x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Un periódico asegura que el Vaticano pudo haber encubierto abusos de un cura a menores sordos en EE UU

"The New York Times" revela unos documentos en los que se expone que las máximas autoridades de la Iglesia encubrieron a un sacerdote que abusó de 200 menores

Actualizada Jueves, 25 de marzo de 2010 - 11:41 h.
  • AGENCIAS. Redacción Internacional

Las máximas autoridades del Vaticano, incluido el futuro Papa Benedicto XVI, encubrieron a un sacerdote estadounidense que abusó sexualmente de unos 200 menores sordos, según documentos obtenidos y revelados hoy por "The New York Times". La correspondencia interna de obispos en Wisconsin directamente al cardenal Joseph Ratzinger, el futuro Papa, muestra que mientras los responsables eclesiásticos discutieron sobre la expulsión del cura, la prioridad mayor fue proteger a la Iglesia del escándalo, asegura el diario en su página web.

Los documentos proceden de la causa judicial abierta contra el reverendo Lawrence C. Murphy, que trabajó durante más de 20 años, entre 1950 y 1974, en una escuela para niños sordos de Wisconsin.

El arzobispo de Milwaukee en 1996, Rembert G. Weakland, envió dos cartas informando de ello, sin obtener respuesta, al cardenal Ratzinger, que entonces dirigía la Congregación para la Doctrina de la Fe, encargada de estudiar esos casos.

Después de ocho meses, el segundo responsable al frente de la doctrina oficial católica, el cardenal Tarsicio Bertone, actualmente secretario de Estado del Vaticano, ordenó a los obispos de Wisconsin iniciar un juicio canónigo secreto que podría haber terminado con al expulsión de Murphy del sacerdocio.

Sin embargo, Bertone paró el proceso después de que Murphy escribiese personalmente a Ratzinger diciéndole que ya se había arrepentido y que estaba enfermo.

"Sólo quiero vivir el tiempo que me queda en la dignidad de mi sacerdocio", afirmaba el cura en la carta que envió al futuro Papa cuando ya se encontraba próximo a la muerte, que ocurrió en 1998. "Solicito su bondadosa ayuda en este asunto", añadía.

Murphy nunca fue juzgado o sancionado por la Iglesia e incluso la policía y los fiscales hicieron caso omiso a las declaraciones de las víctimas, según los documentos en poder de "The New York Times", que los obtuvo de los abogados de cinco hombres que demandaron a la Archidiócesis de Milwaukee.

En 1974, el sacerdote fue trasladado por el arzobispo William E. Cousins de Milwaukee a la Diócesis de Superior, en el norte de Wisconsin, donde pasó sus últimos 24 años trabajando con niños en colegios, iglesias parroquiales y en un centro de detención juvenil, según el diario.

El New York Times cita al portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, que reconoció que era un caso "trágico", pero añadió que el Vaticano no fue informado hasta 1996, años después de que las autoridades civiles investigaran y cerraran el caso.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Iarun: el problema no es sólo el que abusa. El problema es también el que no lo denuncia. Si lo hace un seglar, ningún funcionario le encubrirá. Se atreve a decir lo mismo de un sacerdote y su obispo? Y, desde luego, siempre es momento para protestar contra esto. Lo demás, es una vergüenza.iñigo
  • Si el que abusa (lo que no digo que este bien) pertenece a la iglesia católica se da el nombre entero. En caso contrario como se ha dicho hoy en un medio de comunicación, sólo el nombre de pila. Hoy protesta ante el Vaticano de los americanos; Murphy murió en 1998, creo que han tenido tiempo. En Alemania se dan al año 200000 casos de abusos a menores, de los que 94, son de presuntamente miembros de la iglesia. La demagogia ya aburre.larun
  • El problema se hubiera resuelto denunciando el caso ante la justicia civil. ¿Por qué no se hizo así? iñigo
  • El cardenal Joseph Ratzinger aplicó al pié de la letra las ordenes del cardenal Otaviani, amenazando con la excomunión a todo a quel que se fuera de la lengua. El que siembra vientos recoge tempestades!. Una palmadita en la espalda al regulador porque a lo mejor lo publica!.RG

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual