Usufructo y herencias

Por Amaya Sanz

Retomamos, en nuestro post de esta semana, los temas hereditarios, en esta ocasión para hablar de los usufructos y es que la existencia de usufructos en las herencias es algo bastante común y pueden ser origen de numerosos conflictos entre los herederos de los bienes de una herencia.

Pero empecemos por el principio. ¿Qué es un usufructo? El usufructo es un derecho a usar y disfrutar de los bienes ajenos. Esto quiere decir que por un lado una persona tiene la propiedad del bien, pero otra persona tiene derecho a utilizar y usar ese bien. Es lo que en derecho se conoce como el pleno dominio, que supone tener todas las facultades del derecho de propiedad, y la nuda propiedad, que es una propiedad limitada, ya que no se puede disponer libremente de ese bien.

El usufructo puede ser de carácter vitalicio, otorgándose este derecho durante toda la vida del usufructuario, y finalizando con el fallecimiento de este, o puede otorgarse por un plazo determinado, lo que se conoce como usufructo temporal.

El usufructo no solo se puede constituir sobre bienes inmuebles. Este también puede recaer sobre todos los bienes muebles, sobre derechos o sobre todo el patrimonio entero. Los que nos encontramos más frecuentemente en disposiciones testamentarias son:

1.- Usufructo de dinero: Es el que se establece sobre el dinero que existe depositado en entidades financieras. En principio el usufructuario tiene derecho a disponer de los intereses que genere ese dinero e incluyo a disponer del dinero, quedando obligado a la devolución del dinero cuando se extinga el usufructo. Pueden surgir problemas ya que no es necesario el consentimiento del nudo propietario para disponer del dinero.

2.- Usufructo de la vivienda. El usufructuario puede vivir en la vivienda o arrendarla y percibir la renta, e incluso prestarla a un tercero sin tener que contar con el consentimiento del nudo propietario.

 3.- Usufructo de acciones o participaciones en una sociedad: el usufructuario tiene derecho a los dividendos, siendo socio el nudo propietario.

El usufructo, como hemos dicho al inicio de este post, es una figura bastante utilizada dentro de los testamentos. Recordamos en este punto que, en Navarra, tenemos libertad de testar, por lo que es frecuente encontrar testamentos en donde se deja la nuda propiedad a uno de los hijos, y a otro se le instituye como usufructuario del bien, o testamentos donde el cónyuge superviviente recibe el usufructo de todos los bienes del fallecido y la nuda propiedad se otorga a los hijos o a los sobrinos.

Los motivos que llevan al testador a utilizar la figura del usufructo pueden ser múltiples: desde querer salvaguardar el patrimonio familiar dentro de la familia troncal, el deseo de favorecer a algún hijo frente a otro en el reparto de los bienes otorgándole a uno la propiedad y a otro solo el uso, limitar la facultad de disponer libremente del bien a alguno de los descendientes, o motivos fiscales.

Respecto a este último punto debemos señalar que nos encontramos en el despacho personas que tienen la creencia errónea de que por recibir por herencia un bien en usufructo no se debe pagar el impuesto de sucesiones, o que al extinguirse ese usufructo y adquirirse el pleno dominio del bien no se debe abonar nada a Hacienda. Habrá que tributar en Hacienda por el impuesto de sucesiones tanto el usufructuario, por el derecho de usufructo que recibe como la persona o personas que reciben la nuda propiedad del bien, cada uno en el porcentaje que les corresponda y también en el momento en que se extinga el usufructo y se adquiera el pleno dominio del bien.

Si bien los motivos del testador para establecer usufructos forman parte del ejercicio de su libertad, en muchas ocasiones, a la hora de establecerlos no se ha tenido en cuenta las consecuencias prácticas que puede tener. Y es que gestionar un bien en el que una persona tiene el derecho a usarlo y otra la nuda propiedad, no es nada sencillo, y suele ser origen de conflictos entre miembros de una familia, bien sea entre padres e hijos, hermanos o tíos y sobrinos.

Para solucionar esto, se pueden llegar a acuerdos que permitan conmutar el usufructo, es decir, compensar a esa persona que ha recibido el usufructo con bienes o derechos en los que recibe el pleno dominio. En otras palabras, repartir la herencia de forma que todos puedan recibir y disponer plenamente de lo que reciben.

Seguimos en contacto!

Esta entrada fue publicada en abogado, conflicto familiar, herederos, herencia, hermanos, hijos, impuestos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Usufructo y herencias

  1. JESUS LEDESMA BENITO dijo:

    Buenos días.

    He leído el articulo que tienen en Internet sobre el usufructo.

    Tengo la siguiente pregunta: Mi madre, cuyo marida ha fallecido, sin descendientes pero si con ascendientes. Regimen separacion de bienes. A mi madre le corresponde el 50% del usufructo. La masa hereditaria se compone de una vivienda que actualmente se alquila a 750€/mes (200.000€) un coche (20.000€) y dinero en cuenta bancaria (30.000€). 50 5 del valor de los bienes serian 125.000€.

    Mi madre esta interesada en hacer uso del 50% del usufructo sobre la totalidad de los bienes, o imputar su derecho solamente sobre la vivienda (entonces 125.000/200.000 = 62,5% sobre la vivienda).

    La otra parte ha manifestado su voluntad de capitalizar el valor del usufructo mediante la formula 89 – 63 (edad viuda) * 50% * 250.000 = 32.500€. Sin embargo mi madre no quiere esta solución y prefiere ejercer el derecho del usufructo, ya sea disfrutando del 50% de los vienes (obteniendo la mitad de las rentas de la vivienda, y llegando a un acuerdo sobre los otros bienes, o bien disfrutar del 62,5% de las rentas del piso, o bien disfrutar de toda la vivienda y dar una renta mensual a la otra parte

    Mi duda es si mi madre esta obligada a aceptar la formula de la capitalización que ellos proponen, o bien tiene derecho a ejercitar su derecho a disfrutar del 50% del usufructo, y si en caso de no ponerse de acuerdo, y se va a la autoridad judicial, que suele resolver el juez en estos casos, puesto que si el juez suele dictaminar en caso de no acuerdo que se capitalice según la formula anteriormente dicha, entonces trataríamos de no llegar a los tribunales.

    También me gustaría saber cuales son los plazos aproximados de resolución del juez, y si mi madre hasta dicha resolución puede seguir utilizando el coche y recibiendo las rentas de la vivienda.

    Muchas gracias

    • el.rincon.del.mediador dijo:

      Buenos días Jesús:
      Las cuestiones que nos plantea en su comentario son complejas y requieren de un estudio del asunto en profundidad. En estos casos, lo recomendable es que un abogado le analice las diferentes alternativas para que puedan tomar la decisión más adecuada. Así es como nosotras actuamos en Mediación Navarra, analizando la situación concreta para ofrecer la estrategia de solución más eficaz, eficiente y al menor coste para nuestros clientes.
      Cualquier cosa que necesite puede ponerse en contacto con nosotras a través del teléfono 654621838.
      Gracias por su comentario
      Un saludo cordial

  2. Ana Rodriguez dijo:

    Mi padre dejó en herencia a mi madre el usufructo de todos sus bienes y el resto a sus hijos a parte iguales.En uno de los bancos en que habia una cantidad en metálico mas unas acciones, el banco abrió una cta. a nombre de mi madre con el 50% del metálico y el 50% de las acciones (matrimonio en régimen de gananciales) y con el otro 50% se abrió una cta. mancomunada a nombre de los herederos y de mi madre como usufrutuaria.
    En este reparto no se hizo la capitalización del usufructo, con lo que el saldo de esta cta. ha ido incrementándose con los dividendos de dichas acciones.
    La relación familiar está muy deteriorada por lo que la voluntad de llegar a un acuerdo es dificil. En este momento estamos intentado cerrar la cta. mancomunada y que cada uno de los hermanos tenga su cta independiente del resto, por lo que ahora habría q hacer la capitalización del usufruto que le correspondería a mi madre.El banco nos pide que presentemos un acuerdo de cómo vamos a hacer el reparto.
    Mi pregunta es la siguiente: Los incrementos de saldo debidos a los dividendos repartidos en los años que ha existido esta cuenta mancomunada entiendo que serían de mi madre ya que los herederos somos nudos propietaros hasta que se haga la capitalización. Es asi o al hacer la capitalización sólo le correspondería un porcentaje sobre lo ya acumulado y sobre las acciones?
    Siento si me he extendido mucho.
    Muchas gracias.

    • el.rincon.del.mediador dijo:

      Buenos días Ana:
      El usufructo es el derecho que tiene una persona a usar una cosa que no es de su propiedad pero con la obligación de conservar la misma, pudiendo hacer suyos los frutos industriales (=producción) y civiles (=alquileres, intereses). En el caso de acciones el usufructurario, en el momento de la extinción del usufructo, debe de reponer el valor que tenían las acciones a la fecha del fallecimiento del causante, en este caso, su padre. Por tanto, los dividendos en principio serían de su madre.
      Para realizar la capitalización deben de contar con el consentimiento de su madre, y lo idóneo es que alcancen un acuerdo.
      Un saludo

  3. Juan Fernández Recio dijo:

    Buenos días, me gustaría saber si el usufructuario, además de sus obligaciones, tiene algún emolumento sobre el total del valor hereditario, tengo entendido que se aplica un porcentaje (?).

    Gracias

    • el.rincon.del.mediador dijo:

      Buenos días Juan:
      El usufructo da derecho al uso y disfrute de los bienes con la obligación de conservarlos en forma y sustancia. En relación al ejercicio de la figura de usufructuario no se suele corresponder remuneración adicional alguna.

      El porcentaje que se aplica sobre el valor hereditario es la fórmula que se suele utilizar para valorar el usufructo a efectos fiscales o para el caso de que se quiera compensar.

      Si necesita cualquier información adicional, puede ponerse en contacto con nosotras en el 654621838.
      Gracias por su comentario.
      Un saludo cordial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *