x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EDITORIAL

UPN-CDN: Sanz confirma la ruptura

A quien repercute de verdad esta crisis en mitad de la legislatura es al ciudadano

Actualizada Martes, 29 de septiembre de 2009 - 04:00 h.

La ruptura de UPN y CDN en el Gobierno de Navarra, anunciada ayer por Miguel Sanz, cuyo ultimátum rechazó el CDN, no cambia el mapa político de mayorías en el Parlamento Foral.

L A crisis abierta en el Gobierno de Navarra, a causa del posicionamiento anunciado por el CDN ante la modificación de la Ley del Vascuence, terminó ayer en ruptura, porque los convergentes desoyeron la advertencia de UPN, materializada en última instancia por el presidente Sanz. A mitad de legislatura, no hay movimientos casuales y limitarlos al mero reparto de carteras y aun a la coherencia partidista de unos y otros ante la sensible cuestión del euskera llevaría a conclusiones inútiles, aunque ciertas. La gran cuestión de fondo es la topografía política ahora resultante cara al bienio restante de la legislatura. La presencia de CDN en el Gobierno nada le aporta ya a UPN, obligado por las matemáticas a entenderse irremediablemente con el PSN para lograr mayorías absolutas en el Legislativo. Desprovisto de las ataduras del PP, por su flanco derecho, el partido regionalista convivía con unas siglas que en términos prácticos no le daban votos decisivos. Sin ese potencial es incomprensible el desmarque que ha intentado el partido de José Andrés Burguete, a sabiendas de lo que se jugaba. Ambos partidos en el Gobierno están abocados a disputarse el mismo espacio, pero aun así no había razones de peso para que no concluyesen de la mano su mandato. CDN tenía mucho que perder y poco que ganar. De qué les ha valido su jugada sobre la nueva zonificación lingüística si su concurso no es necesario para cambiar la mayoría de la Cámara, donde deciden NaBai, PSN e IUN. CDN tenía que elegir entre seguir en el Gobierno, cumpliendo su acuerdo con UPN, o demostrar fuera del poder su autonomía como partido. Ha optado, pero cuesta creer que esta decisión aliente esperanzas electorales. Sanz conoce los sondeos que finiquitan a CDN y con su decisión los apuntilla, al tiempo que satisface la petición socialista de recortar carteras. A falta de que se hagan oficiales los ceses o destituciones de Pérez-Nievas y de Esparza, la crisis de Gobierno se ha resuelto en clave presidencial. Es posible que el desenlace responda a motivaciones estratégicas, pero que se paralice a estas alturas la acción en departamentos fundamentales como Educación y Vivienda es difícil de digerir.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • La patada a CDN responde únicamente a cálculos electorales de UPN, aunque tanta ruptura con los socios de gobierno seguramente tenga consecuencias negativas en las urnas... Les queda de consuelo que la alternativa de la oposición es desalentadora...Dios nos pille confesados...

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual