Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CATALUÑA

Puigdemont quiso ser recibido por Juncker en su visita a Bruselas y fracasó

La Generalitat reconoce que cursó una petición al presidente de la Comisión sólo después de revelarlo propio ejecutivo comunitario

Puigdemont quiso ser recibido por Juncker en su visita a Bruselas y fracasó

Carles Puigdemont, junto al Representante Permanente ante la Unión Europea, Amadeu Altafaj

EFE
Actualizada 02/05/2016 a las 19:03
  • COLPISA
La Comisión Europea puso este domingo en evidencia a Carles Puigdemont. El presidente de la Generalitat había argumentado que el bajo perfil de su agenda en su visita de tres días a Bélgica había sido premeditado y que nunca quiso entrevista con dirigentes de la UE. Desde el Ejecutivo comunitario señalaron, en cambio, que el Palau de la Generalitat solicitó una reunión con el presidente Jean Claude Juncker, pero que no se cerró por cuestiones de "agenda". La secuencia de los hechos fue la siguiente.

A primera hora de la mañana, el presidente catalán, desde Bruselas, respondió a la prensa que no se había entrevistado con ningún comisario porque el "objetivo de la visita" a Bélgica no era hablar con "ningún representante de la CE". "Yo tampoco lo pedí", aseguró Puigdemont. Horas después, la portavoz comunitaria, Mina Andreeva, en rueda de prensa, ofreció un punto de vista muy distinto: "Confirmo que hubo un contacto (entre los gabinetes de ambos dirigentes) y se contestó que desgraciadamente la agenda del presidente Juncker no permitía este encuentro".

Más tarde, la Generalitat tuvo que reconocer que sí que había cursado una petición de reunión, pero no de manera formal y que el delegado catalán ante la UE, Amadeu Altafaj, "avisó de la presencia de Puigdemont en Bruselas, por si habría disponibilidad de agenda del presidente Juncker".

Toques de atención Las discrepancias no no dejaron en buen lugar al Gobierno catalán, que desde hace meses pide (sin éxito) la mediación de Bruselas en la cuestión catalana para que fuerce al Gobierno central a que negocie un referéndum. Desde la UE, el proceso soberanista ha recibido ya unos cuantos toques de atención en los últimos años. Desde el expresidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, a comisarios, han expresado que Cataluña quedaría fuera de la UE en caso de secesión.

Puigdemont afirmó, en cualquier caso, que en el exterior existe un "enorme interés" por saber qué está pasando en Cataluña, a pesar de que su gira belga se ha limitado a reuniones con dirigentes nacionalistas flamencos, como el presidente de Flandes, Geert Bourgeois; el presidente del Parlamento federal belga, Siegried Bracke; el alcalde de Amberes, Wart De Wever, así como con el presidente del grupo liberal ALDE, Hans Van Baalen. "Cuando llegue el momento, la UE tendrá razones bastante poderosas para reunirse con el Gobierno catalán", afirmó. En Barcelona, mientras, el expresidente Artur Mas acusó a la diplomacia española de ser culpable de la actidud de la Comisión.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra