Un cómic llamado Osasuna

Confirmado. El míster rojillo acaba de convertirse, de manera oficial, en el añorado personaje de José Escobar, uno de los grandes junto a Francisco Ibáñez, don Pantuflo Zapatilla, colombófilo y padre de los gamberretes Zipi y Zape tras el encuentro en el estadio de El Molinón. Ojo, no por mérito del técnico, sino por dos de sus jugadores que ya son, oficialmente, el rubio y el moreno que la lían siempre en los partidos de los navarros. No hablo de otros que de Rubén García y Rober Ibáñez. El uno, conocido por todos ya que lleva cuajando un año de fliparlo. El otro, no por ser menos conocido, estrenado nuevamente para gozo en el alma de la parroquia navarra. Lo conocíamos, pero no por ello dejamos de aplaudir su juego.

Rubén García, de ‘naranjito’ y no son Sanfermines. La mitad de la dupla Zipi-Zape de Osasuna. AFP7 (ARCHIVO)

Osasuna es un cómic, sólo da alegrías, entretenimiento, sonrisas, aplausos y ánimos a una afición que andábamos necesitados de noticias positivas. No por comparar años anteriores, que con la tontería nos hemos comido dos descensos, un ascenso, un casi que se quedó en nada y ahora un nuevo proyecto más ilusionante que los ánimos en el 13 Rue del Percebe. Bueno, 13 porque así lo bautizó el genial caricaturista, que el nuestro, el rojillo, el particular, bien podría ser el 47 Rue del Percebe…

Ni Mortadelo y Filemón podrían esclarecer el misterio de la mutación de nuestro equipo. Un proyecto nuevo, incorporaciones, salidas y llegadas y ahora, 25 partidos después, en la cresta de la ola como si fuésemos surfistas avanzados. Y anda que el mar de LaLiga 123 no está agitada no nada, con el descenso administrativo del Reus, con gallos de pelea en todas las esquinas y con rivales que hacen que cada jornada sea una nueva final. Por arriba, por abajo o por el medio.

Pantuflo Arrasate, anda que no. Con una máxima tan sencilla y simple como vacía tiene la nevera Carpanta, con lucha, pelea, presión y toques de calidad para coronar una historieta digna de los salones de cómic más prestigiosos del mundo. Con una plantilla en la que aparte de Zipi y Zape tiene a Rompetechos, a Mortadelo y Filemón, al Súper y al profesor Bacterio, a doña Urraca y si hace falta, al reportero Tribulete. Todo lo necesario para volver a ganar en competición liguera 33 años después (más si nos remontamos a la Segunda División).

Tras el típico tanteo inicial en el que, como todo cómic, se plantea la trama de la película, con los protagonistas tentándose, con los jugadores tomándose la medida de hasta dónde se puede estirar la cosa, los rojillos tardaron 15 minutos en entrar en un partido al que, una vez cogida la medida, no quisieron salir hasta hacer la faena. Y de ello se encargaron Zipi y Zape con un primer tiempo primoroso.

Rober y Rubén, Rubén y Rober. Entre ambos dos se encargaban para descoser las costuras de una zaga asturiana nerviosa por la necesidad de ganar si querían subirse al tren de los alegrías, de las viñetas y del colorín de la promoción o del ascenso, algo que queda muy lejos. Pero este tren pasa cada jornada en esta categoría, de ahí que la labor de los gemelos rojillos, esta vez de naranja, fuese tan importante.

Un pase para ti, te la cedo y la terminas. Otro balón filtrado, Rober, que tienes espacio. Un córner, otro, otro… Hasta que se abrió la lata. Bien abierta, por cierto, con un envío desde la derecha, un tuya-mía de Unai García a David García quien, en el segundo palo, la mata para que la remate Oier. Mejor dicho, Oierinho. El de Estella se volvió caricatura y regaló una semivolea en escorzo que si va de blanco y es en el Bernabéu, mañana llena vídeos. 0-1 y la cosa empezaba a dibujarse en colores positivos.

Pantuflo Arrasate sabe que para evitar trastadas de sus hijos, así como del resto de compis del equipo, lo mejor es el trabajo y la seriedad. De ahí que el trabajo de contención hasta el descanso, prolongado con una segunda parte perfecta, hiciera que los rojillos volviesen de tierras asturianas con el liderato en la mochila. Serios, presión, saber dar seguridad y acompañar a los de atrás, con el meta Rubén enchufado, como si fuese el inquilino gorrón del ático del 13 Rue del Percebe, las alturas son suyas. Y a esperar el remate…

Pudo llegar antes. Los Zipi y Zape andaban calientes, más el 14 por aquello de estar ante su exparroquia y querer dejar detalles que le premien con un gol. Lo buscó, lo intentó, lo fabricó y al final… Torres lo encontró. Asemejando a Mortadelo, el de Arre este año le ha pillado gusto a disfrazarse de killer, de goleador, y no pudo evitarlo otra vez. Tuvo una que, incomprensiblemente, la mandó a las nubes con todo a favor tras la cesión de Brandon. A la segunda no perdonó…

La jugada trenzada terminó con la internada de Carlitos Clerc por su banda natural, con un pase raso, tenso, de esos que pilla a todos, propios y extraños, reculando sin poder llegar. Pero ahí apareció el osado agente de la T.I.A. para meter un interior de su bota derecha seguro, seco, que no evitó Mariño que se convirtiera en gol.

De ahí al final sin agobios. Los esperados, pero con la zaga segura, con contras que pudieron darnos más botín pero no se atinó, con relevos y con una historieta que terminó como nos vienen acostumbrando este año los chavales. Con sonrisa, con alegría, con triunfo. Madre del amor hermoso, lo que nos queda por divertirnos. Estos Zipi y Zape son la leche en polvo Polico, acompañados del resto de personajillos del gran Francisco Ibáñez que ahora regresan antes de ir a Soria a por la siguiente jornada. A descansar en el 13 Rue del Percebe. ¿O era en el 47 Rue del Percebe?

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Acerca de Fran Pérez

Fran Pérez analiza la actualidad de Osasuna y todo lo que afecta a los aficionados y al club navarro. El estado de los jugadores, los partidos en las diferentes competiciones, la marcha deportiva e institucional así como las curiosidades y noticias que afectan a los miembros del Club Atlético Osasuna.
Esta entrada fue publicada en Osasuna, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Un cómic llamado Osasuna

  1. Sergio dijo:

    Zipi y Zape no son de Ibáñez.

    • Fran Pérez dijo:

      Son de José Escobar, mil perdones, ya queda corregido. Las prisas que son malas consejeras!
      Muchas gracias por el aviso para subsanar el error.

  2. Joaquín dijo:

    Francisco ibañez creador de Zipi y Zape?
    La de patas que debeis meter también en cosas de las que no tengo idea…

    • Fran Pérez dijo:

      Cierto, y corregido queda, por no hace de menos al gran José Escobar.
      Muchas gracias por el aviso!

  3. Miguelito dijo:

    Ibáñez, es un adelantado a su tiempo, aquél zapatófono precursor del móvil o su “13 rue del percebe”, que inspiró las series, “Aquí no hay quién viva” y “La que se avecina”, dan prueba de ello. Pues bien, llevamos 4 partidos de la segunda vuelta y 12 puntos sin encajar goles , ¿qué pasará al final de temporada?, sólo el gran caricaturista lo sabe.

Los comentarios están cerrados.