x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LIGA DE CAMPEONES | MILAN 1 - REAL MADRID 1

La mejoría no dio para ganar

Los blancos encontraron su nivel en el primer tiempo, pero bajaron el ritmo tras la reanudación

Actualizada Miércoles, 4 de noviembre de 2009 - 04:00 h.
  • COLPISA. MILÁN

Empatar ante el Milan en San Siro nunca está mal, prueba de ello es que por algo el Madrid jamás ha ganado en este escenario, pero deja a los blancos con más opciones de acabar segundos de grupo, su cruz en los últimos años a la hora de los cruces, que líderes de grupo.

Los de Pellegrini fueron muy superiores en la primera mitad, quizá la mejor en este arranque de temporada, pero empeoraron después y temieron incluso por el empate ante un adversario muy mayor pero que sabe lo que se hace, tal y como demostró en el Bernabéu.

Pellegrini repitió once

Como se preveía según lo entrenado, Pellegrini repitió por vez primera once. Por tanto, prescindió de Raúl, ubicó a Arbeloa como lateral derecho y a Marcelo por delante. Decisiones curiosas porque el chileno ha rotado siempre y porque no le gusta jugar con extremos, normalmente ni siquiera con uno. Pero determinaciones positivas porque un equipo en construcción, y con tantas urgencias como el Madrid, necesita mecanizar movimientos, no cambiar cada día.

Los blancos salieron muy dispuestos. Lucharon, presionaron y tocaron mucho más rápido de lo habitual. Saben que ante este Milan envejecido hay que imponer un ritmo alto para ganar. Los "rossoneri" se echaron hacia atrás y el Madrid aceptó gustoso el balón y el dominio. En su regreso a Milán, Kaká actuó con un plus de motivación extraordinario. Tocó mucho y bien, intentó penetrar por todas partes, y probó a Dida todo lo que pudo.

No lograba penetrar, pero a base de lanzamientos lejanos el Madrid inquietaba. Sin embargo, la primera gran ocasión fue local. Seedorf buscó a Pato, éste recortó a Arbeloa y Casillas salvó.

Después Dida no supo atajar el chut de Kaká y permitió a Benzemá estrenarse en la "Champions". Todo se ponía a pedir de boca, pero el Madrid no cosió el partido. Permitió un ida y vuelta peligroso. Vinieron los problemas. Llegó el dudoso penalti por mano de Pepe -la jugada vino por la banda mal defendida por Ramos- y el empate de Ronaldinho.

El árbitro alemán no debía tener la conciencia muy tranquila porque a continuación anuló un gol de Pato por una supuesta falta o mano en la disputa previa. Una acción que soliviantó a la grada.

Los madrileños bajaron sus prestaciones en la reanudación. Cayeron en lo físico y se desordenaron. Dejaron crecer a un Milan más metido, más atrevido. Xabi Alonso no pudo hacerse con el mando en el centro del campo, y el control pasó a manos lombardas. Ronaldinho, a años luz de su mejor versión, encaraba a Ramos, huérfano de ayudas. Y se prodigaba a balón parado. El gol estaba más cerca de los locales.

Al Madrid le faltaba el balón para llegar al área contraria y Pellegrini prescindió de Higuaín, desapercibido, y apostó por Raúl, más proclive a venirse al centro y a conectar con el centro del campo que el argentino. El dominio se hizo alterno pero un par de despistes defensivos, en especial uno de Pepe, acercaron al recién entrado Inzaghi al gol. No acertó.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

El centrocampista brasileño del Real Madrid Ricardo Izecson Dos Santos "Kaká" (dcha.) lucha por el balón con su compatriota del Milán Ronaldo de Assís "Ronaldinho" durante el partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones que sus equipos disputaron en el estadio Meazza de Milán, Italia.

Iker Casillas, Xabi Alonso y el brasileño Pato pugnan por el balón. AFP


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual