Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

POLÍTICA

Podemos e IU se abren a pactar una alianza cuando se convoquen las elecciones

La dirección de la formación morada reconoce contactos aunque asegura que aún no se ha cerrado nada

Alberto Garzón y Pablo Iglesias, reunidos.
Alberto Garzón y Pablo Iglesias, reunidos.
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 21/04/2016 a las 06:00
No hay nada cerrado y las negociaciones ni siquiera han comenzado, pero por primera vez Podemos parece inclinarse a favor de cerrar algún tipo de alianza electoral con IU. Esta es una opción que los sectores más a la izquierda del partido ya defendieron para los comicios del 20 de diciembre, aunque en esa ocasión la férrea oposición de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón dio al traste con una candidatura de unidad popular. Cuatro meses después de las generales son muchas las cosas que han cambiado en Podemos.

La principal de ellas es el distanciamiento entre los dos principales dirigentes del partido, una grieta que podría afectar a la estrategia de alianzas y a la estabilidad interna de la formación. Mientras Errejón se mantiene firme en su rechazo a pactar con la formación de Alberto Garzón, Iglesias se declara ahora abierto a explorar un entendimiento por el que ya han abogado en público figuras de peso como Ada Colau, Manuela Carmena, Mónica Oltra o Juan Carlos Monedero.

"Hay que ser prudentes, pero deseo de corazón que tanto Alberto Garzón como nosotros podamos estar a la altura". Esta frase pronunciada hoy por Iglesias apunta a que la alianza electoral entre Podemos e Izquierda Unida se halla más cerca o, al menos, que existe voluntad para alcanzarla. Fuentes de la dirección de Podemos aclararon, no obstante, que no se abrirá ninguna negociación hasta que la convocatoria de nuevas elecciones sea un hecho, algo que no ocurrirá hasta que el 2 de mayo expire el plazo para intentar formar gobierno. El secretario de Organización, Pablo Echenique, fue rotundo: "Existen contactos exploratorios entre las dos formaciones pero éstos no se han concretado absolutamente en nada". El propio Iglesias avaló después las declaraciones de su número tres a través de su cuenta de Twitter. De la misma forma que Echenique, se manifestó Irene Montero. La jefa de Gabinete de Iglesias aseguró que "de momento no existe más que una voluntad de explorar fórmulas de concurrir a las elecciones en caso de que se produzca una segunda vuelta".

ÁMBITO AUTONÓMICO

Por el momento la hoja de ruta de Podemos es firmar alianzas autonómicas a imagen y semejanza de las confluencias en Cataluña, Galicia y Comunidad Valenciana. Esta es la vía a la que se aferra Errejón y en la que sí estaría dispuesto a coincidir con IU en determinados casos. Frente a los sectores que defienden que la suma del millón de votos obtenido por IU y los cinco de Podemos permitirían a la alianza convertirse en la primera fuerza de la izquierda, Errejón mantiene contra viento y marea que una alianza de ámbito nacional supondría una sangría de votos por el centro izquierda moderado. "Los acuerdos que se hacen bien multiplican y los que se hacen mal dividen", advirtió el martes en el Congreso el portavoz parlamentario. En esta línea Errejón considera que, lejos de debilitar al PSOE, se le permitiría recuperar a una parte del electorado socialista que en el pasado nunca confió en IU pero que el pasado 20 de diciembre dio un voto de confianza a Podemos.

La apuesta de limitar los pactos a nivel autonómico choca con las pretensiones de Garzón. Las encuestas auguran una importante subida a IU, un dato que ha llevado a esta formación a plantearse ahora la negociación desde una posición de fuerza. Según ha avanzado ya Garzón, su partido sólo aceptará un pacto en toda España y no "a la carta" como el que propone Errejón. La decisión la tendrá Iglesias.

El debate que se dé a partir del 3 de mayo puede provocar una guerra civil en Podemos. Si finalmente Iglesias se decanta por la confluencia nacional el choque frontal con Errejón será inevitable. En cualquier caso, la última palabra la tendrían las bases, que el pasado julio rechazaron de forma mayoritaria una candidatura de Unidad Popular con IU. Si Iglesias y Garzón alcanzan algún acuerdo, los militantes de Podemos deberían refrendar lo que repudiaron nueve meses atrás. Esta vez, sin embargo, el pacto entre ambas formaciones es muy posible que cuente con el respaldo del líder del partido, e Iglesias ha ganado hasta ahora todos y cada uno de los referéndum que ha planteado a sus militantes.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE