x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
DEPORTES

España se escribe con oro

Pau Gasol volvió a liderar al equipo y fue elegido además MVP del torneo, con lo que cerró su mejor año personal

Actualizada Lunes, 21 de septiembre de 2009 - 04:00 h.
  • EFE. KATOWICE (POLONIA)

La selección española consiguió una medalla de oro histórica en el campeonato de Europa de baloncesto al vencer al combinado de Serbia por 85-63, tras disputar una final que dominó de principio a fin y en la que no dio opción alguna a su rival gracias a su baloncesto total.

La selección era consciente de que tenía que comenzar fuerte, seria y segura, y lo hizo usando las armas habituales de los serbios: la perfección en los triples con tres de tres a cargo de Navarro, Ricky y Garbajosa.

No fueron tres triples seguidos, sino que la selección los encajó en su juego interior-exterior hasta desorientar completamente a los jugadores serbios, que ya no sabían hacia donde cargar la defensa.

Además, España comenzó a ajustar su defensa. Presionando, ayudando, corriendo. Ante tantas virtudes, Serbia no tenía otro remedio que ir perdiendo comba en el marcador, hasta que Raúl anotó en un contraataque el 20-7, la guinda que faltaba.

Al final del primer cuarto, el equipo nacional ya había sentado las bases de su intención, con un 24-14 que ponía las cosas muy difíciles a los jóvenes serbios.

Cinco personales

El inicio del segundo cuarto fue un tanto extraño porque a España le pitaron cinco personales en un minuto y medio, pero salió a la pista Pau Gasol y todos se tranquilizaron.

Con Pau en el parqué, España volvió a su ser, a su juego y a su tarea. Felipe Reyes imantó los balones bajo los aros y Pau y Ricky rentabilizaron su particular conexión con un par de alley hop que fueron muy aplaudidos por la Infanta Elena.

Las ventajas comenzaron a dispararse porque la selección no quitó el pie del acelerador y llegó a alcanzar los 23 puntos, 47-24, a los 18 minutos, y 52-29, al final del período.

Serbia ya no sabía cómo atacar, y menos aún cómo defender a un combinado ávido de entrar en la historia, ávido de conseguir una medalla de oro después de seis de plata en casi 75 años de campeonatos de Europa.

España ya no era la selección físicamente limitada de inicios de campeonato, que perdió con Serbia en el primer partido por 66-57, sino que ahora era una máquina perfectamente engranada, en la que todas las piezas respondían a la perfección y que todas juntas multiplicaban su teórica calidad individual.

Serbia tiró de orgullo y de la calidad que tienen por arrobas para intentar apretar el marcador, pero el equipo nacional llevaba mucho tiempo esperando ser investido de oro y no estaba dispuesto a dejar la más mínima opción a nadie.

Por eso no fue una final bonita, ni competida. España no dio opción a nada. Se instaló en la veintena de puntos de ventaja y no permitió que la emoción entrara en un partido que habían ganado desde el principio.

Baloncesto total

Cuando Serbia se puso a 14 puntos, 58-44, siguió trabajando, en defensa y en ataque, en contraataques y en robos; en hacer su baloncesto total que le había llevado hasta la final y que debía conducirle hasta lo más alto del podio europeo por primera vez en la historia.

En apenas dos minutos, volvió el margen de seguridad de los veinte puntos, 66-44, sin permitirse los españoles siquiera un segundo para coger aire. Con el 67-44, España concedió un parcial de 15 iguales que dejaba la final prácticamente sentenciada.

Ante unos 11.000 espectadores en el Spodek Arena, el gran protagonista del triunfo español volvió a ser el jugador de Los Angeles Lakers Paul Gasol, con 18 puntos y 11 rebotes. La estrella de 2,15 metros fue elegida con toda justicia como el Jugador Más Valioso (MVP) del torneo.

Los últimos diez minutos fueron ya de auténtico trámite, con los titulares disfrutando del juego de sus compañeros, que no desmereció, sino al contrario. Los intentos de triple de Marc y Reyes fueron la única licencia, mientras en el banco español ya se celebraba la victoria.

España se escribe desde ahora con mayúsculas y en letras de oro.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Los jugadores de España celebran su victoria ante Serbia hoy, 20 de septiembre de 2009, en la final del Campeonato de Europa de Baloncesto que se lleva a cabo en Katowice (Polonia).

Jorge Garbajosa se abraza con Pau Gasol para celebrar la victoria en la final del Eurobasket. REUTERS


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Viva la ÑBA, gracias por el momento tan grande que nos habéis hecho pasar. Yo soy español, español, español...
  • Enhorabuena, Campeones, este País llamado España os esta agradecido.GRANDES, SOYS GRANDES, MUY GRANDES, EN TODOS LOS SENTIDOS!!!!!!navarro
  • Grande España!Q gran equipo de basket!pamplones

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual