Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Elecciones 26J

Rajoy dice que está en "mitad de la tarea" y reclama otra legislatura para acabar

Margallo contempla que PP y Ciudadanos no alcancen la mayoría absoluta y busca en el PSOE el apoyo para gobernar

Mariano Rajoy.

Kiko Huesca (Efe)
03/06/2016 a las 06:00
  • COLPISA
Mariano Rajoy no pretende sólo que los números cuadren y la aritmética parlamentaria le permita convertirse de nuevo en presidente del Ejecutivo. Aspira a algo más que un pacto de investidura, confía en sellar un acuerdo estable que le permita superar los trámites, completar una legislatura y concluir, en definitiva, la obra que tras cuatro años en la Moncloa siente inacabada. "Yo me encuentro a mitad de una tarea que es tan difícil como apasionante", reivindicó hoy el líder de los populares. La tarea de la que habla Rajoy es fundamentalmente económica.

En el relato del Gobierno, el jefe del Ejecutivo se presenta como el adalid del "gran cambio", el responsable de haber salvado a España de la "quiebra", el candidato que atesora un proyecto que llevará al país a crecer "a un ritmo de 2,5% anual", o "quizá" más, y que asegura tener la llave de un modelo económico "más sano y duradero". En la retahíla de bondades, apenas queda resquicio para la autocrítica, y por lo tanto, para el pacto. Aunque Rajoy asumía hoy que "hay cosas", sin concretar, que no han salido bien en la pasada legislatura. Para lograr su objetivo, el presidente cree contar con el respaldo del electorado. Admite que "algunos" ciudadanos pueden no aprobar su política global, pero el PP cuenta, recuerda, con más apoyo que el resto "viendo los resultados".

Y esa confianza, pese al retroceso en la anteriores elecciones, es la que espera poder renovar el 26 de junio con una estrategia que combina a partes iguales las advertencias sobre la llegada de Podemos al poder y las promesas propias. Para afianzar a su propio electorado, decepcionado, como analizan en el partido, por el cóctel de recortes y casos corrupción, el PP ha planteado un programa en el que se compromete a rebajas fiscales condicionadas, eso sí, a un aumento en la recaudación. Entre este año y el que viene, el Gobierno deberá acometer un ajuste de 8000 millones de euros por el desarreglo en el déficit, pero aun así Rajoy sostiene su intención de reducir dos puntos el IRPF.

"No bajar los impuestos -advertía hoy en un foro organizado por el Diario de Burgos- sería un enorme error". En cualquier caso, su hoja de ruta quedará en papel mojado sin el apoyo del PSOE. Tanteando al PSOE El ministro de Asuntos Exteriores es más pesimista y contempla que el 26 de junio PP y Ciudadanos no sólo no alcancen juntos la mayoría absoluta, sino que sumen incluso sumen menos escaños que en las pasadas elecciones, en las que el centro-derecha fragmentado en las dos formaciones alcanzó los 163 diputados. Su tesis se asienta sobre la teoría de que un retroceso en votos del partido de Albert Rivera podría suponer una pérdida de escaños importante por efecto de la ley electoral. Y en este escenario, el entendimiento con el PSOE no sólo es deseable para los populares, sino imprescindible.

"O nos ponemos de acuerdo los partidos constitucionalistas o estoy en funciones hasta 2020", bromeaba este jueves José Manuel García-Margallo sentado junto a Felipe González en el foro 'Venezuela: una reflexión sobre el presente'. El expresidente del Gobierno pertenece a esa vieja guardia socialista en la que los populares depositan su fe para que, pasados los comicios, el PSOE ceda y acepte al menos abstenerse en la investidura a cambio de un programa de reformas pactado. Lo que González descarta de plano es la posibilidad de sellar una alianza de Gobierno.

"No veo una gran coalición -replicó en el mismo acto-; ya no es tan grande, es pequeña, y creo que ya se ha probado en Austria y Grecia, y no la veo". Además, el exjefe de Ejecutivo confirmó los temores del PP porque, a su entender, "será más fácil que haya investidura" de un presidente, que un Ejecutivo que tenga la fuerza suficiente para sostener su labor durante los cuatro años de la legislatura.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra