x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Zelaya dice a sus seguidores que "nadie" le vuelve a sacar de Honduras

Anunció que va a quedarse en la embajada de Brasil y que está "comprometido con el pueblo hondureño"

Actualizada Martes, 22 de septiembre de 2009 - 08:50 h.
  • AGENCIAS. Tegucigalpa

El derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dijo hoy que "nadie" le "vuelve a sacar" de su país y que la consigna tras su regreso seguirá siendo "patria, restitución o muerte". "A partir de ahora nadie nos vuelve a sacar de aquí, por eso nuestra posición es patria, restitución o muerte", enfatizó Zelaya ante miles de seguidores que permanecen apostados frente a la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde el depuesto gobernante permanece desde primeras horas de hoy.

Zelaya anunció que va a quedarse en esa embajada y que está "comprometido con el pueblo hondureño", al que agradeció porque, según él, está llegando desde diferentes regiones del país para apoyarlo.

"Quiero decirles que estoy comprometido con el pueblo hondureño y que no voy a descansar ni un día, ni un minuto, hasta bajar a la dictadura del poder que no les corresponde", recalcó mientras sus seguidores, algunos subidos en los muros de la embajada de Brasil y de otros edificios y casas vecinos, coreaban consignas a su favor.

"Somos un pueblo unido y un pueblo vencedor", expresó Zelaya.

A los seguidores que le quieren ver les dijo que "no se preocupen", que no piensa marcharse de Honduras, aunque "la primera vez -el 28 de junio pasado- me agarraron descuidado, dormido".

En esa fecha, los militares detuvieron a Zelaya en su casa y, en ropa de dormir, lo obligaron a abordar un avión en el que lo llevaron por la fuerza a Costa Rica.

"Ahora vamos a dormir juntos, nadie nos vuelve a sacar de aquí", recalcó Zelaya, quien asumió el poder el 27 de enero de 2006 para un mandato de cuatro años.

Agregó que "el mundo apoya a Honduras y Honduras apoya al mundo con la democracia".

"No vamos a rendirnos", aseguró, y luego se burló de las autoridades del Gobierno de facto, de las que dijo que creyeron que lo iban a detener en la frontera.

"Aquí estoy, vivito y coleando", dijo.

Indicó que él y sus seguidores no se irán de las calles frente a la embajada de Brasil "hasta que caiga la dictadura" y "los tiranos" estén "fuera".

El derrocado presidente se definió como "un olanchano humilde pero trabajador" que les demostró valor "en las fronteras, en los retenes", a las autoridades de facto.

"No se dieron cuenta (...) que tenemos más estrategias, más capacidad de organización que cualquiera de los que hoy pretenden mantener el poder a través de la fuerza", dijo Zelaya.

Agregó que desde esta noche la resistencia contra los golpistas se comenzará a organizar "en equipos de trabajo".

La hilaridad fue mayor cuando Zelaya pidió a sus seguidores levantar la mano "los que quieren que se vaya la dictadura de Casa Presidencial".

Insistió en que quiere que las cosas se hagan sin violencia, y que demostrarán "que pacíficamente los hondureños somos capaces de recuperar lo que hemos perdido o lo que nos quieren robar".

Acompañan a Zelaya en la sede diplomática brasileña, su esposa, Xiomara Castro; su madre, Hortensia Rosales, y su hija, Hortensia, también conocida como "la Pichu", entre otros familiares y amigos.

"Restitución o muerte" a sus seguidores

El derrocado presidente hondureño Manuel Zelaya se mostró desafiante hoy y en una arenga a sus seguidores planteó que la opción es "Patria, restitución o muerte", en referencia a que viene a dar lo último para volver al poder. Miles de sus enfervorizados seguidores lo aclamaron en las afueras de la embajada de Brasil en Tegucigalpa, desde cuya terraza Zelaya se dirigió a la gente.

El defenestrado mandatario, que oficialmente es "huésped" de la misión diplomática, dijo a sus parciales que "nadie me volverá a agarrar dormido y mi posición es patria, restitución o muerte".

Zelaya hacía referencia a que cuando fue arrestado y expulsado de Honduras el pasado 28 de junio por comandos militares se encontraba en su residencia particular durmiendo.

Asimismo, dijo que no se va "a rendir, creyeron que me iban a parar a la frontera, pero aquí estoy vivito y coleando".

Se burló del gobierno de facto y los militares que lo sacaron del país al afirmar que no se enteraron de que "tenemos más estrategias, capacidad y organización".

Zelaya regresó hoy lunes a Honduras, tras pasar 86 días en el exilio.

El gobierno le pidió a Brasil que "entregue" a Zelaya para que pueda ser juzgado por los tribunales de justicia, donde la Fiscalía General presentó 18 cargos contra su persona, incluyendo traición a la patria y abuso de autoridad.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual