x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Aguirre y Cobo desoyen al partido y mantienen el enfrentamiento

Manuel Cobo sostiene las acusaciones con el apoyo declarado una vez más por el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón

Actualizada Miércoles, 4 de noviembre de 2009 - 04:00 h.
  • EFE Y EUROPA PRESS. MADRID

Ayer, en la misma jornada en la que Mariano Rajoy anunciaba que no habría más indisciplinas en el PP y había una llamamiento a la concordia entre dirigentes, Esperanza Aguirre y Manuel Cobo interpretaron otro capítulo en su guerra personal.

En la reunión de la Ejecutiva, y con el apoyo de Ruiz-Gallardón, el vicealcalde de Madrid mantuvo sus acusaciones contra el Gobierno regional madrileño por el supuesto caso de espionaje sobre su personal.

Cobo, que puso su cargo a disposición del partido, llegó a decir ayer que "temió" por su seguridad y la de sus hijos tras tener conocimiento de que había sido "espiado" por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

En una larga y enérgica intervención, el vicealcalde se ha reafirmado en todas las acusaciones que hizo la semana pasada contra Esperanza Aguirre.

Respuesta inmediata

La reacción de la presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid no se hizo esperar. Aguirre asegurado, tras leer las primeras noticias sobre la reunión de la Ejecutiva del partido, a la que no acudió, que "da la impresión de que la agredida, la víctima, que soy yo, se coloca al mismo nivel que el agresor".

En declaraciones a los medios tras la inauguración de un centro deportivo en la localidad madrileña de Leganés, Aguirre añadió que "la equidistancia entre los agresores y las víctimas" le parece "realmente muy lamentable".

Y es que a la presidenta madrileña le da la impresión, y asó lo dijo, de que en la reunión que la dirección de su partido "se ha colocado al mismo nivel al agresor -en referencia a Manuel Cobo- con la víctima", que, a su juicio, es ella.

Por otra parte, la mayoría de la Ejecutiva del PP, especialmente los barones territoriales, reprocharon la conducta Aguirre ha mostrado durante las últimas fechas por su enfrentamiento con el vicealcalde de la capital y su apuesta por controlar Caja Madrid.

Fuentes del PP precisaron que la mayoría de los reproches habían sido "implícitos", si bien tres integrantes de la dirección habían sido muy "explícitos" al censurar el comportamiento reciente de Esperanza Aguirre.

Esos reproches "explícitos" procedían de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, de la regidora de Cádiz, Teófila Martínez, y de la diputada e integrante de la Mesa del Congreso, Celia Villalobos.

Al parecer, dijo que hablar el hecho de que el consejero de Sanidad del Gobierno regional, Juan José Güemes, no hiciera una defensa de Aguirre en la forma y en el fondo que se esperaba de él frente a Gallardón y Cobo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Esperanza Aguirre, presidenta madrileña. EFE

Manuel Cobo, mano derecha de Ruiz Gallardón. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Faltan los comentarios de ese grupito de "críticos habituales"...Posiblemente se hayan quedado sin línea...ADSL
  • "Antiguamente", en los partidos de fútbol, para anular a la estrella del otro equipo, los entrenadores encargaban de su marcaje al leñero de turno, con el propósito de que, cansado de recibir patadas, el fenómeno se revolviera y el árbitro expulsara a los dos, quedando el equipo del leñero en clara ventaja. Aquí, Gallardón envía a Cobo para que se lance al cuello de Aguirrer, a ver si ella responde y el juez de la contienda expulsa a los dos, quedando Gallardón como único candidato. Maquiavelismo zafio.Javiertxo

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual