Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

operación Taula

La cúpula del PP mantiene su pulso y anticipa dimisiones en Valencia

  • El vicesecretario de Organización admite que el intercambio de mensajes con Barberá no es "agradable"

​Rita Barberá.
​Rita Barberá.
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 22/03/2016 a las 06:00
El tic-tac imparable de la cuenta atrás hacia la convocatoria de nuevas elecciones generales, no sólo obliga a los partidos a tejer un relato sólido con el que convencer al electorado de haber hecho lo imposible por la formación de un Gobierno. También es un elemento de presión para el PP, que teme llegar a otros comicios con la casa sin barrer a cuenta de la corrupción. De poco sirve que Mariano Rajoy logre trasladar a sus votantes que ha sido el PSOE el responsable de impedir un Ejecutivo "estable" si los escándalos alejan al partido de sus simpatizantes y opacan cualquier intento de recuperar la iniciativa política. De ahí, el pulso que libra la cúpula con los populares de la ciudad de Valencia y, especialmente, con la exalcaldesa, Rita Barberá.

El secretario de Organización del PP auguró este lunes que en cuestión de "días" o incluso de "horas" podrían producirse "decisiones voluntarias", es decir, dimisiones en el grupo municipal valenciano, bajo sospecha por presunto blanqueo de capitales. "Algo tiene que pasar", avanzó Fernando Martínez Maíllo tras recordar que el partido ha abierto un expediente informativo a todos los implicados en la 'operación Taula' y que tanto los concejales del Consistorio como Barberá serán citados, a ser posible, la próxima semana en el marco de las pesquisas internas. Pero, por ahora, ninguno de ellos se lo ha puesto fácil a la formación.

LOS HILOS DE BARBERÁ

La situación en Valencia es, de hecho, "muy complicada", insistió Martínez Maíllo en la Cadena Ser. Desde el miércoles pasado, la presidenta del PP regional, Isabel Bonig, ha mantenido encuentros con los concejales investigados para exigirles el acta que prometieron entregar en caso de que su situación procesal no variara al levantarse de manera parcial el secreto de sumario. Pero hasta el momento, los ediles se han resistido. "Creemos que no hay ninguna prueba contra nosotros", defendió el 16 de marzo Beatriz Simón, que se siente avalada por los estatutos.

Fuentes del partido en la comunidad instan, sin embargo, a esperar y no descartan que se produzcan pasos atrás entre los concejales. "Hay quien se lo está pensado, mientras que otros no quieren", explican en el PP. La dirección autonómica teme, por otro lado, dar un paso en falso que pueda llevar al partido a los tribunales por excederse con sus propias normas de funcionamiento, que establecen la línea roja en la apertura de juicio oral. Con esa baza juega, según las mismas fuentes, Barberá, que, aseguran, alienta a sus excompañeros del Ayuntamiento a resistir frente a la dirección del partido. El envío de mensajes airados e incluso, tal y como lo ven varios populares, "amenazantes" se ha convertido en una práctica habitual para la exalcaldesa. Algunos representantes de la formación ratifican tener conocimiento de que la actual senadora llama a Bonig a tener "cuidado con lo que se dice". La Razón difundió, además, la semana pasada el sms remitido a Martínez Maíllo: "Defended a la gente del partido que no ha hecho nada (.); lo que quiere hacer Isabel (Bonig), no sólo perjudica políticamente, sino también la argumentación de la defensa". Y el vicesecretario de Organización asume que el intercambio de "mensajes y llamadas" no son "agradables", aunque no se siente intimidado.

"Rita está acostumbrada a presionar mucho, a ganar el partido 5-0, y es capaz de denunciar al PP en los tribunales", admiten en el entorno de Barberá. Pero en la cúpula del PP quienes no pertenecen a la misma generación que la exalcaldesa y no se sienten en deuda han decidido plantarse.

El lunes, el portavoz Pablo Casado respaldaba a la dirección del partido valenciano y la vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, admitía que la senadora daña al PP cuando contribuye a ofrecer la imagen de una formación que no mantiene un "comportamiento intachable en el ejercicio de las responsabilidades públicas".
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE