Una medallista invidente adopta a un perro lazarillo ciego

Bolu es un perro labrador que se quedó ciego por una enfermedad en la retina. Su dueño pensó sacrificarlo, pero se encontró con Mónica.
Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+