x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FIESTAS

Tranquilidad en los encierros hasta el último día

El estellés Íñigo Plaza Sanz, de 19 años, se llevó los cien euros del premio a los mejores recortes en la suelta de vaquillas

Actualizada Viernes, 7 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • M. M. E. . ESTELLA

La tranquilidad fue de nuevo ayer la nota dominante de los dos encierros del día. Por la mañana, las reses de la ganadería Herederos de Ángel Macua, de Larraga, protagonizaron una carrera limpia y rápida. No hubo ningún incidente y la manada completó compacta los casi mil metros que separan los corralillos de la calle Ruiz de Alda con la plaza de toros en dos minutos y medio exactos.

Ni siquiera se desdobló cuando se encontraron de frente con la habitual barricada que unos cuarenta jóvenes volvieron a colocar al final de la plaza de Santiago. El plástico y las chapas de aglomerado que utilizaron no detuvieron a las seis vacas y un cabestro que habían salido de inicio. No les acompañó un segundo buey porque quedó rezagado por agotamiento en el encierrillo de las ocho de la mañana y, a la altura de la plaza de Santiago, regresó de nuevo a la plaza.

El único manso, de unos 600 kilos, encabezó la manada en todo momento y consiguió que el resto no se distrajera con las llamadas de los corredores. La plaza esperó la llegada de los astados a medio gas, pero se fue llenando poco a poco hasta casi completar su aforo para presenciar la penúltima suelta de vaquillas de estas fiestas, cuyo espectáculo se hizo esperar.

No fue hasta la última vaca, un ejemplar negro, cuando los recortadores ofrecieron sus mejores artes. Cuatro saltos por encima (entre ellos, uno mortal y otro del ángel) arrancaron los aplausos de una grada que ya se había animado con la vaca anterior al intentar saltar al callejón en dos ocasiones.

El estellés Íñigo Plaza Sanz, de 19 años, convenció ayer al jurado y fue él quien se llevó los cien euros del premio a la mejor actuación. Se sumó así a una lista que ha reconocido las maneras de otros cinco jóvenes estas fiestas. "Era el último día y había que darlo todo. Además había mucha competencia", dijo. El estellés lleva cinco años probando quiebros, saltos y cortes sobre la arena. "La afición me la contagió mi hermano", dijo.

En el encierro de la tarde se mantuvo la misma tónica. No hubo incidencias en ninguna de las dos carreras de la manada ni en la suelta de vaquillas posterior en la plaza de toros.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

La manada al final del trayecto de la avenida Yerri, custodiada por los mozos, durante el encierro matutino de ayer. MONTXO A. G.

La concejal Mayte Alonso, Íñigo Plaza Sanz (ganador del premio) y Manuel Carretero Gómez, presidente del Club Taurino de Estella. MONTXO A. G.

Una de las vacas que intentó sin éxito saltar al callejón. MONTXO A. G.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual