Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CATALUÑA

La Cataluña independiente sería una república presidencialista, unicameral, aconfesional, ecológica y sin ejército

La presidenta de la Cámara catalana recibe la propuesta de Constitución que ha elaborado un grupo de juristas soberanistas

Carles Puigdemont, durante el pleno de investidura del Parlament de Cataluña.

Carles Puigdemont, durante el pleno de investidura del Parlament de Cataluña.

EFE
12/05/2016 a las 06:00
  • COLPISA . BARCELONA
Casi nadie se atreve a predecir cómo acabará el proceso soberanista catalán, pero Cataluña ya tiene un proyecto de constitución propia. La presidenta de la Cámara autonómica, Carme Forcadell, recibió este miércoles el primer borrador de la que podría ser la ley rectora de la eventual Cataluña independiente que un grupo de 17 expertos ha elaborado por su cuenta y riesgo, al margen de los partidos. "No es la constitución, sino una herramienta de debate", y su recorrido legislativo es hoy por hoy "nulo", admiten sus impulsores. En cualquier caso, el documento, de 148 artículos y 73 páginas, pasará en breve a formar parte de la documentación con la que trabaja la comisión de estudio del Parlamento catalán sobre el proceso constituyente. Los miembros de la plataforma Constituim, autores de la propuesta, se han inspirado en bocetos previos realizados por el juez y senador de Esquerra, Santiago Vidal, la ANC y el grupo Constitució.cat.

El texto define a Cataluña como una "república ciudadana y participativa". "Cataluña se constituye en Estado libre, soberano, democrático, social, ecológico y de derecho", afirma el primer artículo. Cataluña, según el texto, sería una república presidencialista, con un presidente que sería a la vez jefe de estado y de gobierno, y que sería elegido por designación directa en unas elecciones cada cinco años en circunscripción única. Un modelo a la francesa, que evitaría, según señaló uno de sus autores, el jurista Jordi Domingo, la actual situación de parálisis política que hay en España. El Ejecutivo mantendría el nombre de Generalitat de Cataluña y sus ministros serían 'consellers', como hasta ahora. Apuestan por un sistema unicameral, con un parlamento que saldría de otras elecciones donde se tendrían en cuenta las comarcas como circunscripciones. La capital del Estado sería Barcelona y al Valle de Arán se le reconocería como entidad nacional singular con derecho a la autodeterminación. El borrador de constitución, que vuelve a visualizar que la sociedad civil va unas cuentas pasos por delante de la realidad política, contempla la doble nacionalidad. De tal manera, que los ciudadanos de otros estados con nexos culturales y lingüísticos con Cataluña podrían optar a la nacionalidad catalana sin tener que renunciar a la suya. La condición de catalán se podría adquirir por razones de "nacimiento, filiación, adopción, matrimonio, residencia o bien por opción". El catalán sería la lengua oficial, y el aranés en Arán, y el castellano tendría un régimen especial, sin ser idioma oficial. El Estado catalán además no tendría ejército, sería aconfesional, tendría un tribunal supremo, pero no tribunal constitucional.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra