Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Senegal

​Una cadena perpetua acaba con 26 años de impunidad del exdictador Hissène Habré

En su mandato se registraron unos 40.000 asesinatos políticos y más de 200.000 casos de tortura

Fotografía de archivo que muestra al exlíder de Chad Hissène Habré.

Fotografía de archivo que muestra al exlíder de Chad Hissène Habré.

EFE
Actualizada 31/05/2016 a las 09:51
  • EFE. Dakar
El exdictador chadiano Hissène Habré fue condenado a cadena perpetua en Senegal por un tribunal especial de la Unión Africana, poniendo fin así a más de 26 años de impunidad y un asilo dorado en Dakar, donde logró refugiarse tras perder el poder en 1990.

El tribunal especial de la Unión Africana (UA) encabezado por el magistrado voltense Gberdao Gustave Kam declaró culpable de crímenes contra la humanidad y torturas a Habré, en cuyo mandato se registraron unos 40.000 asesinatos políticos y más de 200.000 casos de tortura.

"Las Cámaras le condenan a la cadena perpetua y tiene un plazo de 15 días para apelar el veredicto", declaró el presidente de las CAE al terminar la lectura de la sentencia.

"Las Cámaras le declaran culpable de crímenes contra la humanidad, de violaciones y relaciones sexuales forzosas, de raptos, de torturas, actos criminales", sentenció Kam.

Hissène Habré, vestido en su tradicional bubu blanco y turbante de mismo color, no manifestó ninguna reacción al veredicto del tribunal, manteniendo así la actitud de total indiferencia que ha adoptado desde el comienzo del juicio en julio en 2015.

El tribunal consideró que, siendo jefe del Estado, máximo jefe de las fuerzas armadas y de la guardia presidencial, Habré controlaba directa y personalmente el sistema de represión que creó él mismo y que causó miles de víctimas entre 1982 y 1990.

Destacó asimismo la plena responsabilidad de Habré en los crímenes cometidos por la Dirección de Documentación y Seguridad (DDS) y la Brigada de la Seguridad Interior (BSIR), verdaderos brazos armados de la represión.

La pena infligida al apodado "Pinochet africano" coincide con la petición de la Fiscalía, que había solicitado la cadena perpetua.

El veredicto fue acogido por una salva de aplausos y gritos de alegría de decenas de víctimas presentes en la sala del tribunal.

"Llevábamos 25 años esperando este momento histórico. Este veredicto nos llena de alegría, pues confirma que no se han quedado vanos los esfuerzos nuestros para juzgar y condenar a Habré por sus crímenes", comentó en declaraciones Clément Abaifouta, presidente de una de las asociaciones de víctimas.

Por su parte, el presidente de la Organización Senegalesa de Derechos Humanos y abogado de las víctimas, Assane Dioma Ndiaye, interpretó el veredicto como un mensaje dirigido a todos los mandatarios africanos.

"A partir de este momento, los dirigentes africanos entenderán que no se pueden permitir todo en el poder. Este veredicto de un tribunal africano juzgando a un exmandatario africano pone de manifiesto que se ha acabo definitivamente la era de la impunidad", sostuvo Ndiaye.

"La condena de Hissène Habré es una inmensa victoria para las víctimas chadianas. Sin su tenacidad, este juicio nunca hubiera tenido lugar", dijo el portavoz de Human Rights Watch y activista pro derechos humanos, Reed Brody, considerado como uno de los principales protagonistas de la campaña para llevar a Habré ante los tribunales.

Uno de los abogados de Habré, Mounir Balal, calificó el veredicto de "muy severo" y dejó claro que no descarta apelar.

"Estamos esperando tener en nuestro poder la sentencia completa. Estará disponible en pocos días y en este momento estudiaremos las modalidades de apelar el veredicto", aseguró el letrado, uno de los tres nombrados de oficio tras la negativa de los abogados de Habré de comparecer, conforme a la voluntad de su cliente.

Habré ejerció como presidente de Chad entre 1982 y 1990, cuando fue derrocado por el actual presidente chadiano, Idriss Deby, que llegó al poder al frente de una rebelión armada.

Desde entonces ha vivido exiliado en Senegal, donde fue detenido el 30 de junio de 2013 por los crímenes cometidos durante su dictadura.

Tras conocer la sentencia, el abogado y exjuez español Baltasar Garzón dijo que la cadena perpetua impuesta al exdictador de Chad "es un fallo histórico para las víctimas, para África y para el mundo".
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra