x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Sanz asiste a la celebración del centenario de la residencia de Falces

Durante el acto conmemorativo se ha descubierto una placa alusiva al centenario

Actualizada Sábado, 17 de abril de 2010 - 17:25 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

El Presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz Sesma, ha presidido los actos de conmemoración del centenario de la residencia de ancianos San Francisco Javier de Falces, construida en 1910 en cumplimiento del testamento de Fausta Elorz y Olía, vecina de Madrid que pasaba largas temporadas en la localidad.

Durante el acto conmemorativo se ha descubierto una placa alusiva al centenario, ante la presencia también del alcalde de Falces, José Carlos García García, del presidente de la Fundación Doña Fausta Elorz, José Javier Ausejo, Eduardo Elorz Sánchez-Marco (familiar) y el vicario general de la Diócesis, Juan Antonio Aznárez Cobo, entre otros. A las 11 horas, el jardín del centro ha acogido una misa.

La residencia pertenece a la Fundación Doña Fausta Elorz. Dispone de 30 habitaciones, sencillas y dobles, ocupadas por 44 residentes, entre válidos y asistidos. Cuenta además con una capilla, dos salas de estar, enfermería, tanatorio y sala de fisioterapia, entre otras. Cinco hermanas de la Caridad prestan su servicio junto con 15 trabajadoras de la localidad.

Fausta Elorz y Olías, natural y vecina de Madrid, residía largas temporadas en Falces por sus entronques familiares. Hija única y soltera, dictó en su testamento la institución de alguna obra benéfica y de caridad o fundación. Los tres albaceas crearon una fundación benéfica, sin ánimo de lucro, para construir un asilo para ancianas en Madrid (está situado en el Barrio de Salamanca) y otro, más modesto, para ambos sexos en Falces, “siendo en todo caso indispensable para el ingreso en dichos asilos acreditar en debida forma ser pobre de solemnidad”. El primero tuvo un coste de 1,07 millones de pesetas y el de Falces, de 72.000 pesetas. Además, para el sostenimiento, se asignaron 2 millones al de Madrid y 350.000 al de Falces.

La Residencia San Francisco Javier de Falces inició su actividad, como asilo, el 16 de agosto de 1910, día en el que ingresaron 17 ancianos. Para su cuidado y atención, entraron cuatro hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Ante la pérdida de valor de los recursos asignados para su sostenimiento y por las penurias propias de la época, el asilo pudo continuar su actividad gracias al sostenimiento de los vecinos y a la gestión de las hermanas. Debido a la situación de deterioro y a las necesidades de ampliación y acondicionamiento, el Gobierno de Navarra otorgó fondos en las décadas de 1980 y 1990. En estos cien años, han sido 64 las hermanas que han cuidado a los residentes.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Otra vez las Hijas de la Caridad dando sentido a su vida de Hihas de san Vicente de Paúl. Cien años de servicio desinteresado son muchos años. Estas mujeres son incansables. Las encontramos en los lugares más inhóspitos de la pobreza. Para colmo, hasta una Hija del pueblo, hija de la Caridad, sor Pilar, entrega 30 años de su vida en Haití. Animo Hermanas. Vuestro trabajo callado solo los pobres y Dios os lo agradecerán. Recordad que ellos son "vuestros amos y señores". Echale guindas. Enhorabuena. Felicidades.Amigo de los pobres

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual