x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ANÁLISIS

UN "SÍ" RAQUÍTICO

Actualizada Domingo, 4 de octubre de 2009 - 03:59 h.
  • AGUSTÍN MENÉNDEZ | OPINION@DIARIODENAVARRA.ES

N UESTROS conciudadanos irlandeses han decidido enmendarse la plana y dar su apoyo mayoritario al maltrecho Tratado de Lisboa. Las élites políticas europeas han respirado hondo. Sin embargo, sería oportuno que no se dejaran llevar de una euforia ñoña, y fueran conscientes de que se trata de un "sí" muy raquítico, por al menos tres razones.

La primera, y evidente, es que se trata de un "sí" en segunda vuelta. En los últimos 15 meses los irlandeses no se han implicado en un debate vibrante en el que los argumentos en favor del "sí" hayan conseguido persuadir a muchos irlandeses de que se equivocaron hace un año al votar "no". El miedo al desplome (agudizado al ver pelar las barbas del islandés) ha desinflado la creencia de que la prosperidad era fruto exclusivo de la constancia y el trabajo propios, y ha recordado a muchos ciudadanos cuánto debe Irlanda a Europa. Pero si somos sinceros con nosotros mismos, reconoceremos que este sentimiento pro-europeo es bastante superficial y tan egoísta como el nacionalismo, a veces sutil, a veces burdo, que movilizó el campo del "no".

En segundo lugar, el "sí" es raquítico porque los reiterados fracasos del Tratado Constitucional, primero, y del Tratado de Lisboa después, han hecho bien visible la falta de visión y liderazgo político europeo. La larga estación de reformas en la que está atascada la UE se justificó inicialmente afirmando que el viejo continente necesitaba un impulso político, que era necesario recuperar el alma democrática y social de Europa. Si Gordon Brown no sucumbe antes de primavera, el Tratado de Lisboa entrará en vigor en tanto que conjunto de normas jurídicas; como proyecto político, como revulsivo capaz de reavivar el entusiasmo europeo, hace tiempo muerto.

En tercer lugar, entre el bálsamo que las élites políticas europeas dicen que es el Tratado de Lisboa y la realidad, media un gran trecho. Europa tiene un grave problema de incoherencia y de impotencia política. Combinar un mercado único y una moneda única sin una política económica común es pretender la cuadratura del círculo. Las reformas de Lisboa hacen bien poco por resolver este problema. Quizá pronto tengamos un presidente europeo, pero nadie, ni en Bruselas ni en las capitales nacionales (o regionales), podrá diseñar un impuesto de sociedades justo y eficaz (y menos aún si los jueces del Tribunal de Luxemburgo siguen haciéndose un lío colosal con la tributación de los dividendos; de esos polvos vienen los lodos de las Sicav).

Si la respuesta a la crisis financiera de la zona euro ha sido menos vigorosa que la de EE UU (o que la del Reino Unido) en una pequeña parte es por sana cautela, pero en buena medida se debe a que es imposible decidir muchas cosas con la desquiciada división de competencias y de poderes que nos hemos ido dando.

Irlanda dijo "sí"; pero es pronto para decir exactamente a qué.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual