Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
AUTOMOCIÓN

Los coches diésel, a un paso de perder la batalla con los de gasolina

​Aunque aún mayoría, su cuota de mercado (56%) es la más baja de los últimos 15 años y pueden terminar 2016 incluso en el nivel de finales de los noventa

Una persona reposta gasolina en Tudela.

Una persona reposta gasolina en Tudela.

B. ALDANONDO.
17/05/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Lenta, aunque a la vez de forma aparentemente inexorable, los motores diésel han ido cediendo terreno a sus rivales directos de gasolina en los últimos ejercicios. Tras dos décadas consecutivas de crecimiento, y bastante fuerte -su cuota de mercado prácticamente se multiplicó por cinco, pasando del 14,2% que tenía en 1990 al 70,6% en 2010-, por vez primera ven cerca el fantasma de volver a situarse por debajo de su competidor, lo que no ocurría desde finales de los años 90.

La estadística que publican de forma periódica las patronales de fabricantes (Anfac) y concesionarios (Faconauto) lo constata. En el primer cuatrimestre el descenso de los automóviles diésel se ha ido acentuando y de enero a abril ya han perdido casi cinco puntos de cuota, pasando del 61,3% con que empezaron el año al 56,5% con que iniciaron mayo. Es la más baja desde 2001 (52,5%).

Por el contrario, el peso de los coches que consumen gasolina no ha parado de crecer, llegando a ganar 5,4 puntos en esos cuatro meses. Hoy representan el 41,1% del mercado, aunque la estimación de los expertos es que sigan aumentando en lo que resta de ejercicio.

Porque si algo parece claro en este cambio de tornas dentro del sector automovilístico es que no va a ser precisamente flor de un día. De hecho, desde hace un lustro han habido pocos meses en que los diésel no perdieran cuota de mercado y, encima, la caída se ha acentuado los dos últimos años. No hay un único factor que lo explique, aunque la caída en la cotización internacional del petróleo ha ayudado, es posible que incluso más que el dieselgate.

El pasado 18 de septiembre saltaban a la luz las primeras noticias sobre irregularidades en los coches diésel que la multinacional alemana Volkswagen comercializaba en Estados Unidos. A los pocos días el escándalo aumentaba al descubrirse que había hecho lo mismo en otros países. Al final, el balance de vehículos trucados -para evitar que se supiera que contaminaban más de lo que publicitaban- se aproximó a los 11 millones en todo el mundo.

El golpe a la imagen de la marca -que se enfrenta a pleitos multimillonarios e incluso en EE UU ha pactado la recompra de los automóviles manipulados- fue grave, pero los que terminaron acusándolo más fueron los propios motores diésel. Y es que además de Volkswagen otras marcas también terminaron salpicadas por supuestas irregularidades parecidas, aunque a menor escala, tanto alemanas (Mercedes, BMW…) como de otros países (Renault, Nissan, Mitsubishi…).

CARBURANTE MENOS CARO

Respecto al petróleo, y aunque se ha apreciado casi un 30% en los mercados en lo que va de año -el de clase ‘Brent’, referente en Europa, se pagaba este lunes a 48,4 dólares-, la comparativa interanual aún permite que el precio de los carburantes sea hoy en día claramente más bajo que hace dos años. El litro de gasolina, por ejemplo, costaba 1,44 euros de media en mayo de 2014 y este fin de semana rondaba los 1,18 euros. No obstante, España sigue estando entre los países de la UE con un combustible más caro según el informe de supervisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC):_ocupa el quinto lugar en el ranking del coste del diésel sin impuestos (0,44 euros por litro) y el tercero en gasolina (0,46 euros).

Un tercer factor serían las restricciones que se han planteado en algunas capitales -con Madrid y Barcelona a la cabeza-, sobre todo en el horizonte de 2020, al acceso de los vehículos diésel al centro de la ciudad. El motivo es que si bien emiten menos CO2, por el contrario, lanzan NOx (óxido de nitrógeno), gas que genera una capa espesa de polución.

España aún es un país dieselizado, pero en apenas dos años este segmento puede pasar de copar dos de cada tres ventas (el 67,2% a finales de 2014) a mantener poco más de la mitad. Y es que al ritmo actual de caída, los expertos creen que terminará 2016 en el entorno del 53%, quedando a un paso de bajar del 50%. Y esto no ocurre desde finales de la década de los 90, que fue su etapa de crecimiento más rápido (en 1991 apenas pasaba del 14%).
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra