Chari Torres, “querer es poder”

Chari Torres Guillén pierde 25 kilos de grasa en año y medio, pasando de un estado de obesidad a tener un cuerpo atlético cuando está a punto de cumplir 48 años. Profesora desde hace más de 25 años de la Sección de Gimnasia Rítmica del Anaitasuna, donde ha conseguido distinciones importantes durante su larga trayectoria, expone aquí sus experiencias tras este espectacular cambio en su composición corporal.

¿Dieta o Deporte? ¿Cuál ha sido la clave de tu éxito?
Principalmente la dieta pero es verdad que a medida que vas perdiendo peso el deporte es más gratificante.

¿Siempre has tenido un exceso de peso?
He oscilado bastante.

¿Desde cuándo no pesas lo de ahora?
Desde que tenía 25 años.

¿Cuándo llevas a cabo tus primeras “dietas”?
Después del primer embarazo.

¿Te funcionaron?
Temporalmente.

¿Cuándo decidiste dar el cambio?
Hace un año y medio.

¿Por qué?
Me veía mal y me asustó una analítica en la que subió el colesterol.

De sobrepasar el 42% de grasa corporal a llegar al 15%. ¿Te ha supuesto mucho esfuerzo?
No, esfuerzo ninguno.

¿Has variado los menús desde el inicio hasta ahora?
He pasado tres veces por tu consulta para ir adaptándolos.

¿Alguna anécdota que contar ante tal espectacular cambio?
Bueno, la más común es la de, ¡en vez de kilos parece te has quitado años!

¿Cómo te encuentras actualmente de energía, en una escala de 0 a 10? ¿Y cómo te encontrabas antes?
Actualmente en un 9, y antes, con el sobrepeso, en un 2.

Has reducido casi en dos centímetros el perímetro de tu muñeca. Eso significa que además de un exceso de peso graso tenías un mal drenaje. ¿Eras consciente de ello y de los peligros que ello conlleva?
No. De lo serio que era me informaste tú.

¿Tienes la sensación de “estar a dieta”?
En este momento no.

¿Te cuesta llevar este tipo de alimentación?
No, ya es un hábito comer así.

Has modificado algo los menús desde la primera a la tercera visita, en función de los éxitos obtenidos. ¿Crees que hay una lógica en ello?
Sí, claro que sí. Alimento que en la primera “dieta” eliminaste ahora ya lo hemos ido introduciendo, supongo que en la medida que iba perdiendo peso graso.

¿Qué has aprendido respecto a la Nutrición?
Principalmente a comer lo más “natural” y menos procesado que se pueda.

La verdad es que te veo guapísima. Eres otra persona, mucho más vital. Un ejemplo a seguir para quien piensa que en edad menopaúsica bajar peso resulta muy complicado. ¿Qué tienes que decir al respecto?
A mí no me ha resultado difícil y me ha devuelto bienestar y energía.

Son muchas las mujeres que como tú han conseguido impresionantes cambios en su composición corporal siguiendo las pautas de una “alimentación basada en el sentido común”. El problema es que las cuesta dar el paso de “salir” en una entrevista como en este caso has hecho tú. ¿A qué crees que se debe?
Bueno, exponerse a nivel mediático siempre es difícil.

El triunfo sólo se da si consideras que “no estás a dieta”. ¿Estás de acuerdo con ello?
Es que no lo percibo como una “dieta”. Es una manera de alimentarse y nutrirse bien.

¿Qué se te quedó en mente de la primera conversación que tuvimos en consulta?
Que mi salud estaba en “peligro” y que el 80% lo solucionaría cambiando mi alimentación.

¿Te impactó de alguna manera esa nueva forma de alimentarte?
Para nada, me fui pensando, ¡puedo comer prácticamente de todo!

 

¿Cada cuántas horas comes?
Cada tres o cuatro horas. En el almuerzo y en la merienda muchos días sólo tomo un té, es una buena forma de hidratarme.

¿Qué desayunas? ¿Cuál es tu desayuno favorito?
Yogur con semillas o fruta con un té rojo especiado. Mi desayuno favorito ahora es la tortilla de jamón.

¿Qué almuerzas?
Una fruta o un té.

¿Qué comes? ¿Cuál es tu comida favorita?
Ensalada o verdura y después pechuga de pollo o filete de ternera o lomo. Todo ello me gusta.

¿Qué meriendas?
Frutos secos o simplemente me tomo un té.

¿Qué cenas? ¿Cuál es tu cena favorita?
Ensalada con un huevo cocido o atún y en ocasiones también pescado fresco. Disfruto con ello.

¿Qué bebes habitualmente?
Agua, té, infusiones, algún café (sin azúcar ni edulcorantes).

¿Limitas cantidades o eliges mejor los alimentos?
Creo que elijo mejor los alimentos pero he reducido los hidratos de carbono o por lo menos los como en momentos más apropiados. Cantidades no controlo, de lo que indicas como lo que me apetece.

¿Usas especias?
Sí y además me gustan.

Has reducido tu peso en un tercio del inicial. ¿Hasta dónde quieres llegar?
Ahora me gustaría mantenerme así, estabilizarme.

Viniste a la primera consulta hace año y medio. ¿Realizaste deporte simultáneamente mientras seguías mis consejos nutricionales?
Algo sí, aunque he ido aumentando mis salidas a correr, en la medida que perdía peso.

¿Echas de menos algo que en tu anterior etapa consumías con frecuencia?
Al principio renunciar a los postres, ahora ya no.

¿Te permites algún capricho?
Sí, alguna cerveza o una copa de vino algún fin de semana.

¿Tomas alguna vez azúcar, edulcorantes, harinas?
Muy de vez en cuando.

¿Consumes productos “bajos en calorías”?
No.

¿Qué consejos les darías a quienes estando en tu situación inicial quieren cambiar a mejor?
Que es mucho más fácil de lo que parece.

¿Pesas lo que vas a comer?
Nunca.

¿Te resulta fácil comer o cenar fuera de casa?
Igual que en casa, nunca me ha impedido comer fuera de casa.

¿Cómo te ven tus padres, tus demás familiares y tus amigos?
Delgada y con más energía.

¿Tu familia sigue tus pasos?
Mi marido come prácticamente como yo y a los peques les voy cambiando, no se dan cuenta pero en pequeñas cosas les voy modificando los hábitos.

Navidades, cumpleaños, salidas nocturnas, viajes… ¿Afecta ello a tu forma de comer?
No, en una mesa siempre hay ensaladas o verduras, carne, tortillas, pescado, semillas… no es tan difícil.

¿Qué tal te encuentras trabajando con tus alumnas?
Bien, muy bien, tengo un grandísimo equipo que motiva a cualquiera a ir todos los días a trabajar con ellas, son un lujo para cualquier entrenadora.

¡Qué pena que en tu trabajo lo importante sean los resultados finales, las victorias! Depender del resultado cuando lo bonito siempre es el trayecto, las experiencias vividas, la implicación emocional que es con lo que te quedas. ¿Cómo vives esto?
Pues no sé si por los años que ya llevo en esto, por las experiencias que me han pasado en mi vida personal, porque como profesional me siento satisfecha y recompensada a nivel de triunfos y medallas deportivas. Me quedo, como bien dices, con el trayecto. Cada tarde es un placer, y con lo que nos devuelve el público en cada competición, unas ganamos, otras fallamos y otras nos ganan porque en esta categoría están las mejores y eso es lo que tiene estar al máximo nivel, que no hay equipo flojo. Pero soy muy consciente de la suerte que tengo, que es mucha. Puedo decir que mi trabajo es mi hobby.

Me pasa lo mismo con el equipo que llevo. Ganar es el objetivo y siempre trabajamos para ello. Pero yo me quedo con la parte emocional, con el trayecto y las experiencias vividas. La tensión por la victoria en muchas ocasiones te aleja del disfrute real. Pero es lo que hay.

 

Ahora sales a correr de vez en cuando. ¿Disfrutas con ello?
Mucho, tenemos un paseo del río Arga que es todo un lujo para disfrutar corriendo.

¿Fuerza o cardio? ¿Hacia dónde te inclinas? ¿Qué crees que te beneficiaría en estos momentos?
Me gusta más correr y si puede ser al aire libre. Pero sé que en esos momentos tengo que hacer fuerza.

¿Te ha cambiado la vida de alguna manera?
Estoy más activa.

¿Vas al baño con regularidad?
Sí, sin problema.

¿Te hinchas tras las comidas?
No.

¿Te mareas?
No.

¿Disfrutas de la comida?
Sí, siempre.

¿Has descubierto nuevas recetas gastronómicamente sabrosas y saludables?
Me gusta cocinar y disfruto mucho de ello.

 

Has rebajado el pliegue ileocrestal (al que denomino pliegue del “pan”) en más de 7 centímetros, lo que te ha conformado el talle de forma espectacular. ¿Cuántas tallas has reducido?
Cuatro tallas.

En la primera ocasión el pliegue en la región lumbar no pude medírtelo, dado que el plicómetro sólo puede coger pliegues de hasta 9 centímetros. Ahora tienes menos de 2 centímetros. Y ello se debe a la reducción tan brusca de los alimentos ricos en azúcares. ¿Los echas de menos?
No, en estos momentos ya no.

Has reducido tu cintura en más de 30 centímetros, tu cadera en más de 20 y tus muslos en más de 15. Ello ha hecho que tu aspecto sea totalmente diferente. ¿Hay una relación entre tu pérdida de volumen y tu vitalidad? ¿Afecta ello a tu autoestima?
El volumen y la vitalidad según mi experiencia están totalmente relacionados. Bajas el volumen a la vez que va subiendo tu energía y vitalidad. Y sí, es verdad que también mejora la autoestima.

De pesar 78 kilos con un 42,8% de grasa “estimada” el día 24 de abril del año pasado a pesar 53,5 kilos con un 14,7% de grasa “estimada”, es decir, has pasado de tener 33,5 kilos de grasa a tener sólo 8. Más de 25 kilos de grasa corporal perdidos en este periodo, lo que en volumen supone 28 litros (dado que la densidad de la grasa es de 0,9). Simplemente espectacular. ¿Algo que añadir al respecto?
Que me encuentro muchísimo mejor así, más vital, más equilibrada al mismo tiempo, mucho más en forma y más fluida de mente.

Sólo queda felicitarte y darte la enhorabuena. Aprender y querer es poder y tú simplemente eres un claro ejemplo de ello. Otra forma de entender la Nutrición (https://www.diariodenavarra.es/blogs/dn-running-dudas-consejos/2018/09/11/otra-forma-de-entender-la-nutricion/), aplicando el sentido común y evitando los “venenos” alimentarios, eso es lo que has hecho Chari. La imagen de abajo refleja tu transformación corporal en este año y medio; simplemente “espectacular”.

 

Estos son los menús que Chari ha realizado hasta el momento. Los días que realizaba actividad física en ayunas desayunaba diferente al resto. Su intención era perder peso graso y vaya si lo ha conseguido. En el tercer menú el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono aumenta, ahora su intención es mantener el peso y ganar algo de masa muscular. La glucosa no es un nutriente esencial y puede ser fabricada a través de las grasas y de las proteínas, así que no hemos de ser tan dependientes de esta molécula, de laque generalmente tanto abusamos en “nuestras dietas”.

 

Y estos menús varían en función de la actividad deportiva. Si un día se “pasa” no ocurre nada, vuelve al sistema propuesto y sigue adelante. Ella no debe “contar calorías”, ni “medir ingestas”, su organismo ya le avisará de la cantidad que ha de comer. Lo que tiene que hacer es seleccionar mejor los alimentos, como viene realizando hasta ahora. Ha de continuar con los principios esenciales de una correcta “Educación Nutricional”, masticando y ensalivando al máximo cada entrada de alimentos, bebiendo agua o infusiones fuera de las comidas y evitando el estrés mientras se está comiendo. Creo que su metabolismo es ahora más activo, debido a la pérdida de tejido graso, al aumento de masa magra y a un estilo de vida más activo.

Comer mal inflama y desnutre y comer muy poco afecta al eje hipotálamo-hipofisario alterando un número importante de enzimas y hormonas que a la larga perjudican al organismo, así que confío en que siga por el camino trazado y tan estupenda como la veo ahora.

Su cuarta “dieta” tendrá un predominio de productos vegetales, es decir, más cantidad de verduras, hortalizas, ensaladas, frutos secos, semillas, legumbres, frutas, especias y cereales integrales. También será rica en alimentos fermentados como el miso, el chucrut, los yogures naturales y el kéfir. Menos cantidad de proteína animal, predominando los pescados y huevos sobre las carnes. Pienso que ha de evolucionar en esta tendencia.

Y lo más importante es aprender a gestionar los elementos indispensables de la base de la Pirámide de la Salud (https://www.diariodenavarra.es/blogs/dn-running-dudas-consejos/2017/06/29/la-piramide-de-la-salud-segun-javier-angulo/) para tener un buen equilibrio en todos los sentidos.

 

Os invito a ver el siguiente vídeo, que aclara que hay indicadores antropométricos mucho más válidos que el simple pesaje https://www.facebook.com/Esportrium/videos/302597050587377/.

 

Aquí junto al primer equipo de Gimnasia Rítmica del Anaitasuna. ¡Si es que está parecida a ellas! Sólo que con unos cuantos años más.

 

En primera categoría de Gimnasia Rítmica hay 18 equipos en España. Cada año los 6 últimos equipos descienden.

Hasta ahora Chari ha conseguido 8 medallas en Campeonatos de España en la Máxima Categoría, donde hace tres años consiguió el Oro. Desearla suerte esta año.

Lo que ahora la recomiendo a Chari es realizar un programa de Fuerza uno o dos días a la semana. Una semana que salga a correr dos días (que la encanta) y que realice el programa de Fuerza un día y la siguiente semana al contrario, que salga a correr un día y realice la sesión de Fuerza dos días. De ese modo conseguirá mayores beneficios (https://www.diariodenavarra.es/blogs/dn-running-dudas-consejos/2017/03/09/15-razones-por-las-que-hacer-ejercicio/).

Aquí muestro el programa de Fuerza que Chari debería practicar en su actual situación. https://www.facebook.com/esportrium10/videos/318360888769003/

 

Un placer haber realizado la entrevista a una mujer tan especial.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Chari Torres, “querer es poder”

  1. Miguel dijo:

    Enhorabuena a los dos, pero sobre todo a Chari. Si es que parece otra. Genial la información Javier. Sigue así……

  2. Elena dijo:

    Hola Javier:
    Es impresionante el cambio que ha tenido Chari. Yo pensaba que en una mujer la dificultad era mucho mayor y sobre todo cuando ya está en edad menopaúsica. Siempre se ha oído que a esas edades la cintura aumenta y las dietas funcionan peor. ¿Será Javier que ella tiene mejor genética para perder grasa que otras mujeres? Conozco a muchas que hacen dietas pero que apenas se las nota.

    • Javier dijo:

      Hola Elena:
      Son cientos las mujeres que han conseguido cambios tan espectaculares como Chari pero que no se han prestado para realizar una entrevista como está, por razones varias.
      No creo tanto en los marcadores genéticos como en el “cambios de hábitos”. Si algo te va mal debes actuar. Lo que tengo cada día más claro es que si las modificaciones que uno está dispuesto a dar en su vida cuando tiene realmente un problema de peso van a ser muy pequeñas los cambios serán muy pequeños. Chari no ha realizado una “dieta” sino que ha aprendido a comer en función de su estilo de vida y de sus circunstancias. No es sólo el peso perdido, sino cómo lo ha perdido. Más de treinta centímetros de cintura, más de veinte centímetros de cadera, más de quince centímetros de muslo, más de cinco centímetros de brazo y casi dos centímetros de muñeca. Y además ha incrementado su energía de forma espectacular. Ello es calidad de vida. Si conoces a muchas mujeres que hacen “dieta” y apenas notan cambios es que todavía no han entendido que la única “dieta” que realmente funciona es aquella en la que uno no es consciente de que “está a dieta” simplemente porque ha aprendido a comer.
      Un saludo.

  3. Marisol dijo:

    Hola Javier:Leyendo esta entrevista se la ve a Chari muy relajada y por lo que observo en el vídeo está muy equilibrada y da la sensación de que no ha seguido una dieta. Con la de dietas que llevo yo a mis espaldas y lo único que consigo es bajar unos cuantos kilos, que luego recupero al abandonarlas, aumentando la ansiedad hacia la comida. Creo que llevo toda mi vida a dieta y cada vez me cuesta más perder un kilo. Mi endocrino dice que a esta edad es difícil, que es normal pesar más con los años y que lo que tengo que hacer es comer de todo pero en plato pequeño. Estoy desesperada, ya he pasado de los 50 años y cada día tengo menos energía. ¿Qué me aconsejarías Javier si ya he pasado por tanto calvario? Tengo 51 años, mido 1,58 metros y peso 70 kilos. Te agradecería una respuesta.

    • Javier dijo:

      Hola Marisol:
      Pasar de tener más de un 40% de grasa corporal a menos de un 20% sólo es posible cuando has entendido y puesto en práctica un sistema nutricional adaptado a tus características antropométricas y a tu estilo de vida. Y eso es lo que la ha ocurrido a Chari. La desesperación causa ansiedad y la ansiedad es sinónimo de fracaso. Chari no ha realizado una “dieta”, ella no tiene conciencia de ello, sólo ha aprendido a seleccionar mejor los alimentos que entran en el carro de la compra, nada más. Los efectos secundarios son dos que pesarás menos y tendrás más energía, no hay ninguno más. Y mi recomendación de realizar un programa de fuerza, uno o dos días a la semana, es el único fármaco que la recomiendo para seguir avanzando en la dirección que lleva. Te animo a seguir sus pasos y cuando te de “ansiedad” mejor un paseo que seguir comiendo.
      Respecto a lo que te dice tu endocrino, en parte tiene razón, es decir, con la edad los errores se pagan más caros; pero no es “normal” pesar más con los años, lo “natural” es pesar menos. Una persona ha de pesar como máximo a lo largo de su vida, lo que pesaba a los 25 años, que es cuando más pletórico y fornido está. Si va para arriba la báscula es que no lo ha hecho bien.
      Yo soy mayor que tú y si te digo la verdad peso 5 ó 6 kilos menos que a los 25 años, es decir, no tengo la masa muscular de entonces, aunque tampoco tengo más grasa que antaño. Y a medida que me vaya haciendo mayor, pesaré menos, porque es lo que ocurre comiendo como propongo. Por ello están los programas de fuerza, para prevenir el inevitable deterioro muscular que se produce con el paso de los años. Así que ya sé lo que me toca sino quiero seguir perdiendo peso.
      Un saludo.

  4. Pablo dijo:

    Sin palabras Javier. Doy fe de ello. Ya conozco una familiar que perdió contigo de 92 kilos a 56 y eso que fue a tu consulta por su marido que era diabético de tipo 2. Me recuerda a Chari. Tus artículos son obras Javier. Saludos

  5. Santiago dijo:

    Excelente , gran motivación para volver a retomar las riendas que había dejado un poco de lado . Enhorabuena todo es posible con aptitud y paciencia . Un abrazo.

  6. Estimado Javier, como siempre, eres el vivo reflejo del sentido común en la alimentación y el deporte. Mientras estamos rodeados de planteamientos sensacionalistas con propuestas impracticables, tu demuestras día a día que la clave es la SELECCIÓN que uno hace en su vida. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos tenemos muchas decisiones que tomar, sobre hábitos, alimentos que escoger, ejercicio que realizar, actitud de esfuerzo o de desidia… todo son decisiones, y tu ayudas a tus pacientes a tomar buenas selecciones. No solo eres un referente como preparador físico y como educador nutricional, sino como ejemplo de vida saludable, en el más amplio sentido de la palabra. Un fuerte abrazo desde Donosti.

    • Javier dijo:

      Hola Felipe:
      Gracias por el comentario y más viniendo de alguien como tú que SABES tanto y tanto de esta temática. Como bien dices, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos tenemos que tomar muchas decisiones y estas van a estar influenciadas por nuestra cultura, nuestro estilo de vida, nuestras creencias y nuestras actitudes. Si no existe una motivación hacia algo concreto, la respuesta hacia ello va a ser pobre o nula. Y lo que trato en este blog es potenciar esa motivación, basándome en el conocimiento que he adquirido a lo largo de estos años y en el sentido común. Mejorar la alimentación y el estilo de vida de quienes leen este blog es mi misión, al menos eso intento.
      La Nutrición es tan amplia que monopolizarla exclusivamente hacia la pérdida de peso es muy pobre, puesto que perder peso es MUY MUY FÁCIL y para ello no hacen falta tantos y tantos años de estudio. Perder grasa es MUY FÁCIL. Ganar músculo es DIFÍCIL y más si eres mujer con más de 40 años. Estar al 100% día a día DEPENDE DE TI y la Nutrición es DETERMINANTE en este caso. Mejorar la forma, superar marcas y ganar partidos, es otra cosa y la Nutrición es IMPORTANTÍSIMA pues te permite estar siempre recuperado, con las reservas llenas y en las MEJORES CONDICIONES para afrontar cada prueba o cada partido. Pero tratar PATOLOGÍAS metabólicas, autoinmunes, intestinales, depresivas, de falta de energía, etc., a través de la Alimentación es otra cosa y para ello si que son necesarios años y años de EXPERIENCIA Y ESTUDIO y Felipe tú SABES el que más de todo ello.
      Gracias Felipe y recibe un fuerte abrazo desde Pamplona.

  7. Josean Tomas dijo:

    Enhorabuena a Chari y a ti Javier.
    Eres el depredador de la obesidad.

    En relaccion al comentario que haces “comer poco afecta al eje hipotálamo-hipofisario”
    Mi pregunta es ¿En el momento que empiezas a perder grasa eso no afectaria ya al eje hipotalamo-hipofisario?
    ¿La perdida de grasa no reducira automaticamente el metabolismo basal y la produccion de hormonas?

    • Javier dijo:

      Holo Josean:
      Comer poco y mal siempre termina afectando al equilibrio homeostático del organismo. Depende como se produzca esa pérdida de grasa está claro que puede afectar a la producción hormonal, puesto que si está mal hecha el cuerpo regula la producción de ciertas hormonas “a la baja” y de otras “al alza”.
      Una restricción calórica crónica produce una gran pérdida de grasa pero también de masa muscular. Pueden venirnos a la mente las imágenes de miles de prisioneros en campos de concentración durante la segunda guerra mundial o de millones de personas que viven en continentes donde la comida escasea. No comer termina matando a corto plazo y comer poco y mal lo hará a medio plazo o a largo pero con baja calidad de vida. La producción de hormonas anabólicas desciende de forma espectacular (insulina, testosterona, IGF-1,…), las hormonas tiroideas disminuyen para ralentizar el metabolismo como compensación a esa situación, el cortisol se incrementa para liberar glucosa a la sangre a través de las proteínas musculares, la hormona de crecimiento aumenta con la finalidad de mantener la masa muscular el mayor tiempo posible….
      El eje hipotálamo-hipofisario es un sistema cuya función es mantener la regulación y equilibrio de los niveles hormonales hipofisiarios, los cuales a su vez coordinan otras funciones del organismo tales como el crecimiento somático, la maduración gonadal, cambios de adaptación al estrés, lactancia, liberación de hormonas tiroideas o la cantidad de agua excretada por el riñón. El mecanismo por el que se mantiene este equilibrio está definido por la acción estimulante o inhibidora que ejerce el hipotálamo sobre la hipófisis a través de la liberación de tales hormonas. Estas, a su vez, son reguladas a través de un proceso de retroalimentación por los productos finales generados en el tejido diana de cada una de las hormonas hipofisiarias o a través de ritmos pulsátiles circadianos, restricciones alimentarias, déficits nutricioanes o por influencia del sistema nervioso central. Si estás bien nutrido, es decir, consumes todos los nutrientes esenciales en las dosis óptimas (https://www.diariodenavarra.es/blogs/dn-running-dudas-consejos/2017/06/01/alimentados-pero-desnutridos/) y bajas grasa, no afectaría a este eje, siempre y cuando no haya una restricción calórica severa. Si comes mucho y mal, provocando carencias, afectaría a este eje provocando un aumento y una resistencia a determinadas hormonas clave en la regulación del equilibrio orgánico.
      Por lo tanto Josean, la pérdida de grasa BIEN HECHA, no reduce el metabolismo basal ni la producción de hormonas.
      Un abrazo y espero te sirva esta respuesta.

  8. David dijo:

    Espectacular el cambio. Querer es poder, pero si tienes mucho conocimiento Javier. Un saludo y feliz Navidad.

    • Javier dijo:

      Así es David, conocimiento y actitud para afrontar el cambio. Si no modificas los hábitos los resultados sólo serán a corto plazo.
      Un saludo.

  9. Isabel dijo:

    Querido Javier: Te llevo siguiendo desde hace tres años y solo puedo agradecerte las enseñanzas. Tuve un problema intestinal que he solucinado gracias a seguir tus recomenadciones y además he perdido más de veinte kilos. Mi compañera de trabajo que estuvo en tu consulta ha pasado de tener más de noventa kilos a pesar menos de sesenta. Sólo queda agradecerte de corazón tu gran trabajo y tu implicación en la salud. Lo de Chari no me extraña nada puesto que a nosotras nos ha pasado lo mismo. Michísimas gracias Javier.

    • Javier dijo:

      De nada Isabel. Me alegra enormemente tu cambio. Espero que continúes en la misma línea y por lo que leo creo que la has entendido a la perfección.
      Un saludo.

  10. Alfredo dijo:

    Enhorabuena Chari! Querer es poder, y tu nos lo has demostrado.
    Y por supuesto, enhorabuena Javier! Me encanta ver que cada vez somos más los que cada día convertimos el querer en poder, y con tu ayuda aprendemos a alimentarnos, a cambiar nuestros hábitos, y en definitiva, a estar sanos. Eres una máquina!
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *