x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El cuñado de Matas admite que éste pagó una fianza de 100.000 euros por un piso en Madrid

Fernando Areal aseveró asimismo que pagó 32.000 euros por las obras de reforma del palacete, vivienda que Matas posee en el casco antiguo de Palma

Actualizada Martes, 23 de marzo de 2010 - 16:33 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Fernando Areal, cuñado del ex presidente del Govern, Jaume Matas, reconoció este martes que dio una opción de compra por valor de 100.000 euros por un piso situado en el barrio de Salamanca de Madrid, aunque cuando la adquisición iba a formalizarse, pasó el contrato al ex conseller y presunto testaferro del ex jefe del Ejecutivo balear, Bartomeu Reus, para que éste figurase como propietario de la vivienda en las escrituras. Areal fue el único en declarar este martes, ya que el juez suspendió la declaración del propio Matas y de su mujer, Maite Areal, a petición de sus abogados. Tras esta decisión, el ex presidente balear abandonaba los juzgados entre abucheos de los allí congregados.

En su declaración ante el juez que instruye el caso Palma Arena, José Castro, y durante una comparecencia que finalizó a las 11.55 horas, pese a que se preveía aun más larga, Areal manifestó que hizo de intermediario entre Matas y la constructora del inmueble, según informaron fuentes jurídicas, por lo que conoce de primera mano que Matas dio una opción de compra por valor de 100.000 euros por un piso situado en el barrio de Salamanca de la capital.

Mientras tanto, aseveró asimismo que pagó 32.000 euros por las obras de reforma del palacete, vivienda que Matas posee en el casco antiguo de Palma y que se encuentra bajo investigación judicial. El dinero, dijo, lo entregó al constructor Juan Serra, que se había encargado además de la reforma de la sede del PP. Las investigaciones apuntan a que esta cantidad fue aportada en negro u opaca al fisco.

Por otro lado, preguntado por las presuntas irregularidades cometidas en torno a los servicios prestados por la agencia de comunicación Nimbus al PP durante la campaña electoral de 2007, negó haber abonado con dinero negro parte de esta campaña. En concreto, las pesquisas van dirigidas a averiguar si el Govern adjudicó sin concurso público diversos contratos a Nimbus y si esta empresa emitió facturas falsas con sobrecostes sin justificar, cobrando a cambio a 'precio coste' la organización de la campaña electoral del PP.

Según las investigaciones, el ex ex tesorero fue la persona que presuntamente sufragó con dinero negro -unos 70.000 euros en tres pagos- parte de la campaña electoral, de acuerdo a las investigaciones y al testimonio arrojado por el director de la agencia, Miquel Romero, aunque Areal negó, al igual que ya hizo en la declaración que efectuó el año pasado, que hubiera realizado estos pagos supuestamente irregulares. Se da la circunstancia de que el juez ha ordenado que los abogados apaguen el móvil durante el interrogatorio para evitar posibles injerencias.

Finalemente, Areal fu el único en declarar este martes, después de que los abogados de Matas y su mujer, así como el ex presidente de Endesa, Bartomeu Reus, pidieran sus supensión al ser presentadas nuevas pruebas en forma de escuchas telefónicoas. De este modo, explican fuentes jurídicas, el juez permitió a los letrados tener un tiempo para estudiar las nuevas pruebas. Las declaraciones se retomarán este miércoles a las 9.00 horas.

Ante esta decisión, el ex presidente balear abandonó los juzgados en torno a las 14.15 horas en medio de fuertes abucheos de una treintena de personas que esperaban a las afueras de las dependencias judiciales y que le gritaban, entre otras cosas "chorizo" o "corrupto". Acompañado por Maite Areal, y su letrado, Rafael Perera, el ex ministro se introdujo en un vehículo rodeado de una multitud de cámaras y fotógrafos.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual