x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Las obras del ilustrador del billete de mil pesetas, en Valladolid

"Homenaje al Pintor Juan Antonio Morales" recoge una treintena de dibujos del artista

Actualizada Viernes, 6 de febrero de 2009 - 15:51 h.
  • AGENCIAS. Valladolid

Un cuarto de siglo después de la última exposición de Juan Antonio Morales (1909-1984), el mismo año de su fallecimiento, la ciudad de Valladolid ha vuelto a redescubrir a uno de sus pintores a través de una retrospectiva dedicada al ilustrador del billete de las mil pesetas y autor del telón del Teatro Real. El popular billete de las mil pesetas, de curso legal a mediados de los años cincuenta del pasado siglo, cuenta en uno de sus lados con la efigie de los Reyes Católicos que, en el caso de Isabel de Castilla, "se inspiró en La Virgen de la Mosca, un pequeño cuadro del siglo XV conservado en la Colegiata de Toro (Zamora)".

Así lo ha explicado el profesor Miguel Ángel García, comisario de la muestra "Homenaje al Pintor Juan Antonio Morales", una treintena de dibujos y óleos que podrán verse hasta el 26 de febrero en el Colegio Lourdes, con motivo del 125 aniversario de este centro educativo donde estudió el artista entre 1923 y 1925.

Pero también fue Morales, en los años sesenta del siglo XX, el autor del boceto del entonces telón del Teatro Real de Madrid, décadas después de haber prestado su talento a La Barraca, la compañía estatal de teatro cuya dirección encargó la Segunda República al poeta Federico García Lorca, ha recordado el comisario.

Nacido en Villavaquerín (Valladolid) en 1909, fue un artista inclasificable, de gran oficio, "a quien la pintura libró de la cárcel y de un seguro fusilamiento" por mediación de su amigo José Caballero y de Daniel Vázquez Díaz, su maestro en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Amigo también de personajes como Maruja Mallo, de Miguel Hernández, García Lorca y Pablo Neruda, conoció el cubismo ("Composición cubista" -1933-) y coqueteó con el surrealismo en la línea más onírica ("El marinero ciego" -1932-), antes de que la Guerra Civil (1936-1939) le sorprendiera en el bando republicano, del cual fue teniente cartógrafo.

En la contienda ilustró libros para los soldados en el frente, como fue una edición especial del "Romancero gitano" de García Lorca, y pintó carteles con fines propagandísticos dentro de una época que el comisario de la exposición ha definido como "un descanso en su etapa pictórica".

Detenido, encarcelado y a punto de ser pasado por las armas, Juan Antonio Morales subsistió en la posguerra como diseñador de decorados e incluso montador de tribunas para actos de exaltación del dictador.

En los años cuarenta conoció a Elena Blanco, a la que retrató en 1948 y quien le introdujo en los ambientes de la burguesía y aristocracia madrileña, un nuevo filón que desembocó en cuadros de personajes públicos como Francisco Franco y su esposa, Carmen Polo, y de miembros de la Casa de Alba, entre otros.

Tras ser nombrado director de la Academia de España en Roma (1974) su pintura se volvió "más delicada y efectista" ("Roma" -1976- y "Maxim's" (1977), aunque no abandonó su condición de retratista, como así lo atestiguan los tres dibujos a la sanguina que en 1973 realizó a los tres infantes de España, Felipe, Elena y Cristina de Borbón.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Un cuarto de siglo después de la última exposición de Juan Antonio Morales (1909-1984), el mismo año de su fallecimiento, la ciudad de Valladolid ha vuelto a redescubrir a uno de sus pintores a través de una retrospectiva dedicada al ilustrador del billete de las mil pesetas y autor del telón del Teatro Real.

Un cuarto de siglo después de la última exposición de Juan Antonio Morales (1909-1984), el mismo año de su fallecimiento, la ciudad de Valladolid ha vuelto a redescubrir a uno de sus pintores a través de una retrospectiva dedicada al ilustrador del billete de las mil pesetas y autor del telón del Teatro Real.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual