x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Honduras se habitúa al escenario del regreso de Zelaya

Micheletti decidirá el lunes si deroga la suspensión de las garantías constitucionales, mediante la cual se restringe las libertades de movimiento, asociación o prensa en el país

Actualizada Sábado, 3 de octubre de 2009 - 08:37 h.
  • AGENCIAS. Tegucigalpa

Menos de dos semanas después de que el presidente depuesto, Manuel Zelaya, regresara a Tegucigalpa, Honduras se habitúa a una llegada que tomó desprevenidas a las autoridades de facto del país y ha cambiado la disposición de las piezas en el tablero de la crisis política.

Al menos tres muertos y decenas de heridos; un ultimátum a Brasil; la prohibición del regreso de los embajadores de España, Argentina, México y Venezuela; dos medios de comunicación cerrados; un instituto público desalojado por la fuerza, y un estado de sitio que aún dura son algunos de los sumandos en el balance del regreso.

El pasado día 21 y por medios aún no desvelados completamente, Zelaya apareció por sorpresa en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa para regocijo de sus seguidores y estupefacción de sus detractores.

En ese momento, la crisis política desatada el 28 de junio por el derrocamiento de Manuel Zelaya se trababa con el agotamiento del diálogo de San José y la falta en el horizonte de una ruta por donde poder transitar hacia una solución satisfactoria para todas las partes.

Con la llegada del gobernante depuesto, la Embajada de Brasil se convirtió en escenario inicial de peregrinación para los seguidores de Zelaya, y, un día después, en plaza sitiada, después de que un violento operativo policial desalojara el lugar y dejara levantado un dispositivo que impide completamente el acceso al área.

El arribo de Zelaya en coincidencia con el inicio de la Asamblea General de las Naciones Unidas generó impacto inmediato en la escena internacional, y la situación mereció incluso la atención del Consejo de Seguridad que condenó los "actos de intimidación" contra la sede diplomática.

Las autoridades de facto "han sido cuestionadas fuertemente por violaciones de derechos humanos", dijo a Efe Rasel Tomé, uno de los principales asesores del presidente depuesto.

Tomé señaló que los ha visitado "una delegación de Brasil, una de la OEA, y todo esto ha sido generado por la llegada del presidente Zelaya".

"Si no se hubiera producido el regreso, esto no hubiera ocurrido, y esto nos indica que estamos en el camino correcto", agregó, al destacar el efecto revulsivo que tuvo para sus seguidores la llegada de Zelaya.

A los pocos días del regreso, el Gobierno de facto de Roberto Micheletti dio un ultimátum a Brasil para que resolviera y determinara el estatus de Zelaya en su embajada, y dejó sin privilegios a los diplomáticos de España, Venezuela, Argentina y México, a los que incluso exigió retirar las banderas nacionales.

Además, declaró el estado de sitio para cerrar radio Globo y el Canal 36, ambos afines a Zelaya, y desalojar por la fuerza a 55 campesinos del Instituto Nacional Agrario (INA).

Sin embargo, para el analista Raúl Pineda, próximo al Gobierno de Micheletti, la llegada de Zelaya ha hecho desaparecer la "visión apocalíptica" del regreso del presidente depuesto como factor para generar un "escenario de guerra civil".

"La posición que algunos consideran de firmeza y otros de intransigencia le está dando resultados al señor Micheletti", dijo, al señalar que el escenario "indudablemente se ha movido" y ha sacado a la comunidad internacional del posible acuerdo para dejar como única vía de solución el "arreglo político doméstico".

El obispo auxiliar de Tegucigalpa, Juan José Pineda, afirmó esta semana haber recibido "hasta este momento nueve propuestas (de solución) escritas y muchas verbales" y el candidato del gobernante Partido Liberal, Elvin Santos, indicó hoy que se están desarrollando "siete diálogos" para buscar una salida negociada a la crisis.

Santos consideró que el regreso de Zelaya "ha sido un punto que ha dividido a los hondureños y tiene que valorarse la solución", pero subrayó que ésta "no puede ser algo que continúe dividiendo a los hondureños".

Incluso, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se ha entrevistado con Micheletti, un encuentro imposible hace no tanto tiempo y que, según el presidente de facto, se desarrolló en la base militar de Palmerola.

El presidente 'de facto' de Honduras, Roberto Micheletti, anunció además que el próximo lunes su Gobierno se reunirá para decidir si deroga el decreto impuesto la semana pasada y mediante el cual se encuentran en suspenso las garantías constitucionales. La medida se adoptó en respuesta a la vuelta al país de Manuel Zelaya, expulsado de la Presidencia hondureña por un golpe de Estado el pasado 28 de junio.

"El lunes tenemos reunión del Consejo de Ministros para tomar una decisión sobre el decreto", afirmó Micheletti, durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Presidencial y recogida por los medios locales. Además de la comunidad internacional y organismos defensores de Derechos Humanos, empresarios, políticos e incluso el Tribunal Supremo de Elecciones y la Corte Suprema de Justicia hondureños han criticado la iniciativa que entró en vigor el pasado domingo.

La medida permite restringir las libertades de movimiento, asociación o prensa, lo que en la práctica se ha traducido en la cancelación de dos medios --Radio Globo y Canal 36-- afines a Zelaya, que lleva desde el pasado 21 de septiembre, fecha de su regreso a Honduras, refugiado en la Embajada de Brasil.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual