Sanfermines 2018 tormentosos, con calor moderado y alta humedad

Con el título que pongo, resumiría el tiempo que hemos tenido en estos Sanfermines de 2018 que acaban de finalizar.

Hemos tenido calor, pero moderado. En todas las fiestas no se ha bajado de los 16º ni se han sobrepasado los 32º, por lo que no hemos pasado frío pero tampoco excesivo calor. Destacaría la alta humedad que hemos soportado, lo que ha provocado que hayamos sentido durante muchas horas sensación de bochorno.

Repasamos ahora los datos más destacables de estas fiestas:

La temperatura media de las fiestas ha sido de +22,3º, dos grados por encima de la media histórica. La temperatura media de las máximas ha sido de +28º, tan solo un grado por encima de lo que correspondería.

En cuanto a las temperaturas mínimas del día, la media ha sido de +17,1º, tres grados por encima de la media. El día con temperatura máxima más baja fue el 6, con +24,6º. La jornada más calurosa fue la del día 14, con una temperatura máxima de +31,9º. En cuanto a las temperaturas mínimas, la noche más fría fue la del día 6 al 7 con +16,2º. La madrugada más cálida se registró entre el 8 y 9 cuando no se bajo de los +19,3º

En cuanto a la lluvia, ha llovido en 6 de los 9 días de fiestas. Destaca como día más lluvioso el día 13 con 7 litros por metro cuadrado. Se ha registrado lluvia en los días 7, 8, 11, 12, 13 y 14.

La cantidad total de lluvia en todas las fiestas ha sido de 20,3 litros por metro cuadrado, prácticamente el 100% de la misma proveniente de tormentas. Se trata de una cantidad elevada, teniendo en cuenta que la media durante todo un mes de julio en Pamplona es de tan solo 35 litros.

Destacable ha sido, sin duda, que durante tres días de los que ha llovido lo ha hecho de madrugada o a primera hora de la mañana. En Pamplona, lo normal es que en un mes de julio llueva poco y que, cuando lo haga, casi siempre se produzca en horas vespertinas debido a tormentas.

Por lo tanto, diría que el tiempo en estos Sanfermines ha tenido un parecido con el clima tropical. Alta humedad, fácil formación de tormentas y calor, aunque este último no muy excesivo.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *