No hay nada que las personas no podamos solucionar

Por Amaya Sanz

Hoy volvemos a nuestro blog, con energías renovadas tras un fantástico puente preludio de las navidades. Y es que ya tenemos la cuenta atrás iniciada hacia las mismas. Las ciudades ya lucen galantes su alumbrado y adornos navideños, los supermercados ofrecen estanterías repletas de turrones y productos navideños, las televisiones se llenan de anuncios que nos mueven por dentro porque van dirigidos a las emociones provocándonos sentimientos y sensaciones que en ocasiones nos remueven del sofá, pero que en la mayoría de los caso nos llegan al  corazón.

Y es que junto al tradicional “Vuelve a casa vuelve” que año tras año nos recuerda la importancia de los reencuentros con aquellas personas que por distintos motivos se encuentran lejos de sus casas, este año aparecen nuevos mensajes, con un protagonista común, las relaciones entre las personas.

 

Con el lema “el mayor premio es compartirlo” la lotería de navidad pone en valor un premio que pone el foco en las relaciones entre las personas, ya sean familiares, vecinales, laborales o de pareja como hace en el anuncio de este año.

Las campañas de navidad de Campofrío también suelen ser un clásico que habla de relaciones entre personas y que generalmente se inspiran en la situación social y política del país. En la del año pasado apelaban a la capacidad de entendimiento de los españoles para superar sus diferencias de opinión, prejuicios, creencias o ideologías. Yo diría que este año, viendo el panorama, todavía es de aplicación.

Pero si algún anuncio me ha removido especialmente estos días es el de Mutua Madrileña, que nos invita a reencontrarnos. Bajo el lema “porque en la vida, todo tiene arreglo” nos recuerda como las relaciones las construimos las personas, y que está en nosotras mismos la capacidad de acercarnos a algunas personas, o de arreglar algunas relaciones rotas, a pesar de los problemas que hayan existido en el pasado.

Habla de valores como el respeto, la tolerancia, la convivencia, valores que todos conocemos pero que tan fácilmente olvidamos cuando estamos viviendo situaciones de conflicto con otro o con otros.

Yo creo que este anuncio me ha llegado tanto porque habla de lo que precisamente nosotras hacemos, que es arreglar relaciones que se romper, y que en muchas ocasiones no somos capaces de arreglar por nosotros mismos sin la ayuda de un tercero. A muchos les puede parecer raro que diga esto de que Mediación Navarra se dedica a arreglar relaciones rotas, y es que más allá de resolver conflictos, de trabajar por el objetivo marcado por las partes, o de buscar el acuerdo, la mediación cuida la relación entre las personas en conflicto y en muchas ocasiones la transforma y mejora.

En el centro del trabajo que desarrollamos en Mediación Navarra están siempre las personas y es que nuestro lema es que “son las personas las que hacen las cosas”, conscientes de que en ellas mismas existe la capacidad para encontrar las mejores soluciones a su problema. Por más imposible que nos parezca solucionar una situación a veces solo con contar con una ayuda profesional, podemos alcanzar la solución.

Me gustaría dedicar este post a todos los clientes que han pasado a lo largo de este año 2017 por nuestro despacho, personas que han acudido a nosotras buscando una ayuda para alcanzar algo que por sí mismas no podían lograr. Personas que han sido capaces de trabajar no solo en la búsqueda de sus intereses individuales o necesidades, si no en la satisfacción de intereses comunes a todos los implicados en el problema. Personas que nos han abierto su interior y que nos han mostrado sus miedos, emociones, expectativas y que han sido capaces de ir alcanzando a lo largo del proceso la confianza que necesitaban en ellas mismas para dar pasos con firmeza, construyendo nuevas relaciones entre ellos. Personas que han confiado en nosotras para solucionar rupturas de pareja, pactos de convivencia, divorcios,  modificación de regímenes matrimoniales, disposiciones testamentarias, repartos de herencias, reconstrucción de relaciones entre hermanos dañadas con motivo de una  herencia, relaciones entre compañeros de trabajo, acuerdos para garantizar la conciliación laboral de todos los trabajadores de la empresa, conflictos en entornos escolares, relaciones de los padres con los hijos, separación de socios o reconstrucción de relaciones societarias que permitieran la supervivencia de la empresa y el sostenimiento del empleo……………..

A todas ellas, MUCHAS GRACIAS!

Esta entrada fue publicada en confianza, conflicto familiar, conflicto laboral, conflicto mercantil, conflicto soberanista, conflicto vecinal, decisión, Divorcio, familia, fiestas, herederos, herencia, hermanos, personas, separacion, Sin categoría, socios, solución y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a No hay nada que las personas no podamos solucionar

  1. El rincón del mediador dijo:

    Muchas gracias por tu comentario y valoración María Lucia. Saludos!

  2. maria lucia marroncelli dijo:

    Genial!!!!
    Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *