Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PSOE

El PSOE asume que Sánchez volverá a ser su candidato pese a la viva bronca interna

Los críticos se resignan y aplazan el asalto de Susana Díaz hasta la celebración del 39º congreso, en suspenso desde hace meses

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

EFE
11/04/2016 a las 06:00
  • COLPISA
No ha dejado de estar cuestionado prácticamente ni un día desde que, en julio de 2014, llegó a la secretaría general del PSOE. El intento de asedio se recrudeció cuando el pasado 20 de diciembre los socialistas vieron cómo miles de ciudadanos volvieron a darles la espalda (el partido perdió un millón y medio de votantes respecto a las ya demoledoras generales de 2011) y les situaron de nuevo por detrás del PP, con 90 escaños frente a 123. Pedro Sánchez, sin embargo, ha sabido jugar estos meses sus cartas; ha aprovechado su posición en el tablero, como líder de la fuerza política por la que pasaba cualquier mínima alternativa de Gobierno, para anclarse al cargo, y ahora incluso los más críticos entre sus críticos se resignan a que, pese al fracaso de las negociaciones para la investidura, repita como candidato en los aparentemente ineludibles comicios del 26 de junio.

Su futuro a medio plazo sigue siendo delicado porque, aún aplazada, la batalla por el poder no ha llegado a su fin. Susana Díaz lo dejó claro el pasado 2 de abril con su discurso ante el comité federal en el que finalmente se postergó de manera indefinida el congreso al que ella y sus seguidores habían conseguido poner fecha (mayo) en otro cónclave celebrado a finales de enero. La semana pasada, la presidenta andaluza hizo llegar a sus muchos partidarios que no se rinde y que luchará por la secretaría general cuando llegue el momento. Así se interpretó su afirmación de que ella sabe unir y su deseo de que el modelo que ha funcionado en su tierra sea "extrapolable" al conjunto.

Es cierto que, en las últimas semanas, se habían oído algunas voces en el partido favorables a no tirar la toalla y dar la batalla por el cambio de líder también en las primarias electorales. El presidente valenciano, Ximo Puig, apuntó en esa dirección, el mismo miércoles, en un desayuno informativo en Madrid en el que hizo las veces de presentador el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, ahora 'susanista' convencido. Allí Puig advirtió de que, si las negociaciones para la investidura no llegaban a buen puerto, habría que adjudicar el fracaso a sus "actores principales". El exsecretario general del PSOE tampoco disimuló sus preferencias y dijo aquello de que él no diría sería "una desgracia" que Sánchez no lograra un pacto de Gobierno. Quienes querrían que Díaz mueva ahora ficha, sin embargo, están en franca minoría.

Prácticamente nadie esta por abrir el partido en canal a dos meses de ir a las urnas, aunque, como lamenta algún crítico, el precio a pagar sea "perder cuatro años más". Para la presidenta andaluza y para su Gobierno, además, resultaría demasiado engorroso.

Inconvenientes

Si el 3 de mayo se convocan nuevas elecciones, las primarias, exigidas por el reglamento interno, tendrán ques ser exprés y con plazos muy reducidos, porque las candidaturas tienen que estar registradas ante las juntas electorales provinciales, como tarde, el 23 de mayo.

En la federación andaluza admiten que paa su líder sería demasiado precipitado. Pero esa no es la única razón de la espera. "Ir a primarias sin ser secretaria general es una locura", dice una de las más firmes detractoras de Sánchez. Un mal resultado en las urnas recaería sobre sus espaldas, sin tener el control del aparato. A los anteriores inconvenientes se une el de que las federaciones están muy divididas y Díaz habría tenido difícil erigirse en candidata por aclamación. Incluso los barones más afines a su causa se lo advirtieron ya, según cuentan varios de ellos, cuando aún se hablaba del congreso: "No descartes el empate; si ganas, será por la mínima, aunque en Andalucía consigas el 80%".

Las cuentas no salían, ni para ella ni para nadie. Y así empezó el repliegue. "Si hay segundas elecciones, el candidato y, además, único será Pedro Sánchez", dijo tajante hace unos días el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Los críticos, que acusan a Sánchez de anteponer su interés personal al del partido , asumen su derrota. "No hay nada que hacer -critica un ex alto cargo - ahora iremos a las urnas con sus listas y atados a la derecha (por el pacto con Ciudadanos)". La dirección del partido confía, aún así, en que el protagonismo adquirido por el secretario general durante los últimos tres meses tenga rédito electoral; aunque las encuestas aún no lo indiquen.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra