Nuestra crónica de la CCC (por Borja)

¡Bonjour mes amis!

Pues todo por lo que se lucha y se prepara uno, al final llega.

‘Antes de ayer’ nos inscribíamos a la CCC y unos pocos meses después ya estamos pasando página y pensando en nuevos retos.

Podríamos remontarnos a enero para empezar la crónica, cuando salimos a las 6 de la mañana a entrenar o a correr con nieve a la altura de las rodillas, pero vamos a ceñirnos al día de la prueba y a la experiencia de cada cual, pues al final, cada uno es un mundo y a cada uno se le acontecen las cosas de una manera.

Crónica de Borja:

El día comenzaba con buenas sensaciones en las piernas y, como siempre a estas horas (5:45 a.m.), desayunando a marchas forzadas lo poco que entraba.

A las 7:30 de la mañana nos dejaban ya en Courmayeur (Italia) abrigados, buscando un lugar donde pasar el rato, aplicarnos nuestras cremas, hidratando y echando la ‘meadita del miedo’.
CourmayeurCabina

Dejado el material de abrigo que nos llevarían de regreso a Chamonix y ya ‘vestidos de romanos’ nos metemos en línea de salida, donde parecía que había que ordenarse por dorsal, pero decidimos ingenuamente ponernos juntos donde más o menos nos parece para estar al menos juntos.

La línea de salida se va llenando mientras cruzamos miradas, nos deseamos suerte y saludamos al helicóptero y drones que sobrevuelan nuestras cabezas.
Courmayeur salida

A las 8:40 suenan los himnos, primero de Suiza, luego la marsellesa francesa, cantada por medio pelotón, y el himno italiano finalmente, también cantando por los tifossi y corredori italiani. Tras esto, cuenta atrás y… ¡pum!

Salida, pero tras salir un tercio de los corredores nos paran. Al parecer se neutraliza y nos dividen en 3 salidas con 10 minutos de diferencia entre ambos. Bueno, que le vamos a hacer… A priori no parecía mala idea.

A las 9:10 salimos por fin, nos sacudimos los nervios y vamos viendo más de no caernos o de que no nos claven un bastón que de hacer otra cosa, los primeros metros son importantes. Un poco de callejeo por Courmayeur al son de los cencerros de los azurri y enseguida enfilamos carretera para arriba donde muchos paran a ‘evacuar’ y la gran mayoría se hecha a andar. Iker y yo vamos ganando posiciones.

Al rato alcanzamos el bosque, donde aún hay trazadas para ir adelantando, pero poco a poco se estrecha todo y se convierte en un solo sendero muy difícil de adelantar y nos vemos con unas 500 personas por delante del primer grupo, más las que no nos ha dado tiempo a adelantar del nuestro, unos 750 calculamos.

Esto continúa mucho tiempo, demasiado y al final, en fila india, de charla hasta la primera cima, la Tete de la Tronche, para mí un error de recorrido y/o una injusticia no poner criterio a la elección de cajones de salida pues por ahí había mucha gente sin ritmo demasiado adelante.

A partir de ahí, nos lanzamos ‘a fuego’ a ir adelantando hasta el primer avituallamiento en el refugio Bertone, donde casi no paramos y continuamos por un terreno de sube/baja muy divertido con buenas vistas, pero no muy sencillo de adelantar, sobre todo a algunos que protegen su plaza, a veces abriendo los bastones como si de una carrera de MotoGP se tratara. Ya les vale (a algunos).

Al rato y en bajada llegamos al segundo avituallamiento, Aruba, súper bien animado por mucha gente que espera que nos demos el tortazo en el sendero empinado que da acceso. Casi les doy el gusto pero, al final, no, je,je,je.

Allí, kilómetro 27, chocamos las manos Iker y yo, pues vamos disfrutando mucho, lo justo comer algo y continuar para el Gran Col Ferret, que debería ser uno de los ‘cocos’ del día.

Lo llevamos bastante bien y llegamos a la cima casi juntos, adelantado a mucha gente, ya no tantos como al principio, pero muy bien.

Control de paso y para abajo, es ahí donde yo noto una molestia un poco rara cerca del glúteo izquierdo que me mosquea. No me permite correr bien, se me encienden todas la alarmas.

Todo esto no haría si no empeorar y cada vez me duele más, especialmente bajando. A la vez que bajo el ritmo, el cuerpo también se enfría y ya nada vuelve a ser igual. Para colmo, a a las pocas horas empezaría a llover.

A ratos mal y a ratos peor voy continuando y tratando de recuperar en los avituallamientos. Ayudado por un ibuprofeno que me echo a un bidón llego a Champex, en un ambientazo genial, y me aplico un sobre de crema amino power que me sienta de maravilla.

Pero esto no dura mucho y aunque sigo defendiéndome subiendo, bajando me pasan los que he pasado subiendo más alguno más.

Toca tirar de cabeza e ir haciendo, cuando ya me pasan varios, cojo a uno de referencia y lo sigo sea como sea, si te paras del todo, si te abandonas, estás perdido y lo sé.

Finalmente, llegando a Trient bastante helado, lloviendo y dolorido se ha echado la noche, pero allí está Luisma Montero bajo su paragüas, que ha venido a vernos, me anima y decido continuar.

En Vallorcine, si os soy sincero, pensé seriamente en retirarme, pero conocía la última subida, no me parecía tan dura como decían y el premio era gordo, ser finisher de mi primera prueba de esta magnitud. Tenía en mente a todos los que sabía que llevabais/llevaban siguiendo nuestros pasos todo el día y allí estaba Luisma también, que me anima de nuevo desde lo lejos (al avituallamiento no hay acceso de no corredores).

Estoy helado, pero cambio el chip de looser por el de finisher, invierto mi tiempo, me alimento ‘bien’, me seco como puedo, estiro y me pongo todo el abrigo que llevo (gorro, guantes, camiseta gorda y hasta las mallas de bufanda!!!) a tomar por c****, esto lo acabo por mis *******es 33!!

Me tomo otro ibuprofeno, salgo de la carpa, charlo con Luisma y me acerco a una hoguera para calentarme mientras charlo con unas italianas y me automasajeo el glúteo, lo cual no sería sino peor, pues al arrancar casi la palmo del dolor.

20140830_000006
Foto que me hizo una de las italianas y que ahí mismo me pasó por email

Hasta Col de Montets es una pista cómoda y casi no puedo andar, al menos ya no llueve.
Llego a Col y allí también hay gente animando. A partir de ahí conozco el recorrido, pues habíamos estado con Aitor Iraizoz reconociéndolo el miércoles.

Teteauxventslos3

Yo, Iker y Aitor en Tete aux Vents con el Mont Blanc detrás.

Me pongo ‘txino txano’, voy bien de cabeza al menos, empeñado en acabar y voy contando los que adelanto subiendo para saber cuantos puedo ‘permitir’ que me adelanten bajando sin perder muchas plazas. Hay que buscarse juegos y motivaciones. Adelanto a 16 subiendo y me adelanta uno, conclusión, puedo dejar hasta 15 que me pasen, ¡no más! Ya no es tanto el tema del puesto, que ya no importa, sino por no dejarme/abandonarme. Hay que conservar algo de competitividad para poder acabar.

Último control y avituallamiento, entro en la carpa, bebo y pido al médico réflex o algo para afrontar la última bajada. Me atiende una chica que, por su aspecto, parece japonesa, lo cual no me extrañaba, pues había muchos, y tras un buen rato explicándole y hablando en inglés y despidiéndome tras darme dos paracetamoles de golpe, le pregunto de dónde es y me dice “de Colombia”, y nosotros hablando en inglés. ¿No veía la bandera española de mi dorsal? Jajaja, bueno, a esas horas, ni voluntarios ni corredores estamos para detalles.

Me tiro para abajo consciente de no dejar pasar a más de 15, pero pronto me pasan 3, 4, 7 y veo que a ese ritmo me pasa hasta el apuntador, miro para atrás y acechan frontales.
Casi llorando del dolor emprendo a correr hacia abajo esperando que el movimiento y el calor me alivie. En parte es así, y consigo más o menos conservar la plaza. No me pasarían más de 3 o 4 a partir de ahí.

Llegando Chamonix, paseo por las avenidas, un poco desiertas, pero los pocos que hay animan bien, al final un par de giros y voy llegando a meta donde ya sí hay más gente y también me espera Luisma (Gracias tío, que grande eres, tu presencia fue importante).
Debo reconocer que mi idea, conociéndome, era haber mojado el empedrado de las calles de Chamonix con unas lágrimas de emoción/satisfacción, pero no fue así y me voy con agridulce sabor de boca por lo sufrido y por no haber podido dar lo mejor de mí (porque todo si lo dí).

Así que aunque en el momento juré no volver, ya estoy deseando hacerlo, pero para disfrutar y sacarme la espinita, consciente de que estas pruebas son lo que son y no es que me vaya a ir mejor, sino que aún tengo que dar gracias de que no me haya ido peor. Un deporte muy duro, no sé si hay otro igual, será por eso que nos gusta tanto.

Datos:
Participantes CCC: 1944 corredores
Participantes “Finishers”: 1423 corredores.
Abandonos: 521 corredores.
Tiempo del primer clasificado: 11h. 21mins.
Tiempo del último clasificado: 26h. 46mins.
Tiempo de Iker: 15h. 02 mins. 47º de la general y 34º de su categoría.
Tiempo de Borja: 18h. 43 mins. 258º de la general y 147º de su categoría.

LogoFinisher
Detalle del logo del chaleco de finisher que te dan a la llegada.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Nuestra crónica de la CCC (por Borja)

  1. JJ Ascunce dijo:

    Todos en pie para aplaudir.

    Lo habéis logrado, a golpe de sacrificio, y encima aquí estáis a los dos días contándolo. Toma compromiso.

    Estuve siguiendo vuestra carrera a ratos en el Livetrail, comprobé que ibais juntos hasta un determinado punto, que luego Iker se incrustaba entre los 50 primeros y que Borja aguantaba, aguantaba, aguantaba… No podía imaginar que las cosas fueron tan complicadas. DOBLE MÉRITO.

    Poco se puede decir, salvo daros la enhorabuena por haberos metido esa pechada (y las que la precedieron), por contárnoslo al común de los mortales y por aportar vuestro granito de arena en el fomento del deporte en general y de este deporte de locos en particular.

    MÁS APLAUSOS.

    Ahora sobre la marcha, se me ocurre que podíais añadir otra entrada post carrera con una entrevista (hecha por vosotros, por corredores, por finishers) a Aitor Iraizoz, que confirmó a lo bestia en UTMB lo que ya apuntó el año pasado. Estaría bien que os sentarais a charlar, a recordar la batalla, y que luego nos lo pusierais por escrito. ¿O tal vez en formato vídeo? Hay matices que se transmiten mejor cuando los oyes directamente de la propia boca de los protagonistas, no cuando los lees entrecomillados.

    Felicidades de nuevo.

    P.D.: ¿Algún encuentro en la tercera fase con marcianos tipo Chaigneau, Bosio, Krupicka, Grant (no sé por qué pero los yankis son los más extravagantes… también en sus resultados)? ¿Fotos? ¿Anécdotas?

    • Borja Valdés dijo:

      Gracias JJ por tus siempre completos y atentos posts, es una gozada contar con participaciones como la tuya, enriquecen cualquier blog, es muy gratificante.
      Veremos de hacer lo de la entrevista, pero no te creas que es fácil, los trailers (menos yo) son muy almas libres, pero si que sería guay una tertulia de trail con Aitor, Uxue o Luis Alberte si se animara, le lanzamos la idea a Diario de Navarra para que organice el encuentro, jajaja.
      Una cosa bonita del UTMB es que es un pueblo “pequeñito” y si que estás en facil y constante contacto con los “gallos” de las clasificaciones generales, es accesible hablar con ellos pero muchas veces depende de con cuales pues da pereza molestarles pues algunos están muy “asediados” y somos conscientes de que tienen que descansar. A ver si os contamos alguna anécdota, que alguna hubo!
      Gracias de nuevo!

  2. Fernando Moreno Armendariz dijo:

    Eres un titan en toda regla y esta experiencia te servira para toda la vida y para todos los ambitos de la vida

    si luechas puedes conseguir lo que quieras, no sin pagar un peaje pero ¿merece la pena? juzga tu mismo!

    un abrazo finisher

    • Borja Valdés dijo:

      El gran Fernando Moreno, Trina. Viniendo de ti todo tiene el doble de valor pues sabes, entiendes y además eres sincero y un buen amigo. Estoy de acuerdo en que estas carreras son un gesto de fé y de lucha, pero no sé si siempre se extrapolan a todo en la vida, al final esto lo hacemos porque nos gusta, si no nos gustara no pondriamos el mismo empeño, asi que la clave es hacer lo que te gusta.
      Mereció la pena, si me hubiera retirada ahora si que estaría dándome cabezazos contra la pared, ya lo hago sin haberme retirado…jajajaja.
      Fuertísimmo abrazo, nos vemos pronto!!!

  3. Unai AB dijo:

    Borja conociéndote entiendo con que ánimo acabarías la carrera. “Bien, sí, esta muy bien pero yo quería …”.

    Anda que no hemos discutido mil veces de estas cosas… Pues así es, cuando el cuerpo te deja hasta ahí y no más, pues lo asumes y acabas. Siempre he pensado que el último que llega a meta tiene más mérito que el primero, al fin y al cabo probablemente no tenga motor y capacidad para ir tan fino, y haya tenido que tirar más de coco que ninguno.

    Ahora a lamerse las heridas y disfrutarlo, porque… a esto del monte y tal íbamos a disfrutar, no? Que no se te olvide!

    y … ¡enhorabuena artista!

    • Borja Valdés dijo:

      Gracias por tu post Unai!
      Ciertamente soy de no quedar nunca satisfecho, es algo de mi carácter, pero es que en este caso o en el de Aneto no permití a mis piernas dar todo lo que tenían pero hay que entender que este deporte además de piernas son estómago, cabeza, pies, espalda y todo, asi que dí lo que di, el resultado supongo que es justo.
      Al monte a disfrutar si, y de verdad que hubo rato de pasarlo genial, y ahora racuerdo ratos lloviendo, con niebla y de noche que fueron épicos y de los que guardo gran recuerdo.
      Gracias Unai, un abrazo!!

  4. Luisma dijo:

    Un placer seguirte en esos kilómetros Borja, no hace falta dar las gracias porque a mi me permitió disfrutar de una carrera de otra forma.
    Quizás con el poso de la TDS tan reciente, se ven o se sienten las cosas de otra forma, se palpa el esfuerzo de los corredores y de sus familias, cuando sigues la carrera desde fuera, yo si me emocione en Vallorcine jeje.

    Fuiste valiente y te llevaste el gato al agua a pesar de las dificultades, 100km dan para mucho y la cabeza te juega malos momentos si ademas van acompañados de algún problema físico.

    Lo dicho un placer trasnochar, la próxima a ver si es con unas cebaditas jeje, y de estas cuando quieras repetimos

    • Borja Valdés dijo:

      Desde luego Luisma que tu sabías como nadie por las que estábamos pasando, tenías que estar leyéndonos la mente!!
      ¿Te emocionaste en Vallorcine? Si te soy sincero te miraba de reojo y te veía de rojo con tu paraguas y no tenía fuerzas para irte a saludar pero algo me transmmitiste que dije “Voy a ser finisher”.
      Encantando de repetir, a ver si ponemos algún objetivo común al calendario!!

  5. Jerónimo dijo:

    Bueno Borja, hiciste un carrerón y más en esas circunstancias. Piensa que en una carrera tan larga es muy difícil que te salgan las cosas perfectas, un problema físico, un problema gástrico y te quedas fuera como esos 500 que tuvieron que abandonar. El superar los problemas físicos y llegar a meta es una proeza que la apreciarás más con el paso del tiempo. Además vas a tener ahí el aliciente de volver algún día para intentar superar lo que es una muy buena marca… Aplausos y enhorabuena de nuevo !! Os recuerdo que falta un post (aparte de la crónica de Iker) final sobre el coste de toda la aventura para los que soñamos con un día estar por ahí y necesitamos saber cuanto tenemos que ahorrar ,-).

    P.D Todavía me acuerdo de como acabaste la crónica previa a la carrera diciendo que ibas solo a trotar…..vaya perraco. Yo de mayor quiero “trotar” como tu

    • Borja Valdés dijo:

      Ei Jero!!! Gracias por tu post!
      Como tu dices lo voy apreciando ahora y le voy sacando el gusto, como dices aqui no juegan solo las piernas, juega todo y todo te ayuda o todo te dificulta, quien sabe, ahi está el juego, en gestionar todo.
      Lo del coste, lo haremos, tenemos más o menos calculado, pero es bastante asequible, sobretodo porque desde la inscripciòn allá por Enero hasta el viaje tienes muchos meses para ir pagando cosillas y no todo de golpe con lo que es llevadero, ahora bien, puedes ser más austero o menos, ahi cada cual.
      Un abrazo Jero!!!

  6. Luismi dijo:

    Quillooooooo, manda cojones… hablando con una colombiana en inglés, jajaja. Que arte pischa!!
    Mi más sincera enhorabuena y envidia. Vaya 2 cracks. Felicidades y a ver si montañeamos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *