x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Rajoy da un ultimátum a los dirigentes y avisa que no tolerará más indisciplinas

"No puedo tolerar que se diga que no podemos gobernar España si no sabemos gobernar el partido", afirmó Rajoy

Actualizada Miércoles, 4 de noviembre de 2009 - 04:00 h.
  • MAGIS IGLESIAS . COLPISA. MADRID

Mariano Rajoy tiene las manos libres para actuar con contundencia, aplicar sin contemplaciones los estatutos del PP y así atajar la indisciplina interna, como prometió que hará para que no se vuelvan a repetir crisis tan graves como las que sacudieron el partido en las últimas semanas. "No habrá próxima vez", proclamó ayer ante el órgano de dirección del PP, en perfecto cierre de filas con su líder, sólo alterado por la ausencia de Esperanza Aguirre.

Rajoy cuenta con el apoyo unánime del Comité Ejecutivo que le pidió que ponga coto a su paciencia y tome medidas exigentes. En primer lugar, para poner orden en Madrid, donde la presidenta y el alcalde continúan enfrentados.

Punto de inflexión

El líder del PP quiso demostrar que la reunión del Comité Ejecutivo será un punto de inflexión en su presidencia y que, a partir de ahora, las cosas van a cambiar porque -como ya advirtió en Cartagena- a él se le ha agotado la paciencia y "santo Job sólo hubo uno". Para empezar, no ahorró críticas a los revoltosos, asumió, sin complejos, que el partido atraviesa una situación "grave", aunque algunos asuntos -en Madrid y Valencia- hayan sido resueltos en las últimas horas, y anunció un golpe de timón para el futuro a fin de garantizar la paz interna. Insistió en que lo que ha ocurrido recientemente es "inadmisible y por tanto no se puede volver a repetir nunca".

Rajoy reservó para su discurso la primera intervención del comité y dejó que hasta 26 dirigentes intervinieran después, para tomar nuevamente la palabra y cerrar la reunión con los mismos mensajes.

La transgresión de los estatutos, una quiebra de la lealtad o la presión a los órganos de dirección suponen un daño objetivo al partido que -dijo- "lesiona nuestra imagen, estorba nuestro proyecto, indigna a nuestros militantes, desconcierta a la opinión pública y desanima al electorado".

"La única alternativa"

"No puedo aceptar que nadie diga que no somos capaces de gobernarnos a nosotros mismos y por tanto no podemos gobernar España", añadió tras alertar del riesgo que supone la desunión para el proyecto popular porque, en definitiva, tanta bronca "debilita la alternativa" que representa.

La dirección nacional se esforzó en preparar a conciencia la reunión y el líder ya sabía cuando intervino que le esperaba un respaldo sin fisuras de su Comité Ejecutivo, donde están presentes todos los líderes territoriales.

Sin embargo, les envió un mensaje nítido en una defensa exigente de la disciplina interna administrada desde la dirección nacional, para que no cunda el ejemplo de lo ocurrido en Madrid y Valencia. "El PP es un partido nacional y nunca vamos a renunciar a serlo. No somos un partido federal, ni mucho menos un reino de taifas".

Anunció el tratamiento que impondrá a la organización que preside para impedir su deriva caótica. Advirtió que va a tomar medidas en aras de la unidad y será inflexible en la exigencia del cumplimiento de los estatutos, no sólo en el ámbito nacional sino también en todos los territorios.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Sonrisas en los rostros de María Dolores de Cospedal y de Mariano Rajoy tras la larga reunión de la Ejecutiva Nacional del PP. REUTERS


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Y al sr. Rajoy ¿no se le puede dar un ultimatum? parece ser que si alguien se presenta dispuesto a competir con él, se le aparece el Santo Job para darle algunos consejillos. ¿se lo toleran en el P.P? A los de los órganos de gobierno del P.P. ¿no sería bueno un poco más de democracia para elegir al cabeza de lista del partido para las próximas elecciones?Concha
  • Con estas medidas ólo se ha puesto la tirita sobre la herida, debajo todo está lleno de pusPARCHES

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual