TRIBUNAL

​La investigación sobre la fortuna oculta de Rato se extiende ya a 178 cuentas y 16 países

Hacienda y la Guardia Civil concluyen que su millonario patrimonio es fruto de la corrupción porque ninguna de sus empresas tiene actividad

Rodrigo Rato, a su llegada a los juzgados.

Rodrigo Rato, a su llegada a los juzgados.

EFE
25/05/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
Los expertos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y de la Agencia Tributaria apuntan a que, probablemente, se enfrentan a una de las investigaciones sobre delitos fiscales más complicadas de la historia de ambas instituciones. La causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid sobre la fortuna oculta de Rodrigo Rato se extiende ya por 16 países o territorios (algunos de ellos paraísos fiscales) de cuatro continentes diferentes y afecta ya a 178 cuentas y depósitos repartidos por tres docenas de entidades bancarias, según los datos a los que ha accedido este periódico de la pieza hasta ahora secreta sobre el blanqueo de capitales del exvicepresidente económico del Gobierno y de su entorno familiar y empresarial.

Esas carpetas, que ya suman varias decenas de miles de folios, revelan que la justicia española ha enviado ya comisiones rogatorias, la inmensa de ellas aun no respondidas a Suiza, Curaçao, Reino Unido, Mónaco, Estados Unidos, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Gibraltar, Alemania, Australia, Brasil, Italia, Países Bajos, República Dominica y Suazilandia.

En todos estos países -según los diferentes informes de las Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF)- han sido detectadas cuentas o depósitos a nombre del propio Rodrigo Rato o de las catorce empresas que habría utilizado, siempre a través de testaferros y sociedades pantallas, para ocultar su patrimonio. Se trata de firmas como Red Rose Limited, Westcastle, Lamartine, Kradonara, Soraisno, Donald Inversiones, Vivaway, Findsbury o Lazard Capital. Todas con vínculos con territorios 'offshore'.

Hacienda también ha descubierto cuentas a nombre del propio Rodrigo Rato en Suiza, donde tenía once de ellas, y Mónaco. El país Helvético, con mucho, es donde Rato tenía más intereses y de dónde hay más información.

Tanto los expertos de la UCO como los de la Agencia Tributaria advierten de forma recurrente en sus informes que difícilmente algún día se logre conocer la envergadura real del dinero de Rato en el extranjero, porque el enjambre creado por el imputado tenía como objetivo buscar a "toda costa" la "opacidad" del dinero, que casi siempre ha acabado en paraísos fiscales, particularmente en Guernsey y Gibraltar.

Esas "empresas fuertemente opacadas", como las define la ONIF, son parte de una "extensa estructura empresarial y financiera, tanto en España como el exterior" de muy "difícil seguimiento" en palabras de la UCO, que resalta que el exministro del PP usó sus conocimientos técnicos para la "utilización de terceras personas y trust (estructuras de empresas)" para "opacar" su fortuna. "Rato habría sometido los fondos de este modo obtenidos a un proceso de alejamiento y transformación" insiste otro de los informes de las Guardia Civil.

"TAPADERAS"

Todos los informes remitidos al juzgado durante el último año por la Agencia Tributaria, la UCO y la Fiscalía inciden en un mismo punto: todas las empresas bajo sospecha son meras "tapaderas". Ninguna de las catorce sociedades investigadas ha tenido jamás "actividad empresarial alguna", salvo algún reparto de dividendos por la venta de activos. Las empresas de Rato y su entorno "carecían de medios personales y materiales desde su inicio", son "instrumentales y carentes de sustancia económica", apunta la ONIF. "No se advierte actividad empresarial", reiteran los informes de la Agencia Tributaria. La conclusión de los investigadores ante esta inactividad de su entramado societario es que el patrimonio que ha venido moviendo el exvicepresidente en el extranjero proviene de actividades ilícitas. O sea, de la corrupción, por lo que al fraude fiscal y al blanqueo habría que sumar otros delitos, que los funcionarios aun no definen.

Lo que sí tiene claro la Unidad Central Operativa es que buena parte del dinero que ha acabado en las cuentas investigadas de la sociedades opacas viene de Bankia y de los años que el imputado estuvo al frente de la entidad. Un cuadro de la Guardia Civil revela que solo en 2011 la entidad desembolsó 27,4 millones a sociedades que luego pagaron 'comisiones' a empresas de Rato. En 2012 esa cantidad pasó a 20,3 millones de euros. En los interrogatorios, que también vienen en esa causa, Rodrigo Rato lo negó todo y solo admitió conocer vagamente algunas de las sociedades que le implican.
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra