x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La Ciudadela, como hace 325 años

La atención de los técnicos municipales se centrará después en el de Santa Ana

Actualizada Domingo, 28 de marzo de 2010 - 03:49 h.
  • A.O. . PAMPLONA

CUANDO el año que viene se ponga en marcha el Centro de Interpretación de las Murallas de Pamplona en el restaurado fuerte de San Bartolomé del parque de la Media Luna, la capital navarra estará lista para mostrar uno de sus mejores patrimonios, su recinto amurallado.

Para entonces será posible recorrer con apenas dos interrupciones (la Cuesta de Santo Domingo y la avenida de Pío XII) un trazado de casi 5 kilómetros que discurre entre murallas, paseos de Ronda, baluartes, revellines y fosos, todos con cientos de años de historia entre sus piedras. El trazado, así es lo recomendable por los expertos, deberá finalizar en el recinto de la Ciudadela (1521), cuyas defensas exteriores, construidas a partir de 1685 para reforzar las partes más débiles levantadas un siglo antes, también han comenzado a restaurarse para poder presentar su mejor cara.

Estará entonces a punto de concluir un ambicioso plan de actuaciones que el Ayuntamiento de Pamplona presentó hace tres años para recuperar el recinto amurallado, y que redactaron y han ido desarrollando los arquitectos Verónica Quintanilla Crespo y Joaquín Torres Ramo.

Desde entonces se han restaurado varios tramos del paseo de Ronda; el revellín de Santa Lucía y el baluarte Real de la Ciudadela, ambos con motivo de la construcción de la estación de autobuses; el baluarte de Guadalupe con el que se culminó la rehabilitación del frente de Francia de las murallas; el revellín de San Roque, el baluarte de Gonzaga y los fosos de la Taconera en los jardines del mismo nombre, y el Portal Nuevo.

En los cinco años anteriores se había restaurado el grueso del frente de Francia, la puerta principal de la Ciudadela y se había limpiado el contrafuerte de la Cuesta de Santo Domingo. En total, tal y como recordaba la alcaldesa Yolanda Barcina esta semana, se han invertido más de 18 millones de euros en todo el recinto, y este año hay previsto inyectar otros casi 14 millones.

Santa Clara, como nuevo

De las últimas actuaciones realizadas en las murallas, la única que todavía permanece en activo y lo estará al menos hasta el mes de julio es la restauración del revellín de Santa Clara de la Ciudadela, situado frente a la Casa de Misericordia.

Esta defensa exterior podrá celebrar su 325 cumpleaños (se levantó en 1685) como si acabase de construirse. Hace apenas un año, cuando se ultimaba el expediente para su rehabilitación, el comentario más habitual para referirse a este revellín era el que lo relegaba a la peor situación de los existentes y reclamaba para él una actuación urgente. Hoy, siete meses después de iniciados los trabajos, su aspecto ya delata una total recuperación no sólo estética, sino estructural.

El revellín, que es la parte más interior de la defensa, la situada más próxima a la Ciudadela, está casi totalmente terminado y estos días se prepara la tierra que conforma su interior para sembrar hierba posteriormente. Únicamente resta concluir el arco de piedra y la puerta por la que se accede desde los fosos.

En la contraguardia o media luna situada delante del revellín es donde se concentra estas semanas el mayor tajo, y donde la mayor parte de la plantilla de la obra, conformada por 30 personas, se dedica a recomponer, limpiar y rejuntar los lienzos de sillería y mampostería. También aquí se reconstruyen las garitas situadas en las esquinas, y se terminan de colocar las tapas o sillares que culminan los lienzos.

"Estas semanas se ha empezado a trabajar en el camino cubierto, que es la parte más exterior del revellín, y aunque el estado de la construcción no es muy bueno, sí nos permite trabajar más rápido porque por su altura no hacen falta andamios", explica José Vicente Valdenebro, director del área de Obras y Proyectos Estratégicos del Ayuntamiento de Pamplona.

Valdenebro aspira a que las obras estén concluidas para San Fermín, pese a que el plazo de ejecución no se cumple hasta octubre. "Dependemos mucho del tiempo, de que no llueva, porque eso dificulta mucho el trabajo", asegura.

Las obras de restauración del revellín de Santa Clara fueron adjudicadas a Construcciones Zubillaga por 3 millones de euros. Se trata de un proyecto incluido en el Plan Navarra 2012 y financiado entre la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra (75%) y el 1% cultural del Ministerio de Fomento (25%).

Santa Isabel y Santa Ana

Es probable que cuando concluya la restauración del revellín de Santa Clara, el Ayuntamiento tenga preparado el condicionado para adjudicar las obras del siguiente revellín de la Ciudadela, el de Santa Isabel. El proyecto, obra del arquitecto municipal José Ignacio Alfonso Pezonaga, y los arquitectos Marta y Miguel Monreal Vidal, ya tiene el visto bueno de la Institución Príncipe de Viana y se ha presentado a las ayudas económicas que concede el Ministerio de Fomento. También está incluido en el Plan Navarra 2012.

"Aunque su estado no es tan malo como el de Santa Clara, tiene el añadido de que en él se encuentra la puerta de Socorro por la que se accede a la Ciudadela desde la Vuelta del Castillo, y allí habrá que hacer algunas mejoras también en el pavimento y eso lo encarecerá", argumenta Valdenebro.

La atención de los técnicos municipales se centrará después en el siguiente revellín, el de Santa Ana, situado frente al edificio Singular. El proyecto también está redactado, esta vez por Verónica Quintanilla y Joaquín Torres, pero no dispone de la aprobación de Príncipe de Viana todavía. "El trabajo es aquí más sencillo porque el revellín no dispone de contraguardia", añade Valdenebro.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • para que recontruir la puerta de la ciudadela y su muralla si plantaron en medio el baluarte dandole espalda. Sino por el corte ingles estoy seguro que la orientacion del baluarte seria otra y la ciudadela no hubiera quedado escondida en un rinconal servicio del dinero
  • Pese a la crisis y entendiendo las quejas de mucha gente, me parece que están haciendo una buena labor y está quedando elegante. Ávila es famosa por sus murullas, ¿Porqué no va a ser Pamplona una ciudad moderna que conserva su patrimonio? En cualquier caso espero que también se recuperer el parque de la Taconera, porque da penaIñaki
  • ¿Tanta muralla para qué?.y también podemos traer un poco de mar hasta Pamplona. Por favor, deja de decir tonteríasMurallas
  • No puedo creer que el objetivo sea dejar la periferia de la Ciudadela como hace 325 años, porque en ese caso el dinero que nos queda por gastar es impresionante. Y en Europa, Navarra también lo es, hay necesidades mayores para gastar los fondos económicos estructurales y de cohesión...que se lo pregunten a los griegos. No creo que en 2021 podamos celebrar los 500 años de la Ciudadela con la total restauración del recinto amurallado de Pamplona. Un objetivo más de la candidatura para 2016 debe ser la solidaridad con los europeos más necesitados de ayuda.Angel Urtasun Uriz.
  • Enhorabuena. Estan quedando muy bien y poner en uso esl fuerte de San Bartolome me parece genial!buena iniciativa
  • Para algunos será un disparete lo que digo, pero algo que no es geográficamente natural, que es una construcción humana sin belleza real, paramera defensa militar en su origen, no tiene motivo para ser conservado, por mi que la derribasen dejando una mínima parte de recuerdo. Si por lo menos llenasen los fosos de agua y metiesen delfines, peces, etc., para ser obeservados y disfrutados, servirían para algo. Cuánto espacio desaprovechado para construir viviendas y dotaciones sociales. Lo del centro de interpretación es ridículo, ¿no bastan los librros de historia ad hoc?¿Tanta muralla para qué?
  • Enhorabuena por estas restauraciones, pero no valen de nada si luego no hay una labor de conservación: si no vean el estado en que se encuentra la parte superior del revellín de Santa Lucía, lleno de hierbajos y con varios chopos de casi un metro cuyas raices harán que en pocos años que se desmoronen los sillares de la parte superior.Iker
  • Eso todo bién pelado de árboles y bién lleno de cemento.pamplona 2016
  • Bonitas fotografías de el bastión de El Labrit, del portal de Francia y de la trasera de descalzos. Sólo la primera fotografía corresponde al lugar de la restauración a que hace referencia la noticia.Buenas fotos
  • lo que tendrian que hacer es adecentar todos los tuneles y el interior de los habitaculos antiguos y tenerlo en plan museo, que yo llevo toda la vida en Pamplona y siento mucha curiosidad de como es el interior real. creo que aunque sea un gasto algo caro, es algo que merece la pena tratar, porque es un emblema de la ciudad, tendria turismo y generaria algun puesto de trabajo. ¿Pamplona 2016? pues asi ganaria mucho para empezarjoven23
  • Ahora solo falta el hermanamiento con Breda (que tiene un fuerte de la misma época)Velazquez

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual