Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Elecciones 26J

Díaz condiciona un Gobierno de Sánchez a que el PSOE gane las elecciones del 26 de junio

La dirigente andaluza afirma que se dejará la piel en la campaña, pero recuerda que después el partido ha de abrir una "reflexión interna"

Díaz condiciona un Gobierno de Sánchez a que el PSOE gane las elecciones del 26J

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante su intervención este miércoles en un desayuno informativo en Madrid, en la que ha advertido sobre el riesgo de que tras el 26J haya que volver a repetir las elecciones.

EFE
Actualizada 18/05/2016 a las 20:39
  • COLPISA. MADRID
No dirá expresamente que el PSOE debe abstenerse de intentar formar Gobierno si vuelve a ser segunda fuerza en las generales del próximo 26 de junio, pero a buen entendedor pocas palabras bastan. Susana Díaz aseguró este miércoles en Madrid que espera poder asistir a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y, pese a su conocida rivalidad interna, prometió que se dejará la piel en la campaña para que eso sea posible. Sin embargo, hasta en tres ocasiones vinculó el hipotético escenario a una condición previa, la victoria.

Su advertencia tiene una parte de estrategia electoral. En el PSOE son muchos, fundamentalmente en el sector crítico, los que argumentan que la única manera de aglutinar el voto útil moderado, y de sobreponerse a la polarización entre PP y Podemos, es dejar claro desde ya que sólo gobernarán si obtienen más apoyos que el PP, como hizo José Luis Rodríguez Zapatero en vísperas de las elecciones de 2004. "Salir a empatar es la mejor garantía para acabar perdiendo", aducen.

Díaz, que protagonizó un concurrido coloquio en el foro Nueva Economía, lo formuló de otra manera: "Lo primero que hay que hacer es salir a ganar -advirtió-; el día que el PSOE no salga a ganar no será ya el PSOE, será otra cosa". La frase tiene enorme carga de profundidad y es letal porque, en realidad, describe algo que ya se está produciendo. Aunque en público diga lo contrario, el equipo de Sánchez asume que en el contexto actual apenas tiene margen para mejorar el resultado electoral del 20 de diciembre. El propio secretario general ha dejado claro que, tras las elecciones, intentará repetir su fracasada entente con Ciudadanos y Podemos.

Lo que Díaz dejó entrever, sin embargo, es que esta vez quizá el resto del partido decida no darle esa oportunidad. La presidenta andaluza está en tregua y así lo demuestra el hecho de que el pasado sábado ejerciera como presentadora de Sánchez en su proclamación como candidato a la Moncloa ("mi candidato", llegó a decir), pero el alto el fuego tiene fecha de caducidad. Lo sabe todo el partido.

"Hemos aplazado un debate orgánico porque no era bueno para España; hablar ahora del PSOE, cuando de lo que hay que hablar es de España, sería injusto y poco generoso para los ciudadanos", convino la socialista más poderosa. Pocos dudan de que esté en su planes presentarse al próximo congreso de la formación y ella dejó que la idea sobrevolara el ambiente. "Una vez pasen las elecciones, el PSOE tendrá su proceso de reflexión interna", dijo.

DIVISIÓN 

En el mejor de los casos, tras los comicios, los socialistas volverán a dividirse entre quienes crean que Sánchez debe dimitir y quienes defiendan que, si tiene una mínima oportunidad de ser presidente del Gobierno, debe intentarlo. O dicho de otro modo, entre quienes creen que con 90 diputados no se puede gobernar y quienes sostienen que los tiempos de las mayorías absolutas han tocado a su fin y hay que aprender a gestionar Parlamentos fragmentados. Ese debate soterrado ya se dio tras el 20 de diciembre. En el principal partido de la izquierda había muchos y muy ilustres partidarios de mantenerse "en la oposición" y permitir que el PP, claro vencedor de los comicios, gobernara a cambio de reformas muy tasadas durante una legislatura breve de sólo dos años. Es cierto, que finalmente acabaron admitiendo que los escándalos de corrupción que día tras día salpicaban a Rajoy hacían difícilmente defendible la propuesta. Pero ahora insisten en que ante situaciones excepcionales hay que arbitrar "soluciones excepcionales".

En público, sólo dos dirigentes territoriales del PSOE han ignorado, aún así, el tabú que pesa en el partido ante la idea de un entendimiento con el PP, el extremeño Guillermo Fernández-Vara y el aragonés Javier Lambán. El primero afirmó en Onda Cero hace unas semanas que "las decisiones se pueden revisar si aparece un escenario distinto" (hablaba del veto del Comité Federal a la negociación con los populares); el segundo dijo la semana pasada, también en el foro Nueva Economía, que si en el futuro se plantea una gran coalición "querrá decir que por fin España es una sociedad democrática madura".

Díaz no quiso pronunciarse sobre el asunto con el argumento de que hacer hipótesis de ese tenor es aceptar la idea de que el PSOE puede perder las elecciones, algo que ella se niega a dar por incontrovertible. Pero con todo, advirtió de que la experiencia vivida estos meses debería servir para aprender una lección. "Quien cierra la puerta al diálogo y al acuerdo abre la puerta a la inestabilidad", dijo. Y algo más, un 'mea culpa': "Con la actitud que hoy tenemos los políticos -admitió-, la Transición habría sido imposible".
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra