x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El Gobierno ecuatoriano y los indígenas condicionan el diálogo a la sede del encuentro

El presidente, Rafael Correa, ofreció un avión a los dirigentes para que viajen a Quito

Actualizada Viernes, 2 de octubre de 2009 - 09:23 h.
  • AGENCIAS. Quito (Ecuador)

El Gobierno de Ecuador y el movimiento indígena, que protesta por la denominada Ley de Aguas y la muerte de un manifestante, condicionaron hoy la apertura a un proceso de diálogo a la sede en la que se podría desarrollar el encuentro. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, incluso ha ofrecido un avión para que los dirigentes indígenas viajen a Quito y lo visiten en el Palacio presidencial, donde les ha ofrecido todas las garantías.

Los campesinos, por su parte, amenazan con radicalizar su protesta, si Correa no acude a Unión Base, la sede de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) donde, dicen, ofrecerán al mandatario, asimismo, todas las garantías que requiera.

El llamado al diálogo de una y otra parte se ha fortalecido desde anoche, después que se confirmara la muerte de un profesor indígena, Bosco Wizuma, durante el cierre de una carretera en la provincia amazónica de Morona Santiago.

Humberto Cholango, dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), solicitó la presencia de representantes de Naciones Unidas y de veedores de otros organismos en el eventual diálogo con el Gobierno.

Cholango insistió en que la conversación con el Gobierno se debe realizar en Unión Base, porque esa es la única condición establecida por el movimiento indígena para suspender la protesta.

Correa, por su parte, anticipó que no acudirá a Unión Base, en la provincia amazónica de Pastaza, y recordó que el jefe del Estado es él y merece respeto, además de calificar a la propuesta de la Confeniae como infantil.

Según el presidente ecuatoriano, la dirigencia indígena trata de levantar un escenario en el que aparece como perseguida. "Eso es falso", aseguró el mandatario, tras indicar que esperará mañana a que los líderes de la protesta acudan a su despacho y que, si no lo hacen, deberá ordenar que se restablezca el orden en el país.

Y es que, a la espera del diálogo, la fuerza pública no ha aparecido en los puntos de bloqueo de carreteras en las provincias amazónicas donde se ha concentrado la protesta indígena.

La ausencia de la Policía intenta evitar enfrentamientos en un momento de tensión por la muerte de Wizuma, señaló el ministro de Gobierno (Interior), Gustavo Jalkh, quien rechazó la versión indígena que le responsabiliza por la muerte del profesor.

Jalkh, que hoy recibió en Quito a los 40 policías heridos durante las manifestaciones del miércoles en Morona Santiago, aseguró que fueron los indígenas los que portaban escopetas y dispararon en la protesta, y recordó que el fallecido recibió un impacto de perdigón en la cabeza.

Además, el ministro descartó que vaya a dimitir del cargo, como lo piden políticos de la oposición, que se han subido al tren de la protesta indígena, de la cual han hecho hoy su plataforma política contra el Gobierno.

La legisladora socialcristiana Cynthia Viteri dijo que su grupo pide la salida de Jalkh y de altos jefes de la Policía, así como también el "enjuiciamiento penal" de ellos.

También el opositor Partido Sociedad Patriótica (PSP) responsabilizó a Correa de la muerte de Wizuma y recordó que la protesta se debe a la polémica Ley de Aguas, el nudo de la reacción de los campesinos que temen que con ella se privatice el agua, extremo negado enfáticamente por el Gobierno.

De su lado, el presidente de la Asamblea legislativa, el oficialista Fernando Cordero, llamó a la calma a los ecuatorianos y organizó una comisión parlamentaria para que investigue los hechos violentos en la Amazonía.

Wizuma ya fue declarado como mártir por los indígenas y por el gremio de maestros, la Unión Nacional de Educadores, que también protesta contra una reforma educativa y exige la restitución de profesores despedidos por participar en las manifestaciones.

Los indígenas, que iniciaron un levantamiento el pasado lunes, aseguran que continuarán con la protesta y que la fortalecerán paulatinamente hasta que el Gobierno se siente a dialogar en el sitio por ellos fijado.

Correa, por su parte, espera que los dirigentes indígenas, otrora aliados suyos, no sigan con la protesta aprovechada por la oposición como caballo de batalla, y asegura que con su propuesta de diálogo se podrían hacer los cambios necesarios a su proyecto de Ley de Aguas, al que ahora considera "perfectible".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual