x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONMANO

Sin acierto ni fortuna

El equipo navarro, que perdió ayer por lesión a Crowley, cae al quinto puesto de la Liga

Actualizada Jueves, 16 de abril de 2009 - 04:00 h.
  • J.J. IMBULUZQUETA.. PAMPLONA.

Volvió a ocurrir. El Portland nadó ayer con todas sus fuerzas para acabar ahogado en la orilla. Si en el Palau el equipo navarro peleó y tuteó al Barcelona durante 35 minutos con un equipo muy mermado, ayer, ante un Ciudad Real en un momento dulce, aguantó hasta el minuto 49 pero el final fue el mismo: cayó goleado.

El equipo navarro le echó orgullo, jugó muy bien en defensa pero le faltó acierto en ataque -fallaron hasta 4 siete metros- ante un Hombrados inmenso (acabó firmando un 53% de acierto, con 21 paradas).

De esta forma, el cuadro albiazul suma ya cuatro derrotas consecutivas que lo han llevado del tercer al quinto puesto de la Liga. El equipo navarro, que ayer sumó una nueva lesión al dañarse el tobillo izquierdo Crowley (hasta ayer el único extremo izquierdo sano del equipo), ha tocado fondo. Quedan seis partidos, entre ellos uno trascendental ante el Valladolid, y el equipo albiazul -al menos si demuestra la actitud y ganas en los próximos partidos que las vistas ante Ciudad Real y Barcelona y no sufre más lesiones- ya no puede hacer otra cosa que mejorar en la clasificación.

El equipo albiazul, con un gran Saric (40% de acierto) y aprovechando el acierto desde su lateral derecho, reaccionó al inicio manchego (4-7, m.11) y, con una defensa intensa, llevó al líder de Liga a cometer varios tiros precipitados. Eso, unido a las exclusiones de Stefansson y Morros (seguida poco después por la sanción a Roberto y Jakobsen tras un rifi rafe), hizo que el Portland llegase al descanso con un 10-10 y la sensación de que no todo estaba perdido.

Pero, en la reanudación, la fortuna dio la espalda a los de Chechu Villaldea. A los cuatro minutos Crowley se lesionó -Villaldea sacrificó en ese puesto a un primera línea como Niko en un principio y, luego, colocó a Dominikovic-. Para colmo de males, los árbitros -a los que les vino grande el partido, malos para ambos equipos, con un criterio dispar y demasiados rigurosos con los locales- comenzaron a desesperar a los antonianos y la defensa manchega se creció ante el recital de Hombrados, facilitando numerosas contras. Eso hizo que el Ciudad Real endosase un 1-6 (12-16, m.38) y, aunque el Portland en un último esfuerzo puso el 18-20 (m.49), a sentenciar con otro 1-6 final (19-26).

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Cristian Malmagro, aunque con molestias, forzó ayer. En la foto trata de superar a un Hombrados que ayer estuvo excepcional. JAVIER SESMA

Jorgensen jugó ayer de nuevo en ataque y en defensa. JAVIER SESMA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual