SOCIEDAD

Brasil se tiñe de rojo contra los abusos sexuales

La playa de Copacabana se cubre de ropa interior manchada de sangre para denunciar el escalofriante número de violaciones en el país

El autor del vídeo de violación colectiva en Brasil declara ante las autoridades

Una mujer participa en una manifestación contra la violación de una adolescente por más de 30 hombres frente a la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro (Brasil).

EFE
Actualizada 09/06/2016 a las 09:09
  • Isaac Asenjo , Madrid
La violación a una joven por parte de más de 30 hombres a finales de mayo, puso al desnudo el escalofriante número de agresiones sexuales en Brasil. El hecho no solo generó una ola de indignación a escala mundial, sino que además provocó el debate sobre las alarmantes cifras de abuso sexual en todo el país.

La agresión fue difundida en las redes sociales con un vídeo mientras que los autores de la grabación comentan el acto.

Las estadísticas son abrumadoras. En Brasil se producen 50.000 violaciones por año. 140 casos por día. Casi 6 por hora. Uno cada 12 minutos. Y estos son solo los datos denunciados a la policía en 2014. Según el IPEA, solo el 10% de los casos son denunciados, lo que puede elevar el dato al escandaloso número de casi medio millón de violaciones por año.

Si aún no se le ha erizado del todo la piel, sepa que existen investigaciones que muestran que cerca del 15% de las violaciones son colectivas, que hasta en el 40% de los casos hay drogas involucradas y en el 70%, las víctimas tienen menos de 18 años.

Varias organizaciones feministas y defensores de los derechos humanos recuerdan que la víctima nunca es culpable en una violación con la etiqueta #estruponãoéculpadavitima en las redes sociales. Aunque las movilizaciones ante estos actos no solo son virtuales. La ONG Rio de Paz ha organizado una protesta en Río de Janeiro, la ciudad que albergará los Juegos Olímpicos este mes de agosto; y más concretamente en Copacabana, una de las playas más emblemáticas del mundo.


Junto a la ropa interior fueron expuestas también enormes reproducciones de imágenes del fotógrafo Marcio Freitas para la exposición 'Nunca me callaré'. Las instantáneas, de dos metros de alto por dos de ancho, fueron hechas para un ensayo sobre la angustia sufrida por mujeres que son víctimas de abuso, en el que participaron una veintena de modelos.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra