TERRORISMO

Inquietud en España por los movimientos del Daesh en Marruecos

Los informes de inteligencia revelan el aumento de actividad de Jund al-Khilafa, la franquicia local del Estado Islámico

Inquietud en España por los movimientos del Daesh en el norte de Marruecos

Cuatro personas han sido detenidas en febrero en una operación conjunta hispano-marroquí contra el terrorismo yihadista, tres de ellas en Ceuta y la cuarta en Nador (Marruecos).

ARCHIVO
Actualizada 30/05/2016 a las 20:36
  • COLPISA. MADRID
Los informes de los servicios información de las fuerzas de seguridad y de los analistas de inteligencia del Ministerio de Defensa coinciden en que se mantiene inalterado el nivel de amenaza yihadistas en el territorio nacional. Pero todos esos documentos inciden en las últimas semanas en la inquietud que provocan para la seguridad nacional y los intereses españoles los "crecientes" movimientos de supuestos efectivos del Daesh en el norte de Marruecos, incluso en zonas cercanas a Ceuta y Melilla y áreas de gran presencia de ciudadanos españoles.
Todo ello, cuando el 6 de junio se inicia el mes de Ramadán, un periodo en el que en 2015, los líderes del Estado Islámico ordenaron a sus huestes reforzar sus ataques contra los "infieles" más allá de las fronteras de Siria.

La preocupación de los responsables de seguridad nacional está focalizada, de acuerdo con esos documentos, en la parte más septentrional de Marruecos, cerca del Estrecho de Gibraltar, y tiene un nombre, Jund al-Khilafa, la franquicia local del Daesh, que hasta ahora tenía su base de acción exclusivamente en Argelia, pero que en los últimos meses ha extendido sus tentáculos dentro del reino alauita. Aunque a principios de 2016, las fuerzas de seguridad del país vecino desarticularon un célula de este grupo, los servicios antiterroristas españoles están convencidos de que simpatizantes de Jund al-Khilafa siguen en activo en esta zona plagada de intereses españoles. De hecho, saben que al menos tres activistas de esta célula, supuestamente argelinos, siguen libres.

Un muy reciente informe de la Asesoría de Inteligencia y Consultoría de Seguridad (AICS), especialista en el seguimiento yihadista, coincide en que este grupo ni mucho menos ha sido neutralizado. "Un ciudadano chadiano, supuestamente vinculado con esta célula, fue detenido en Tetuán hace un mes, mientras que otro fue capturado en el proximidades de Saidia, una ciudad turística muy conocida llena de complejos vacionales y generalmente visitada por españoles" revela el dossier 'Terrorismo islamista. Ramadán y Europa' de AICS, fechado el pasado 27 de mayo. Saidia, a solo 92 kilómetros al este de Melilla y destino vacacional de los residentes de la ciudad autónoma, se encuentra a solo un puñado de kilómetros de la frontera argelina y, por ende, cerca de zonas de influencia y de paso de Jund al-Khilafa.

El otro foco de preocupación citado en el documento de AICS son Tánger, ciudad con centenares de turistas españoles por su proximidad y conexiones con la península, y los "complejos turísticos a lo largo de la costa norte del país", ya en su vertiente atlántica. "Estos complejos podrían ser en un momento dado un objetivo muy adecuado para los islamistas", llega a afirmar la asesoría de inteligencia, que recuerda que el Estado Islámico ya perpetró un sangriento atentado de estas características contra complejos hosteleros de Sousse, en Túnez, en junio del pasado año, provocando 37 muertos.

AICS insiste en que, aunque Marruecos hasta ahora ha logrado neutralizar todos los intentos recientes de atentar en su territorio, militantes de Jund al-Khilafa "están llevando a cabo misiones de vigilancia y adquisición de blancos en el interior de Marruecos".

MOJWA

La amenaza de los terroristas argelinos del Estado Islámico se ha unido en las últimas semanas, explican los especialistas españoles, con el llamamiento de los líderes de Mojwa (el Movimiento para la Unicidad y la Yihad en Africa Occidental, una escisión de Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), ahora fiel al Daesh) que ha instado a sus militantes a atacar "inversiones extranjeras", "lugares turísticos" y a "las tropas de la ONU desplegadas en el Sáhara".

Pero no solo el Daesh preocupa a los servicios antiterroristas y de inteligencia españoles. El propio AQMI se resiste a perder influencia en Marruecos frente al Estado Islámico. El grupo más activo de AQMI, Al-Mourabitoum, ha lanzado recientemente varias campañas con las imágenes de sus líderes históricos llamando a la "acción" de sus acólitos en varios países, entre ellos Marruecos.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra