BREXIT

El terremoto bursátil del 'Brexit' hunde al IBEX en la mayor caída de su historia

El Ibex-35 pierde 62.200 millones a causa del sí al Brexit

Un mujer observa el panel de la Bolsa española en la jornada con la mayor pérdida de su historia.

Un mujer observa el panel de la Bolsa española en la jornada con la mayor pérdida de su historia.

AFP
25/06/2016 a las 06:00
  • COLPISA . SHANGHAI
Ni el 11-S de Nueva York, ni el 11-M de Madrid, ni el hundimiento de Lehman Brothers fueron tan letales para el Ibex-35. El selectivo español donde cotizan las principales empresas del país sufrió ayer el mayor desplome de su historia al cerrar la sesión con un batacazo del 12,35%. Ya se sabe, el dinero es cobarde. Y en una jornada de pánico nunca vista se volatilizó la descomunal cifra de 62.200 millones de euros; el equivalente al 6% del PIB español o la mitad del gasto anual en pensiones. Semejante sangría llegó, fundamentalmente, de parte de la banca y las empresas con mayor implantación en Reino Unido, a quienes los inversores dieron la espalda. También hay que tener en cuenta que un desmoronamiento tan brutal se explica en cierta medida por las subidas de los últimos días, en los que se descontaba un 'no' al 'brexit'. Así que ayer tocó corregir la euforia de jornadas pasadas y asimilar un golpe inesperado que vuelve a poner de manifiesto la falta de olfato de los mercados, los analistas y demás augures profesionales.

Casi la mitad de la capitalización perdida la sufrió la banca, que vio como se volatilizaban 25.400 millones de euros. El Santander y el Sabadell, con un negocio muy expuestos a lo que ocurra en Reino Unido, se despeñaron cerca de un 20% -en concreto, un 19,89 y un 19,29-. Popular y Bankia incluso marcaron sus mínimos anuales al caer un 15,29% y un tremendo 20,78%, respectivamente. BBVA y Caixabank también sufrieron durísimos reveses.

Pero ni mucho menos ha sido la banca el único sector damnificado. Todos los valores del Ibex 35 cerraron en rojo y especial sufrimiento se llevaron quienes tienen un alto y evidente nivel de exposición en las islas. El peor revés fue para IAG, el holding producto de la integración de Iberia y British Airways, que se dejó un 26,86%. Gigantes como Iberdrola, Ferrovial y Telefónica también fueron duramente castigados.

En fin, que el español ha sido el peor índice de Europa tanto por el peso que en él ostenta el sector bancario como por los notables intereses que tienen en el Reino Unido algunas de las principales firmas. Ahora, queda por ver si esto es todo o hay más. Si el selectivo ha pagado el precio de la mayor crisis institucional del continente en décadas, o si aún le queda penitencia por delante. Hay apuestas para todos los gustos, pero lo más posible es que nos internemos en una temporada de inestabilidad que hará las delicias de los especuladores. Los efectos del Brexit en la economía española van mucho más allá de su impacto en la Bolsa. Eso ha sido lo inmediato, lo que se puede medir ahora. Pero a partir de hoy es posible que llegue lo peor. Hay que tener en cuenta que Reino Unido es el cuarto socio comercial de España, sólo por detrás de Alemania, Francia e Italia. El año pasado los británicos compraron aquí productos por valor de 18.231 millones de euros -lo que supone el 8% de las exportaciones españolas-, un 10% más que en 2014. La balanza comercial es buena para España, porque las importaciones fueron de 12.583 millones. ¿Qué ocurrirá ahora? Hay muchas dudas. No sólo por las trabas que siempre implica el surgimiento de fronteras donde no las había, sino porque la devaluación de la libra encarece nuestros productos y, por lo tanto, los hace menos competitivos en las islas.

Uno de los sectores con más que temer es el de la automoción, que supone la tercera parte de las exportaciones, con más de 6.100 euros al año. El año pasado se enviaron a Reino Unido 365.500 vehículos. Las patronales del sector, naturalmente, calificaron de "mala noticia" el Brexit. Igual que lo es para el negocio del ladrillo; hay que recordar que la bajada de precios de la vivienda en España ha impulsado las inversiones extranjeras. Y los británicos compran el 21% de las casas que se venden a foráneos. Muchos visitantes Eso tiene que ver con la imagen que cultiva la península de lugar apacible y cálido donde merece la pena pasar el tiempo. Algo que los ingleses tienen en cuenta también para venir a pasar las vacaciones. En 2015 visitaron España nada menos que 15,67 millones de turistas británicos, lo que supone casi el 25% de los visitantes extranjeros que tuvo el país. Y se dejaron 14.057 millones de euros. Las asociaciones de agencias de viajes y de hoteles no quieren dejarse llevar por el pánico, hay que esperar para conocer la potencia del impacto. Pero, en la medida que los ingleses pierden poder adquisitivo como efecto de la devaluación de la libra, sí parece razonable pensar que habrá consecuencias.


¿CÓMO AFECTARÁ TODO ESTO AL CRECIMIENTO DEL PIB?

La economía española es la más dinámica de Europa, y los pronósticos en vigor siguen siendo optimistas. Pero ayer un buen número de expertos ya pidió al Gobierno de Mariano Rajoy que modere sus previsiones de crecimiento para este año -pronostica un aumento del 2,7% en el PIB- porque el impacto del Brexit se dejará notar. El asunto es importante porque un crecimiento menor de lo esperado implicará menos ingresos en impuestos y, por lo tanto, menos capacidad para asumir los gastos e inversiones comprometidas en el Presupuesto.

Sin embargo, el ministro Luis de Guindos descartó ayer rebajar las previsiones. A sólo dos días de las elecciones generales, dijo estar convencido de que los mercados están "sobrerreaccionando" ante el Brexit y que las aguas se irán "calmando" a medio y largo plazo. Además, aseguró que la economía española está "fuerte" y dispone de una elevada resistencia a la inquietud. Es más, recordó que según sus cálculos el PIB está creciendo en el primer semestre a un ritmo superior al 3%, por lo que si se revisan las previsiones, Guindos, confiado, dijo que será al alza.
 
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra