Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ISRAEL

Israel avanza en su campaña contra la cadena Al Yazira

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, se ha tomado el cierre de la cadena de televisión internacional como un reto personal

Ampliar Israel asegura que cerrará la cadena de televisión Al Yazira por
Israel asegura que cerrará la cadena de televisión Al Yazira por "incitar a la violencia"
  • Efe. Jerusalén
Publicado el 20/08/2017 a las 11:14
Israel avanza en su campaña contra la cadena de televisión catarí Al Yazira con el intento de cierre de su oficina en Jerusalén y la retirada de la acreditación de prensa a uno de sus periodistas.
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, se ha tomado el cierre de la cadena de televisión internacional como un reto personal y ha prometido que si los mecanismos legales impiden hacerlo (los medios gozan de protección en Israel), cambiará la legislación.
El jefe del Gobierno considera que Al Yazira "no deja de fomentar la violencia" y anunció en su cuenta personal de Facebook que "ha pedido varias veces a quienes hacen cumplir la ley que cierren su oficina en Jerusalén".
"Si esto no se hace, debido a diferencias en las interpretaciones legales, haré lo necesario para aprobar las leyes que permitan sacar a Al Yazira de Israel", prometió.
Mientras avanza el proceso legal, las autoridades israelíes han tomado ya medidas contra uno de los periodistas de la cadena.
Se trata de Elías Karram, árabe israelí originario de Nazaret al que la Oficina de Prensa del Gobierno -conocida por sus siglas en inglés, GPO, un organismo que depende directamente de la oficina de Netanyahu- ha decidido revocar su credencial de prensa, lo que le impedirá acudir a actos oficiales y recibir trato de reportero por parte de las instituciones.
La GPO denuncia que Karram declaró en mayo de 2016 a la televisión Dar Al Iman: "El trabajo de los medios es una parte integral de la resistencia (palestina) y de su actividad de política educativa. El periodista juega un papel de oposición con el bolígrafo, voz o cámara porque es parte de la gente y hace la resistencia a su manera".
Esta palabras, considera la GPO, implican que el reportero "está tomando parte activa" y por tanto no puede cubrir la información de forma profesional.
Su caso será sometido a revisión la próxima semana, empezando con una vista el lunes, según confirmó a Efe el director de Al Yazira en Jerusalén, Waleed Omary, que declinó comentar más sobre el caso hasta que haya una decisión firme.
En la vista se pedirá al periodista "que explique si forma o no parte de la resistencia palestina contra la 'ocupación sionista', como dijo en la entrevista y, si lo es, cómo esto afecta a su trabajo de acuerdo a la ética universal", señaló la GPO.
"Quien tome parte activa en la lucha política debería hacerlo en el marco de la ley, pero sin las credenciales de prensa del Estado de Israel", advirtió en un comunicado el director de esta oficina gubernamental, Nitzan Jen.
Sherif Mansour, coordinador para Oriente Medio de la ONG Comité para la Protección de los Periodistas, señaló por su parte que "censurar a Al Yazira o cerrar sus oficinas no traerá estabilidad a la región sino que pondrá firmemente a Israel en el mismo campo de algunos de los peores enemigos de la libertad de expresión en la región".
Pero la Administración israelí ya se está moviendo en esa dirección y días después de la petición pública de cierre de Netanyahu, el ministro de Comunicación Ayoub Kara (de su partido, el Likud), anunció que revocaría los credenciales a los periodistas de la cadena, les impediría trabajar, cerraría su oficina en Jerusalén y prohibiría que esta transmita por satélite en Israel.
"Nosotros somos los últimos, aparte de Irán, que quedamos garantizando legitimidad a Al Yazira. Todos los países árabes lo ven como un canal terrorista", declaró Kara, en referencia a la crisis entre Catar y países árabes como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto y la exigencia del primero de que se cierre o reforme la poderosa cadena.
"Yo no busco democracia, lo primero que quiero es garantizar la seguridad de los ciudadanos de Israel", añadió el ministro en declaraciones a la radio militar.
En un comunicado, el gigante mediático catarí denunció esta decisión y resaltó que la lleva a cabo "un estado que reclama ser la única democracia en Oriente Medio".
El cierre de la cadena puede resultar difícil desde una perspectiva legal y, además, podría incluso no convenir a Israel, apuntaron altos cargos del Ministerio de Exteriores que fueron consultados sobre ello por el Consejo de Seguridad Nacional, informó el diario Haaretz.
"No hay duda de que cualquier infracción a las actividades de Al Yazira y sus reporteros en Israel causaría daños en las relaciones públicas a Israel en el extranjero", advirtieron las fuentes de Exteriores no identificadas.
"Decisiones así", aseguró una de ellas, "podrían resultar en que Israel sea retratado como un país de la misma clase que Cuba, Venezuela y Turquía".
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones