x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Piratas somalíes secuestran un pesquero español en el Índico

El barco fue apresado a 365 millas de la costa de Somalia y se desconoce dónde se encuentra en este momento

Actualizada Viernes, 2 de octubre de 2009 - 18:14 h.
  • AGENCIAS. Madrid

El pesquero vasco Alakrana fue secuestrado este viernes a 400 millas de la costa de Somalia, después de que en su interior se avistaran dos personas armadas con rifles. El atunero tiene una tripulación de 36 personas, de las cuales 16 son españoles, aunque el Gobierno vasco aseguró que no tienen constancia de heridos. Por su parte, el comandante del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, el general de División del Ejército de Tierra, Jaime Domínguez Buj, aseguró que el barco español se encontraba fuera del perímetro de seguridad establecido por la fragata Canarias.

Durante la rueda de prensa ofrecida en la sede del Estado Mayor de la Defensa, el general Domínguez explicó que el aviso de que el pesquero vasco Alakrana estaba siendo atacado por piratas se recibió del mando de operaciones del EMAD a las 5.40 horas de España cuando se encontraba a unas 800 millas de la fragata Canarias y a 400 millas de la costa somalí y de las islas Seychelles. La situación de la fragata española Canarias, en el centro del perímetro de seguridad protegiendo la flota de pesqueros españoles, se distanciaba del atunero Alakrana, que estaba faenando al sur del perímetro de seguridad.

Domínguez Buj anunció que la fragata Canarias remitió al Ministerio de Defensa un informe realizado el pasado jueves en el que comunica que había "verificado" ese mismo día a cuatro esquifes sospechosos de piratería, que finalmente comprobó que eran pesqueros somalíes. Fue entonces cuando, según el comandante del Mando de Operaciones, la fragata española advirtió a los cuatro pesqueros que estaban fuera de su zona de influencia y que le comunicaran si continuarían faenando allí para evaluar si la fragata se aproximaba a esa zona para mayor protección. El mensaje de la fragata sobre las previsiones de los cuatro pesqueros quedó sin respuesta, según el general.

Al ser cuestionado sobre si el Alakrana había comunicado su situación a la fragata y si podía faenar fuera de su zona de influencia, el general respondió que "cada uno es libre y responsable de sus actos". En el atunero viajan 36 personas de diversas nacionalidades, de los que 16 eran españoles, dos son malayos, tres son senegaleses, cuatro de Ghana, dos de Costa de Marfil, ocho indonesios y uno de las islas Seychelles.

Sin heridos

Mientras tanto, el Gobierno vasco confirmó que la embarcación, con sede en Bermeo, fue secuestrado por piratas somalíes en aguas del Océano Índico y anunció que ha creado una comisión de crisis para abordar el conflicto. La consejera de Pesca del Ejecutivo, Pilar Azkue, informó que recibió una llamada de la ministra Elena Espinosa indicando que tenían la "firme sospecha" de que el citado buque podría haber sido secuestrado.

La consejera de Agricultura indicó que el buque no emitió señales de socorro, sino que durante una ronda de control, el barco no contestó a la llamada de seguimiento de seguridad de los buques. Dentro de la operación también se realizaron otras comprobaciones por satélite analizando la caja azul --que da información sobre los movimientos y velocidad del barco--, así como las boyas de emergencia, comprobando que no se habían lanzado al mar. Además, detalló que no hay constancia de que haya heridos.

Unzalu explicó que ella y el lehendakari, Patxi López, se han puesto en contacto con el gerente de Echebastar, empresa a la que pertenece el buque, para manifestarle su "solidaridad y colaboración". Además, precisó que se ha habilitado para los familiares de los tripulantes un teléfono (900 840 120) que estará disponible las 24 horas del día, ya que son conscientes de su "grado de angustia".

De la Vega pide colaboración

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha pedido la colaboración a los países miembros de la Operación Atalanta y en especial a Francia para la liberación del atunero secuestrado. Además, anunció la creación de una comisión de coordinación entre los representantes de los Ministerios de Asuntos Exteriores, Defensa y Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, así como el Director del CNI y el Director del gabinete de Presidencia del Gobierno.

Por la tarde celebraron la primera reunión de esta comisión, aunque a lo largo de toda la jornada ya se habían puesto en contacto. La portavoz del Ejecutivo central expuso que en el Ministerio de Defensa está trabajando la "Célula operativa permanente de coordinación con la operación Atalanta, que está facilitando en este momento todos los datos". A su juicio, la "prioridad" del Gobierno es "preservar la seguridad de la tripulación" y para ello va a contar "con todos nuestros esfuerzos".

Por otro lado, respondió a las acusaciones del PNV contra la ministra de Defensa, Carmen Chacón, por no haber permitido embarcar militares en estos barcos para protegerlos de estas agresiones. En este sentido, De la Vega, consideró que "no es momento de abrir un debate político" sino de "preservar la seguridad de los tripulantes" del pesquero y de que "las víctimas del secuestro estén cuanto antes libres, sanas y salvas".

No obstante, quiso insistir en las recomendaciones que realiza el Ministerio de Asuntos Exteriores a los pesqueros para que faenen en el perímetro de seguridad fijado por la Operación Atalanta, con las medidas de seguridad acordadas y en permanente contacto con la Operación.

Críticas de los pescadores

En este sentido, el presidente de la Cofradía de Pescadores de Bajura de Vizcaya, Iñaki Zabaleta, se mostró convencido de que los piratas no habrían logrado secuestrar al atunero si hubiera faenado con personal del Ejército a bordo. Zabaleta aseguró que, al menos, el capitán y el maquinista son vecinos de Bermeo. "Es una cosa triste, porque estos chavales que están trabajando ahí están con una incertidumbre que no sabes qué es lo que pueden hacer", declaró.

"Lo que no entiende la gente es que los barcos franceses tienen soldados del Ejército bien formados, defendiéndoles en cada barco y aquí no", dijo Zabaleta, quien aseguró que "seguramente si hubiera habido, como se ha pedido, que el ejército interviniera en los barcos, no hubiera pasado eso". "A ver qué van a hacer ahora, porque es triste esta situación", concluyó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual