x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

La crisis llegó también a los pasillos

Rajoy se creció ante el fervor de sus diputados pero Zapatero no se dejó amedrentar

Actualizada Miércoles, 13 de mayo de 2009 - 04:00 h.
  • ARANTZA PRÁDANOS . COLPISA. MADRID

HACE dos años, cuando el último debate del estado de la Nación, España era aún la Disneylandia del ladrillo, un "cerdo volador" de la eurozona -descripción del Financial Times-, el país donde cada ciudadano alojaba un potentado. Hoy la burbuja inmobiliaria es un lastre, el cerdo se ha estrellado y habitamos en el planeta crisis. El Congreso se sumó ayer al canto fúnebre con una sesión luctuosa y bronca.

Un debate de política general sin espacio para nada más que el paro, el déficit público, la crisis crediticia, el agujero de las arcas públicas... Una juerga.

La cara de penitente del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, cada vez que alguien mentaba los cuatro millones de parados daba para un tratado. La de Pedro Solbes, ex de Economía y probablemente el tío más feliz del hemiciclo por lo que se ha quitado de encima, también.

Sea por depresión colectiva, por austeridad o por desgana, sus señorías se vistieron de gris ellos, en tonos apagados y mortecinos ellas. Tradicionales faros cromáticos como la vicepresidenta María Teresa Fernández de La Vega o la diputada Rosa Díez se dieron a los tonos cárdenos. Hasta la melena flamígera de la senadora socialista Carmen Alborch ha perdido lustre. Será la crisis.

La mañana pasó de trámite, entre el mea culpa de José Luis Rodríguez Zapatero por negar la crisis como San Pedro y el despliegue de una gavilla de medidas anticrisis.

Por la tarde el olor a "sangre" dialéctica calentó las bancadas de socialistas y "populares", entregados a jalear a sus respectivos líderes. Una vez más, ese duelo lo ganó el PP. ¡Cómo aplauden cuando quieren! Eso debió de pensar Rajoy, que tuvo que levantarse a saludar a los suyos después de su primera y afortunada réplica.

Intercambio de papeles

El pulso entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición vivió un cierto intercambio de papeles. Hace un año, en el debate de investidura, ZP salió retador y perdonavidas frente a un Rajoy con dos derrotas electorales encima y cuestionado entre los suyos. Ayer, el gallego sacó el látigo, chulito por momentos, armado con los números rojos de la crisis.

Se le vio crecido ante el fervor "mariano" de sus diputados. Ocurre, sin embargo, que ZP es buen gladiador y venía curtido de su última comparecencia plenaria. Si alguien esperaba verle en la lona con un ojo morado, que pida cita para el debate de 2010.

Fuera de la arena, Esperanza Aguirre entabló animada charla con la mujer de Rodríguez Zapatero, Sonsoles Espinosa, y el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, en la tribuna de invitados.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

La esposa de Zapatero, Sonsoles Espinosa, conversa en la tribuna de invitados con Esperanza Aguirre. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual