Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Elecciones 26J

El PP diseña una campaña centrada en no cometer errores que frustren su victoria

Rajoy arremete contra todos sus rivales: "Algunos piensan que son los primeros hombres puestos por Dios en la Tierra"

Rajoy preside la Junta Directiva del PP que ratificará las coaliciones ante el 26-J

Efe
13/05/2016 a las 06:00
  • COLPISA . MADRID
No todos los barones asistieron a la Junta Directiva Nacional presidida este jueves por Mariano Rajoy en la sede central del PP, y el encuentro, convocado para ratificar las coaliciones electorales con Unión del Pueblo Navarro, el Partido Aragonés y Foro Asturias, se solventó como un mero trámite. Las turbulencias internas parecen haber quedado en suspenso a 45 días de los comicios y los populares apenas pueden creerse el haber sobrevivido a la travesía de los últimos cuatro meses en los que parecieron naufragar mientras otros intentaban formar gobierno. "¡Quién nos lo iba a decir!", presume un dirigente nacional mientras la cúpula se esfuerza ahora por no cometer deslices ni caer en errores. En la mayor parte de los sondeos, el PP experimenta una ligera subida en sus perspectivas electorales. Y en aquellas encuestas, como la del CIS, en las que no es así, el retroceso no llega a ser lo suficientemente significativo como para que en la dirección se enciendan las alarmas. Pese a los casos de corrupción y a haber permanecido fuera del juego político, el partido, según fuentes populares, parece resistir las adversidades y de ahí que su estrategia para el 26-J se diseñe con algunas dosis de "audacia" y, sin duda, kilos de prudencia.

Las instrucciones corrieron este jueves a cargo del jefe de campaña del presidente, Jorge Moragas, que ante un periodo electoral que podría resultar nuevamente decisivo, llamó al PP a movilizarse y a vencer el "cansancio". En las próximas semanas, los populares desplegarán todos sus recursos "a pie de calle" en una campaña orientada a intensificar el contacto con el electorado y que recuperará tintes de tradición. "Volvemos a los actos en carpas, los globos y los caramelos", aseguran en la formación. Eso sí, sin cartelería. "No tenemos mayor interés en que nuestras caras estén colgadas de ninguna banderola porque nuestro ego es bastante menor que el de otros", concluyó Rajoy, satisfecho con la reducción del coste electoral a la que se ha comprometido su partido en tiempos de austeridad y hartazgo entre los votantes. La cautela, sin embargo, obliga a no perderse por el camino y, sobre todo, a mantener "la unidad del mensaje". Las primeras líneas del relato las perfiló el presidente con un discurso que resultó ser un compendio de sus principales argumentos empleados antes y después del 20-D. El eje vuelve a ser la economía y la apelación a elegir entre Rajoy o el caos. En definitiva, el relato del miedo. "En estas elecciones -resumió el jefe del Ejecutivo en funciones- vamos a tener que optar entre continuar por el camino de la moderación y la cordura, afianzar la recuperación económica, potenciar el crecimiento y la creación de empleo, o deslizarnos hacia la incertidumbre, la inseguridad y la inestabilidad". La coalición con el PSOE A partir de ahí, el presidente, convencido de que su experiencia es un activo a defender, arremetió contra los "adanes", introdujo a todos sus rivales, sin nombrarlos, en el mismo saco y retomó el viejo axioma de que a la Moncloa "se llega aprendido". "Hay algunos -afirmó- que piensan que son los primeros hombres puestos por Dios en la Tierra y que nada bueno hubo antes que ellos, pues desconfíen ustedes de esos". Este será el esquema de sus apariciones públicas, mientras sus segundos espadas asumirán la tarea de las críticas directas a los adversarios. El objetivo del PP es llegar a los comicios en condiciones de recuperar a algunos de los votantes fugados a Ciudadanos, aglutinar en la medida de los posible el voto de centroderecha y poder sumar el día después para conservar el Gobierno. En ningún momento se ha perdido de vista la gran coalición con los de Albert Rivera y con el PSOE. Tanto es así que hoy algunos dirigentes populares quisieron ver en la decisión de los socialistas de recuperar a viejas glorias una posibilidad de entendimiento futuro.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra