, sino como una muleta", concluyen las fuentes.

Hasta ahora, los únicos reproches a C's han sido su viaje a Venezuela -"yo no hubiera ido ahora", dijo Sánchez el pasado martes- y el recordatorio de que "los vetos nominales" de Rivera y de Iglesias impidieron que hubiera gobierno.

También ha afeado a Rivera que no se decida a presentar una moción de censura en Murcia ante la posibilidad de que imputen al presidente regional, Pedro Antonio Sánchez.

Una estrategia que ya se ha visto con claridad en su vídeo electoral, donde se burlan de Mariano Rajoy por haber estado cuatro meses sin hacer nada, "sólo leyendo el Marca", y de Iglesias, al que se le describe como un vago, mientras que no se hace ninguna referencia al PSOE ni a Sánchez.

Por ahora, Rivera se ha limitado a volver a culpar al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de contribuir al crecimiento del déficit y de que subiera los impuestos y a subrayar que el PP el PSOE son incapaces de regenerar la vida política sin contar con C's.

Contra el líder socialista, ni rastro de las coletillas un tanto despectivas que Rivera utilizó en diciembre, cuando decía que había en marcha una operación del PP y del PSOE "para salvar al soldado Sánchez" o le acusaba de dejar el edificio del PSOE "en ruinas".

En cualquier caso, no fue una campaña muy agresiva la que hizo Ciudadanos y ahora la que prepara quiere evitar "el tú más" y centrarse en buscar soluciones para los problemas de los españoles.

Sin embargo, por la trayectoria que lleva esta precampaña, todo apunta a que Rivera focalizará en Podemos y Rajoy sus embestidas verbales, pese a que no dejará de mirar al PP como posible socio para gobernar si dan los números.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra