Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Nuestra Constitución y Navarra

  • Pedro Pegenaute Garde. Diputado Constituyente por Navarra (UCD)
Publicado el 06/12/2022 a las 08:31
Bla, bla y mucho más bla, hasta decir basta, en estos días de celebraciones de actos conmemorativos. Uno, en la capital de la Villa y Corte, con la artificiosa participación de quienes, tuvieran o no que ver con el objeto de la cita, los mandones de uno y otro lado decidieron (y así de deslucido salió, claro). Y, otros, con el fin de medallear méritos contraídos, y, entre ellos, los de quienes, si algunos poseen, no son sino, de un lado, cuando tuvieron mando en plaza, haber calificado tales actos de banales e irrelevantes, y, del otro, haberse opuesto a su celebración, a la celebración de actos idénticos al que ahora a ellos les medallean ¡Ver para creer su coherencia y autenticidad!
Y, contra quienes jamás estarán por hacerlo, y de hecho no lo harán, por no poder ser ellos sus protagonistas, ahora (léase hoy 6 de diciembre) toca el turno de conmemorar el 44 aniversario -se dice pronto- del día en que un 87,87 % de españoles votamos sí, un sí de sí rotundo, al texto del proyecto de Constitución para España. A un texto excepcional, sin duda alguna, que el 31 de octubre anterior habíamos aprobado en las Cortes Españolas 325 diputados y 226 senadores, y gracias al cual, entre otras:
Uno, España pudo convertirse en un Estado social y democrático de Derecho y, dentro del mismo, en Monarquía Parlamentaria.
Dos, en virtud de su disposición adicional segunda, que reconoce y ampara los derechos históricos de los territorios forales, pudo Navarra, a partir de agosto de 1982, disponer de su LORAFNA, la ley de reintegración y amejoramiento de su régimen foral. Que, de no haberse aprobado esa disposición adicional constitucional, nada de nada, o, por decirlo más ajustadamente, un Estatuto más. Con todo lo que hubiera supuesto y significado para Navarra. Y, tres, gracias a su Disposición Transitoria Cuarta, la de la Constitución digo, que Navarra no fuera ni sea Euzkadi, y que no pueda serlo en tanto los parlamentarios forales por mayoría de 26 votos (mayoría absoluta por ello) lo decidan, aprobemos dicho acuerdo en Referéndum por mayoría los navarros, se cumplan los requisitos establecidos en el artículo 47.2 del Estatuto Vasco interpretados según lo aprobado en la ley de referéndums de enero de 1980 en cuanto a cómputos, y, finalmente, lo aprobaran las Cortes Españolas. Nada de nada, pues, y nada que temer, de no superarse toda esa prácticamente insalvable carrera de obstáculos, como en su día nos la espetó y echó en cara a algunos diputados de UCD de Navarra (“eso es jugar para siempre a ganador, Pedro”, llegó a decirme en el hotel Palace) el peneuvista y singular vasquista Xavier Arzallus. A fin de cuentas, pues, por más que algunos sigan buscando hurtarlo a nuestra opinión, que, no es poco lo que Navarra le debe a nuestra Constitución; a ella, sí, y de verdad. Lo que le deben (ello como todas las demás tierras de España) su paz, concordia y marco de convivencia de los que gozan; su statu quo territorial, hoy indemne gracias a ella; sus instituciones, democratizadas gracias también a ella; su LORAFNA, posible igualmente gracias a ella; y su progreso y modernidad.
Entre nuestra normativa de los últimos 44 años, por ello, nada igual que se le parezca, en cuanto a beneficios para España con Navarra, para los españoles con los navarros, a nuestra Carta Magna, la que, en representación de los navarros y navarros, votamos en las Cortes Españolas (casi todos como yo, con legítimo orgullo y conscientes del alto honor que suponía hacerlo) los diputados y senadores elegidos el 15 de junio de 1977 por UCD, PSOE y ANV: Jesús Aizpún, J.Ignacio Astrain, Pedro Pegenaute, Gabriel Urralburu, Julio García, Jaime I. Del Burgo, José Gabriel Sarasa, José Luis Monge y Manuel de Irujo. ¡Y, esta vez, otra vez más!, y que pueda seguir haciéndose, que será la mejor señal de su validez y aceptación, ¡buena conmemoración y un muy buen brindis, con champán o vino navarros, por nuestra actual Constitución!
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora