El alma flamenca de Calderón

El flamenco es un arte integral, un torrente de pasión en forma de música que engancha y que posee una energía magnética. Como dice el director de cine navarro Joaquín Calderón “el flamenco te deja tocado“. Y una vez que estás tocado por ese aura, por el duende y el arte flamenco, no queda mucho más que dejarse llevar, observar, gozar y crear. Es lo que ha hecho Calderón que, tras beber de las fuentes de sus orígenes andaluces, ha navegado en las cuatro ediciones del festival Flamenco On Fire de Pamplona y ha plasmado todo lo vivido en su último trabajo documental: ‘Arte Flamenco On Fire’.

El primer recuerdo que guarda Joaquín Calderón asociado al flamenco tiene que ver con su infancia, con su padre y con su tío Juan escuchando casetes en un cuarto y llenando la casa del sonido de las palmas y la guitarra española. Luego, el hecho de que toda su familia provenga del sur, de Málaga y de Granada, o que haya pasado su juventud escuchando a referentes flamencos como La Niña de la Puebla, Valderrama o Molina mientras estudiaba y trabajaba en Londres, no son más que factores que suman a un alma que respira flamenco por los cuatro costados: “Recuerdo cuando, siendo yo un niño, la familia entera íbamos a pasar el día a la orilla del río Ororbia durante los veranos y sonaba el flamenco de fondo; luego me viene a la mente mi etapa vital en Londres. He escuchado más flamenco en Inglaterra que en cualquier otro lugar y allí me acuerdo de cómo lloraba leyendo las cartas de mi padre de puño y letra mientras escuchaba a Valderrama cantando ‘El emigrante’. Mis amigos británicos flipaban y me decían ‘Hey, you! Spanish blood’ porque para ellos representaba la típica pasión española o andaluza… Llegué a representar alguna de las obras de Lorca en los escenarios londinenses y trabajé en la Compañía TELON (Teatro Español en Londres) representando ‘Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores’, de Lorca. Era y soy muy lorquiano, como me siento muy flamenco también”. Y eso, a pesar de no haber nacido en Andalucía, la tierra de sus padres, Ana y Salvador, y de donde le viene, eso sí, su amor por el flamenco.

Joaquín se ha pasado varios años recopilando material, grabando en los escenarios de media España y del extranjero, adentrándose en la vida y la obra de los grandes maestros del flamenco, los vivos y los que nos dejaron. Se ha empapado del espíritu que manda sobre las tablas, del legado ancestral que respira entre las cuerdas de una guitarra, de las historias de aquellos que viven el arte en su día a día y, con todos esos ingredientes, nos ofrece ahora su apuesta cinematográfica que conecta con la raíz de este arte milenario; un proyecto hecho a base de pasión y de trabajo y con presencia en los mejores festivales de Canadá y Estados Unidos. La película ha sido ya seleccionada para participar en el Montreal World Film Festival, en la sección Documentaries of the World, y en el Latino Seattle Film Festival de Seattle.

Esta semana nos subimos con Joaquín Calderón al escenario flamenco de La Casa de Sabicas, el centro flamenco de Pamplona y espacio vertebral también en el documental, para que nos cuente los entresijos de ‘Arte Flamenco On Fire‘.

Sopa de Letras: ¿Qué hay detrás de Arte Flamenco On Fire?

Joaquín Calderón: El origen de este documental es mi curiosidad, mis ganas de saber más sobre esta maravillosa expresión cultural y forma de vida. Tener un festival como el que tenemos en Pamplona ha sido el empujón.

SDL: Sé que antes de que Flamenco On Fire surgiera en Pamplona tú ya te sentías seducido por este arte y por los grandes artistas que han puesto voz y pasión al flamenco. ¿Eres muy mitómano?

JC: Soy poco mitómano, la verdad. Sin embargo, con los grandes artistas que en estos últimos cuatro años han pasado por el festival flamenco de Pamplona me ha pasado lo que me pasa con poca gente. Cuando los he conocido he sentido su aura, su energía, su fuerza vital con una intensidad tal que me ha impactado sobremanera. Creo que es algo que tiene que ver con la raza gitana y con el arte. La mayor parte de los gitanos flamencos a los que he conocido poseen una dignidad y un don de gentes muy especial. Transmiten una especie de magnetismo que te aporta un chute de energía, un algo que te eleva e inspira. Es por eso que me siento un privilegiado por haber podido conocer y acercarme de una forma tan íntima a estos artistas. Que te permitan entrar ahí es mucho.

SDL: ¿Cómo surgió la idea de dar vida a un proyecto documental de esta envergadura?

JC: La idea de hacer este proyecto surgió precisamente al conocer la primera edición del Festival Flamenco On Fire de Pamplona en el año 2014. Vi que traían a Pamplona artistas de la talla de Sara Baras, Arcángel, José Mercé, Niña Pastori, Pepe Habichuela, Estrella Morente, Karime Amaya, etc… Vamos, un cartel serio de verdad. Suponía una oportunidad de ver mucho talento sin salir de casa. Entonces regresaron a mí muchas dudas que siempre había tenido acerca del flamenco y se me ocurrió que lo mejor que podía hacer era preguntarles a estos artistas cuando llegaran a Pamplona. Y, claro, esas respuestas las podía compartir con todo el mundo vía documental. Así fue como me puse en contacto con Miguel Morán, el director del festival. Primero le mostré ‘Sarasate, el rey del violín’ intentado seducirle con la posibilidad de hacer un documental sobre el flamenco. Mi trabajo le gustó y decidió apoyarme.

SDL: ¿Funcionó?

JC: Desde luego que sí. Hoy nos une una sincera y gran amistad. Yo le quiero un montón y le admiro muchísimo, es un genio del que no se deja de aprender nunca. Del trabajo en sí, no puedo decir que fuera sencillo pero la maquina se había puesto en marcha. Solicité unas ayudas para 2015 que no pude obtener, por lo que con mis propios recursos y el apoyo de Arquetipo Comunicación, que es quien lo ha producido, me lancé a comenzar el trabajo de grabación de entrevistas y otros fragmentos que quería incluir en el documental. Sobre todo ensayos y bambalinas, que digo yo. Todo eso suponía poder conocer la parte que habitualmente no vemos porque sucede detrás del escenario. Conocer la personalidad de estos artistas, cómo respiran, cómo piensan, cómo trabajan y, de paso, preguntarles muchas cosas que necesitaba entender acerca de los palos, del origen, del duende, etc.

SDL: Ese fue el comienzo, pero el proyecto ha sido a largo plazo…

JC: Después de esa primera fase de rodaje durante el festival de Pamplona en agosto de 2015, continué en septiembre 2015 con el rodaje de más artistas como Karen Lugo en Dresden Alemania con motivo del festival RomAmor donde participaban gitanos españoles como Pepe Habichuela y otros gitanos egipcios, balcánicos o indios de Rajastan que a la postre es de donde parten los gitanos originales hacia el resto del mundo. A este festival fuimos porque actuaban Josemi Carmona, Bandolero y Pepe Habichuela entre otros y, para entonces, Pepe me había abierto su corazón en Pamplona y yo el mío y tenía que seguirlo allá donde fuera. Pepe es un amor, AMOR en mayúsculas. Con todos estos gastos y sin ayudas me dediqué mientras tanto a hacer otros trabajos remunerados para poder seguir invirtiendo, pero el proceso no puedo negar que ha sido duro y costoso.

SDL: Eres un realizador que no se rinde ante nada, que persigue sus sueños hasta el final.

JC: Se puede decir que así es. En 2016 volví a pedir las ayudas para este proyecto y en este caso, aunque muy pequeñita, la conseguí, lo cual me dio alas para seguir soñando y seguir grabando y editando. En 2016 editamos bastante pero intuía que me faltaban cosas así que en enero de 2017 bajé a Madrid para grabar a Kiki Morente, Juan Habichuela Nieto, Popo y Kostan. Para estas fechas Kiki y Manuel me tenían absolutamente seducido con su arte y les grabé ensayos en el Rock Palace, camerinos y actuación en el Auditorio Nacional, y conversación entre compañeros en Casa Patas. Las canciones de esos ensayos son lo que más me gusta de la película y espero poder añadir alguna completa en los extras del DVD cuando se publique. Son una pasada.

SDL: Tengo una curiosidad. ¿Cómo conseguiste, casi sin presupuesto, contar con la presencia de Lita Cabellut en el documental?

JC: Yo estaba seducido por Lita Cabellut a partir de un programa que vi por casualidad en TVE, así que le contacté vía Facebook y acabé visitándola en su estudio de la Haya para completar el trabajo. Con ella quedé maravillado. En Barcelona grabé a Karime Amaya, familia de la mítica Carmen Amaya que hacía giras con el guitarrista navarro Sabicas (Agustín Castellón Campos) y en agosto de 2017 grabé los últimos flecos nuevamente en el Festival Flamenco On Fire de Pamplona.
Estoy seguro de que podría seguir un par de años más grabando y añadiendo cosas porque el tema da para una película, una serie o mucho más, pero en algún momento tenía que poner punto final al rodaje.

SDL: Vamos a hacer un ejercicio de marketing: ¿Cómo resumirías a alguien que no lo ha visto de qué va?

JC: Son muchas cosas las que yo trato de contar: historia del flamenco, apoyo al pueblo gitano, guiño a Lorca, mitos del flamenco como Camarón, homenaje a nuestro gran maestro Sabicas, Paco de Lucia o Morente, el antes y el ahora… no sé… más en persona.
La sinopsis corta dice así: ensayo del mundo del flamenco, sus orígenes, sus raíces y su esencia. Cuenta con la participación de grandes artistas del cante, el toque y el baile flamenco, así como de especialistas y la mundialmente famosa pintora gitana Lita Cabellut. Y otra versión anterior e incompleta decía así: documental sobre el mundo del flamenco. Con intervenciones de especialistas de reconocido prestigio como Juan Verdú, José María Velazquez y Joaquín Albaicín descubre su raíz, su esencia y sus influencias actuales.

SDL: Si me lo permites, yo diría que es un trabajo con un enfoque poliédrico que toca todos los palos del flamenco desde sus orígenes.

JC: Te diría también que, atrapando toda la liturgia, poesía, fuerza y belleza del cante, el toque y el baile en el documental conocemos mucho de los palos del flamenco, sus orígenes e historia. Es una fascinante incursión por la música y la danza tradicional andaluza, una excursión por el onírico mundo gitano, una búsqueda de las raíces Rajasthanis de este pueblo, una muestra del talento de grandes mitos todavía vivos como Pepe Habichuela, Remedios Amaya o Manuela Carrasco y de los exponentes más internacionales como Estrella Morente, Farruquito o Antonio Canales. También cuenta con la participación de Paco Suárez y su misa Flamenca con la Orquesta Sinfónica de Navarra, Antonio Najarro y el Ballet Nacional de Danza, Josemi Carmona, Javier Colina, Jorge Pardo, Kike Morente, María Juncal y Karen Lugo & Rajasthani Langas entre otros. Y encumbra las figuras del gran maestro a la guitarra, Agustín Castellón Campos “Sabicas”, de Camarón, de Paco de Lucia y de Enrique Morente.

SDL: Olé tu arte, Joaquín. Y que viva, siempre, el Arte flamenco.

 

 

FICHA DEL DOCUMENTAL

Titulo original: ARTE FLAMENCO, on fire.
Titulo internacional: FLAMENCO ART, on fire.
Director: Joaquín Calderón.
Guionista: Joaquín Calderón.
Reparto: Lita Cabellut, Pepe Habichuela, Antonio Canales, Manuela Carrasco, Juan Ramírez, Antonio Najarro, Farruquito, María Juncal, Jorge Pardo, Estrella Morente, Juan Verdú, Joaquín Albaicín, José María Velázquez Gaztelu, Karen Rubio Lugo, Javier Colina, Josemi Carmona, Kiki Morente, Juan Habichuela Nieto, Iván Vargas, Remedios Amaya, José Maya, Salomé Pavón, Karime Amaya, Paco Suárez, Paco Montalvo, José Manuel Ruiz Motos “Bandolero”, Eva González “La Lagartija”, Ricardo Hernández, etc. Además de la misa flamenca, el Ballet Nacional de España y la Orquesta Sinfónica de Navarra entre otros.
Compañía productora: Arquetipo Comunicación S.L.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *