Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
POLÍTICA

Rivera fracasa con su propuesta de poner a un independiente al frente del nuevo Gobierno

  • El PP descarta cualquier fórmula que no pase por la Presidencia de Rajoy y el PSOE no quiere ni oír hablar de un Ejecutivo de "tecnócratas"

Rivera fracasa con su propuesta de poner a un independiente al frente del nuevo Gobierno

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (dcha.), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera (izda.), ante el Congreso.

EFE
22/04/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
Albert Rivera no tuvo este jueves 21 de abril el más mínimo éxito en su intento de última hora por romper el bloqueo político para la formación de gobierno y de evitar la cada día más segura repetición de elecciones. Nadie estuvo siquiera dispuesto a sopesar su propuesta de que PP, PSOE y Ciudadanos respalden un Ejecutivo encabezado por una personalidad independiente y del que excluía a los líderes de los partidos para liquidar el debate de "sillas" que, a su juicio, ciega cualquier posibilidad de diálogo.

Lanzó la idea a la hora del desayuno, en una entrevista en Telecinco, y para el mediodía populares y socialistas ya la habían descartado de plano. Los de Mariano Rajoy lo hicieron con tono despectivo y los de Pedro Sánchez con más mano izquierda, al fin y al cabo aún no han disuelto su sociedad, pero con igual rotundidad.

Rivera, por sorpresa y sin haberlo discutido con nadie, ni siquiera con sus coyunturales aliados socialistas, planteó, como sucedáneo de la imposible "gran coalición" con PP y PSOE, un Ejecutivo presidido por un independiente que tenga como único objetivo aplicar un programa concreto de reformas basado en las 200 medidas acordadas con el PSOE durante un tiempo tasado.

Según lo describió, se trataría de un Gobierno "de transición" y de "consenso" que se concentraría en asegurar la estabilidad económica y en poner en marcha reformas como la de educación, sistema electoral, de las instituciones democráticas o de la Constitución, para luego disolver las Cortes y dar paso a nuevas elecciones. "Un Gobierno con menos tinte de partido y más tinte de país", esbozó.

El líder de Ciudadanos, a cinco días para que el Rey realice la última ronda de contactos para una investidura y a once para que termine el plazo para formar un Gobierno, considera que lo que bloquea las negociaciones son "los personalismos" de Sánchez y Rajoy, por lo que animó a ambos a que den "un paso atrás", como él adelantó que está dispuesto a dar, "por el bien del país" y para evitar unas nuevas elecciones que cree que con alta probabilidad no permitirán aclarar la enrevesada aritmética actual del Congreso.

MARCAR DISTANCIAS

Cree que "todavía hay tiempo" de poner en pie un Gobierno "constitucionalista" antes de rendirse a la repetición de las votaciones. El camino para lograrlo, concluyó, es que "todos tenemos que pensar más en España que en nosotros mismos".

A la vista del resultado, la propuesta de Rivera no parece que tuviese mucho recorrido desde un principio. Sin embargo, el movimiento no es inocuo desde el punto de vista político. Ciudadanos mantiene en el tiempo de descuento para la disolución de las Cortes la idea de que ha estado dispuesto a hacer y proponer todo lo que estuvo en su mano para lograr que se formase un Gobierno y que son otros, con sus vetos y ambiciones personales, los que lo han hecho imposible.

Al tiempo, deja claro, ya en fase de precampaña, que su sociedad no es ni con Sánchez ni con el PSOE sino con el acuerdo para poner en marcha 200 reformas, que de igual manera está dispuesto a pactar y consensuar con el PP. Su objetivo, defenderá si hay nueva cita con las urnas, es regenerar y cambiar España, pero, desde el centro, pues de entrada no se alinea con nadie.

Los populares, que han endurecido sus acometidas a Ciudadanos por sus fuertes ataques a Rajoy y porque competirán por una amplia franja de electorado común, no vieron más que un intento vacuo de recabar protagonimo. El diputado Carlos Floriano, que se encargó de dar la respuesta del partido, no vio en las palabras de Rivera más que "ocurrencias de última hora" y le recomendó que se las ahorre y que "se centre un poquito".

Floriano insistió en que el PP no aceptará más alternativa a la repetición de los comicios que un Gobierno encabezado por Rajoy porque ganó las elecciones.

Sánchez descartó la idea de Rivera al asegurar que la solución no son los "tecnócratas" sino "una política con valores y corazón" como la que incluye su pacto con Ciudadanos. Su apuesta, dijo, será hasta el final un Ejecutivo encabezado por él con el apoyo de Ciudadanos y de Podemos. Uno de los miembros de la ejecutiva socialista, Antonio Pradas, fue menos diplomático y calificó la idea de "rocambolesca".

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra