Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
RELIGIÓN

El arzobispo de Sevilla firma la primera nulidad matrimonial exprés

Hasta ahora el proceso de nulidad matrimonial se podía exceder en el tiempo entre los dos y los cinco años. El coste podía rondar los 6.000 euros

El arzobispo de Sevilla firma la primera nulidad matrimonial exprés

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo.

ARCHIDIOCESIS SEVILLA
Actualizada 26/04/2016 a las 19:46
  • COLPISA. SEVILLA
El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, se ha convertido el primero en firmar una sentencia de nulidad matrimonial conforme al nuevo procedimiento abreviado establecido por el papa Francisco a finales del pasado año, la conocida como "nulidad exprés". El procedimiento en el que el arzobispo se equipara a un juez en vez de pasar por dos tribunales en instancias sucesivas surgió por el interés de Bergoglio de dar una respuesta al "enorme número de fieles" que se estaban "desviando de las estructuras jurídicas de la Iglesia a causa de la distancia física o moral" por el largo y doloroso proceso.

Hasta ahora el proceso de nulidad matrimonial, incluso para aquellas parejas que estaban de acuerdo, se podía exceder en el tiempo entre los dos y los cinco años. El coste podía rondar los 6.000 euros, en función de las minutas del letrado experto en derecho canónico; las tasas judiciales, que rondan los 800 euros, y las pruebas periciales, ya fueran psicológicas, médicas o psiquiátricas.

Los motivos más frecuentes argumentados por las parejas que querían disolver el vínculo matrimonial son la incapacidad para asumir las obligaciones del matrimonio, generalmente por inmadurez o dependencia psicológica de uno de los cónyuges, o la simulación del consentimiento. Por este motivo, ya en el propio Sínodo de la Familia celebrado en octubre de 2015 se abogó por procesos más rápidos y accesibles al entender que una reforma en este sentido no buscaría "favorecer las nulidades", sino la "celeridad de los procesos y una justa simplicidad".

La reforma entró en vigor poco después mediante una carta apostólica que el papa Francisco denominó como Mitis Iudex Dominus Iesus. Según explicó durante su presentación el secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el arzobispo Luis Francisco Ladaria Ferrer, el matrimonio seguía siendo un principio indisoluble, aunque reconocía las dudas acerca de si "todos los que se casan por la Iglesia conocen suficientemente" esta enseñanza de la Iglesia. "De no ser así, su matrimonio sería nulo, es decir, no existiría de hecho. Y precisamente porque hay esta duda muchos deseaban ofrecer un medio rápido pero de confianza para resolverla y contribuir a pacificar la conciencia de muchos católicos" que querían rehacer su vida en el seno de la Iglesia, explicó.

De esta forma, el Vaticano proponía un proceso de nulidad más breve y ante el obispo, especialmente en aquellos supuestos en los que la anulación del matrimonio "se hace patente sin necesidad de los trámites del procedimiento ordinario".
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra