x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Sarkozy dice que "erradicará una a una todas las bases de ETA" y no dejará impune la muerte de Nérin

Zapatero acompaña al presidente francés en el homenaje al primer policía francés asesinado por la banda

Actualizada Martes, 23 de marzo de 2010 - 16:09 h.
  • AGENCIAS. París (Francia)

El presidente de la República Francesa, Nicolas Sarkozy, se comprometió este martes "de forma solemne" a que la muerte del policía francés Jean Serge-Nérin, asesinado por ETA la semana pasada, no quede "impune" y avisó de que las autoridades galas erradicarán "una a una" todas las bases de la banda en su territorio. "España, está al lado de Francia hoy, al igual que ayer cuando Francia lloraba las víctimas españolas", dijo durante el elogio fúnebre que pronunció en el funeral del primer policía francés asesinado por ETA, en el que estuvo acompañado por el presidente del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Vamos a erradicar una a una todas las bases de ETA en Francia, vamos a buscarles uno a uno y vamos a acabar con todos los apoyos de esta banda terrorista, no dejaremos que Francia sea la base de terroristas asesinos. A nuestros amigos venidos de España: Francia está más que nunca del lado de la democracia española", dijo Sarkozy ante la presencia de familiares y compañeros del policía fallecido, así como la de Zapatero y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El presidente francés manifestó que este crimen "deshonra a los que lo han cometido" y "deshonra a quienes les apoyan" y advirtió de que "Francia no se dejará jamás intimidar por el terrorismo". "Las cosas claras señor presidente del Gobierno español: Francia nunca se dejará intimidar jamás por el terrorismo, durante el año 2009 fueron detenidos 33 miembros de ETA en Francia, nuestra movilización es total", aseveró.

Sarkozy trasladó su especial agradecimiento a Zapatero y Rubalcaba por "el sólido gesto de su presencia" en el acto. "En nombre de Francia quiero darles las gracias por su solidaridad y apoyo en este momento. España, está al lado de Francia hoy al igual que ayer cuando Francia lloraba las víctimas españolas", agregó.

"Defender la democracia, garante de la libertad, son las bases de la República", reiteró Sarkozy, quien rememoró que "el pasado 16 de marzo Nérin y sus compañeros creían que sólo se enfrentaban a una banda de malhechores, pero se enfrentaron a un grupo terrorista de ETA", explicó el jefe del Estado francés al tiempo que advirtió de que "los asesinos de Nérin serán encontrados y castigados con la mayor severidad, ETA es una organización sanguinaria". "Comandante Nérin, nunca le olvidaremos, no tenemos derecho a olvidarle", sentenció.

Durante el discurso ofrecido por Sarkozy estuvieron presentes también las agresiones de las que han sido objeto algunos agentes galos en las últimas semanas. Por ello, el presidente galo reiteró su compromiso de llevar a cabo una reforma del Código Penal "para castigar de manera más severa a los asesinos de agentes de la seguridad, de 22 años a 30 con la posibilidad de optar a la cadena perpetua".

"Que atente contra un policía o un gendarme mediante un insulto o gesto perpetra un ataque contra la Republica, ante estas agresiones aplicaremos la tolerancia cero ante los autores", zanjó.

Sarkozy elogió al comandante de policía Jean-Serge Nérin como "un hombre excepcional", que dedicó su vida a "un oficio de excepción" y murió "demasiado temprano", "vilmente asesinado" por unos "criminales sin piedad", cuando "cumplía con su deber" de proteger a sus conciudadanos "y los valores de la democracia".

Destacó además que llevaba 30 años destinado en Dammarie-lès-Lys --desde sólo uno después de entrar en la Policía--, "lo que demuestra lo orgulloso que estaba de su trabajo". El mandatario subrayó su "profunda humanidad", recordó que había recibido varios premios y le calificó como "el alma de su brigada". El presidente francés dedicó también palabras de cariño a su viuda, Julienne, y a sus cuatro hijos, Prisca, Floryan, Anaïs y Melyssa.

Saludar a la familia de Nérin fue lo primero que hicieron Sarkozy y Zapatero a su llegada al patio de la Prefectura de Seine-et-Marne (unos 45 kilómetros al sureste de París), donde se celebró el homenaje. El acto comenzó a los acordes de La Marsellesa, que ambos mandatarios escucharon frente a la bandera francesa. Posteriormente, Zapatero y Sarkozy se colocaron junto al resto de autoridades presentes para guardar un minuto de silencio, que se repitió en todas las comisarías y organismos dependientes del Ministerio de Interior francés.

A continuación entró en el patio de la Prefectura el féretro de Nérin, cubierto por la bandera francesa y portado por compañeros de su unidad policial. El policía será enterrado el sábado en Cayenne, en la Guyana francesa, donde nació hace 52 años.

Tras el elogio fúnebre, Zapatero y Sarkozy fueron los encargados de condecorar a título póstumo al comandante de Policía, con la orden de Caballero de la Legión de Honor francesa y la Medalla de oro al mérito policial de la Policía Nacional española.

Los dos mandatarios condecoraron después a los tres policías que patrullaban con Nérin, Michael Ouette, Damien Boudesocque y Marie Steimetz, imponiéndoles la Orden Nacional del Mérito francesa y la Cruz del Mérito española con distintivo rojo.

Tras el homenaje, Zapatero y Sarkozy saludaron a las autoridades locales y diputados reunidos en el patio de la Prefectura y se despidieron de la familia del policía antes de regresar a París, donde tendrán un almuerzo de trabajo en el Palacio del Elíseo. Finalizado el acto oficial, los policías de la región reunidos en el lugar rindieron a Nérin otro breve homenaje. A partir de las 14.00 horas está previsto un oficio religioso para la familia y los allegados en la iglesia de Nérin.

Entre los asistentes al funeral estuvieron también la ministra francesa de Justicia, Michèle Alliot-Marie y el ministro de Interior, Brice Hortefeux.

Desde España viajaron además el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho y el director de Relaciones Internacionales y Extranjería del Ministerio, Arturo Avello, además del director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez.

El Gobierno vasco está representado por el consejero de Interior, Rodolfo Ares, y el Parlamento por su presidenta, Arantza Quiroga. También la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha enviado a su secretaria general, Mapi de las Heras, y a su responsable de delegaciones, Alfonso Sánchez.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • ¿Esperan acabar antes de 40 años?Abuelo
  • Después de 40 años se han dado cuenta de la barbarie y de la locura de ETA...Nunca es tarde....

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual