x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EL BLOC J.M. ESPARZA

El fútbol directo

Las imprecisiones en el juego y la acertada y valiente labor arbitral marcaron un partido donde lo mejor fue el resultado

Actualizada Jueves, 24 de septiembre de 2009 - 04:00 h.

L OS primeros tres puntos llegaron de una forma rara, merecida, porque en el cómputo global el Valladolid resultó bastante inferior, pero rara. Se trata de un gran resultado, pero no brillante. El encuentro estuvo marcado por las imprecisiones en el juego -basta repasar los fallos de portero o defensas en los tres goles- y las acertadas decisiones arbitrales. La valentía de Paradas Romero favoreció a Osasuna, beneficiado a la postre de la inferioridad numérica pucelana.

Sin embargo, no supo rentabilizarla como debía. Dada la situación creada en el terreno de juego, las circunstancias invitaban a conseguir una victoria de las de recordar, pero en lugar de convertirse en goleada quedó un tanto ramplona, pese a la alegría de los tres puntos, que tanta falta hacían, y del ilusionante estreno de Jorge Galán, algo que nunca olvidará el joven canterano.

El zapatillazo de Pandiani cambió el partido. Hasta entonces el control y la llegada tuvieron color pucelano, dueño de la parcela creativa y con un planteamiento más agresivo. Mendilibar entregó la manija a Font , le dio libertad de movimiento, sin responsabilidades de marca, y el ex osasunista dejó constancia de su clase. Pero el gol desencajó ese esquema y el Valladolid pareció sentenciado poco después con la primera expulsión.

No fue casual que el balón llegara directo en los dos goles desde la defensa, sin pasar por la parcela ancha, donde los rojillos tuvieron muy poca presencia. Así es como elaboró Osasuna el juego directo en el que insiste su técnico. Así ganó Javier Clemente dos Ligas, sorprendiendo al contrario con un saque en largo de Zubizarreta, que relanza un jugador para que un tercero envíe el balón a la red. Además, el Valladolid alimentó la estrategia rojilla con su planteamiento de tres defensas, que dejaron abundantes espacios en la cobertura albivioleta.

A partir de ahí, Osasuna pudo machacar, pero no acabó de romper con su juego. Además, Mendilibar amenazó el triunfo al recomponer su equipo (tres sustituciones en 20 minutos), mientras que los rojillos no rentabilizaron convenientemente la superioridad al no varia su esquema táctico. Afortunadamente, la irrupción posterior de savia nueva facilitó una victoria que esta vez no se podía escapar.

Los tres puntos alimentan esperanzas pero, siendo realistas, no acaban de despejar dudas. Lo mejor que deja el partido es el resultado. No es poco, pero la Liga es larga y, por decirlo, así no siempre arbitrará Paradas Romero ni estará Jacobo de portero. Es preciso jugar más.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Pues a mi el juego directo no me gusta. El rival puede ver perfectamente que siempre los balones buscan a Pandiani desde cualquier situación y con anularlo le basta. Ademas si apoyaramos el juego directo.... pues quizas, pero es que nunca hay gente para coger los rechaces que quedan, ni ofensiva ni defensivamente. Jugad como dios manda y con 2 cojones mas que los demas y vereis que directos vais para arriba.Juanma
  • Hasta el gol el dominio fue del Valladolid. Juego directo es igual a zapatazo adelante sin que los centrocampistas puwedan intervenir. Así ganó Clemente dos ligas... en la primera mitad de los ochenta. Los tres puntos alimentan esperanzas pero, siendo realistas, no acaban de despejar dudas. Lo mejor que deja el partido es el resultado.fredo

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual