x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Rotundo y amargo triunfo de Luque en Corella

El sevillano se enfadó porque no le concedieron un rabo y será sancionado por encararse con el palco

Actualizada Miércoles, 30 de septiembre de 2009 - 04:00 h.
  • KOLDO LARREA . CORELLA .

Rico en sucesos y anécdotas resultó ayer el último festejo de la feria de Corella y de la temporada taurina de Navarra. Rico por variado y por polémico. Daniel Luque, debutante en la barroca ciudad navarra, bordó el toreo frente al tercero, dejó una faena para el recuerdo. El público pidió el rabo para el joven sevillano. El palco, por su parte, con muy buen criterio, no lo concedió ya que el trasteo había carecido de mano izquierda.

Tal decisión sintió muy mal al espada de Gerena, que mostró poca educación al hacer gestos desairados a la presidencia tanto al cobrar las dos orejas como después de la vuelta al ruedo. Magnífica faena y pésimo comportamiento, motivador de sanción por desacato a la autoridad. Su triunfo, esas dos orejas ganadas a ley tendrán un precio. El torero debe hacer eso, torear y callar, debe saber aguantar el chaparrón incluso en los peores momentos y respetar siempre lo que decida el palco, que para eso está, para tomar decisiones como principal autoridad.

En un sentido positivo, Luque dejó cristalinamente claro que será figura, y mandona, del toreo. Ante ese tercer toro, mal llamado Remiendo, un verdadero bombón, por su nobleza y docilidad, ofreció una magistral lección de quietud templada. Atornillados sus pies en la arena, los derechazos y redondos se sucedieron en un palmo de terreno y en muy cortas distancias. Fue un trasteo de esos tan escasos en los que el tiempo parece no pasar y el público acaba levantado de sus asientos. Lo culminó con una gran estocada, arriba, hasta la bola, que despejó cualquier duda sobre ese doble trofeo.

Después, llegó la anécdota. El sexto fue devuelto por defecto en una mano. Costó Dios y ayuda devolverlo al corral y, cuando se consiguió, sorpresivamente, el toro apareció en el callejón; todo fue un gran susto sin mayores consecuencias. Salió un manejable sobrero y Luque volvió a mostrar la calidad de su toreo pero esta vez falló al matar y se negó tanto a saludar como, seguidamente, a salir a hombros. Si logra templar su carácter como su muleta será un gran torero; de lo contrario....

El Cordobés estuvo como siempre... simpático. Se mostró muy cómodo con dos toros tan nobles como blandos y realizó dos trasteos largos, repletos de derechazos vulgares.

A Marco le volvió a tocar bailar con la más fea, con dos toros sin clase alguna y con complicaciones. Dio la cara, estuvo por encima de ellos y bien mereció una oreja de su primero.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Daniel Luque bordó el toreo en redondo y cobró dos justas orejas en el último festejo de la feria corellana. K. L.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual